Biblia online - Dios Habla Hoy

Hechos 17

El alboroto en Tesalónica

1En su viaje, Pablo y Silas pasaron por Anfípolis y Apolonia, yluego llegaron a Tesalónica, donde los judíos tenían unasinagoga.
2Pablo, según su costumbre, fue a la sinagoga, y cada sábado,durante tres semanas seguidas, discutió con ellos, basándose enlas Escrituras.
3Les explicaba que el Mesías tenía que morir, y que despuésde muerto tenía que resucitar. Les decía: --Este mismo Jesús que yo les anuncio a ustedes, es el Mesías.
4Algunos de los judíos creyeron, y se unieron a Pablo y Silas.También creyeron muchos griegos que adoraban a Dios, y muchasmujeres distinguidas.
5Pero esto hizo que los judíos que no creían se llenaran decelos, y que reunieran a unos malvados que andaban ociosos por lacalle para que alborotaran y perturbaran la ciudad. Atacaron ademásla casa de Jasón, buscando a Pablo y a Silas para sacarlos yentregarlos a la gente;
6pero como no los encontraron allí, llevaron a rastras a Jasóny a algunos otros hermanos ante las autoridades de la ciudad,gritando: --¡Estos hombres, que han trastornado el mundo entero, tambiénhan venido acá,
7y Jasón los ha recibido en su casa! ¡Todos ellos estánviolando las leyes del emperador, pues dicen que hay otro rey, quees Jesús!
8Al oir estas cosas, la gente y las autoridades se inquietaron.
9Pero Jasón y los otros dieron una fianza, y los soltaron.

Pablo y Silas en Berea

10Ya de noche, los hermanos hicieron que Pablo y Silas partieraninmediatamente hacia Berea. En cuanto llegaron, se dirigieron a lasinagoga de los judíos.
11Estos judíos, que eran de mejores sentimientos que los deTesalónica, de buena gana recibieron el mensaje, y día tras díaestudiaban las Escrituras para ver si era cierto lo que se lesdecía.
12De modo que muchos de ellos creyeron, y también creyeronmuchos de los griegos, tanto mujeres distinguidas como hombres.
13Pero cuando los judíos de Tesalónica supieron que Pabloestaba anunciando el mensaje de Dios también en Berea, se fueronallá, y empezaron a alborotar y perturbar a la gente.
14Pero los hermanos hicieron que Pablo saliera sin demora haciala costa, mientras Silas y Timoteo se quedaban en Berea.
15Los que acompañaban a Pablo fueron con él hasta la ciudad deAtenas. Luego volvieron con instrucciones para que Silas y Timoteose le reunieran lo más pronto posible.

Pablo en Atenas

16Mientras Pablo esperaba en Atenas a Silas y Timoteo, seindignó mucho al ver que la ciudad estaba llena de ídolos.
17Por eso discutía en la sinagoga con los judíos y con otrosque adoraban a Dios, y cada día discutía igualmente en la plazacon los que allí se reunían.
18También algunos filósofos epicúreos y estoicos comenzaron adiscutir con él. Unos decían: --¿De qué habla este charlatán? Y otros: --Parece que es propagandista de dioses extranjeros. Esto lo decían porque Pablo les anunciaba la buena noticiaacerca de Jesús y de la resurrección.
19Entonces lo llevaron al Areópago, y le preguntaron: --¿Se puede saber qué nueva enseñanza es esta que tú nostraes?
20Pues nos hablas de cosas extrañas, y queremos saber quésignifican.
21Y es que todos los atenienses, como también los extranjerosque vivían allí, solo se ocupaban de oir y comentar las últimasnovedades.
22Pablo se levantó en medio de ellos en el Areópago, y dijo: "Atenienses, por todo lo que veo, ustedes son gente muyreligiosa.
23Pues al mirar los lugares donde ustedes celebran sus cultos,he encontrado un altar que tiene escritas estas palabras: 'A un Diosno conocido'. Pues bien, lo que ustedes adoran sin conocer, es loque yo vengo a anunciarles.
24"El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que hay en él,es Señor del cielo y de la tierra. No vive en templos hechos porlos hombres,
25ni necesita que nadie haga nada por él, pues él es quien nosda a todos la vida, el aire y las demás cosas.
26"De un solo hombre hizo él todas las naciones, para quevivan en toda la tierra; y les ha señalado el tiempo y el lugar enque deben vivir,
27para que busquen a Dios, y quizá, como a tientas, puedanencontrarlo, aunque en verdad Dios no está lejos de cada uno denosotros.
28Porque en Dios vivimos, nos movemos y existimos; como tambiénalgunos de los poetas de ustedes dijeron: 'Somos descendientes deDios.'
29Siendo, pues, descendientes de Dios, no debemos pensar queDios sea como las imágenes de oro, plata o piedra que los hombreshacen según su propia imaginación.
30Dios pasó por alto en otros tiempos la ignorancia de lagente, pero ahora ordena a todos, en todas partes, que se vuelvan aél.
31Porque Dios ha fijado un día en el cual juzgará al mundo conjusticia, por medio de un hombre que él ha escogido; y de ello diopruebas a todos cuando lo resucitó."
32Al oir eso de la resurrección de los muertos, unos seburlaron y otros dijeron: --Ya te oiremos hablar de esto en otra ocasión.
33Entonces Pablo los dejó.
34Pero algunos lo siguieron y creyeron. Entre ellos estabaDionisio, que era uno de los miembros del Areópago, y también unamujer llamada Dámaris, y otros más.

Dios habla hoy ®, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1996 (http://www.unitedbiblesocieties.org).

Ver en otras versiones:


N V IRV 1909RV 1960RV 1995B L AD H H
Biblia online
"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Ti 3:16)

Compartir

Estudios en video

Prédicas cristianas: El complot para matar a Jesús (Juan 11)
Prédicas cristianas: El complot para matar a Jesús (Juan 11)

Libros electrónicos

Comentario bíblico de 2 Timoteo
Comentario bíblico de 2 Timoteo
Descarga gratuita