Biblia online - Nueva Versión Internacional

Capítulo 7

1"Ésta es la ley respecto al sacrificio por la culpa, el cual es sumamente sagrado:
2La víctima deberá ser degollada en el mismo lugar donde se degüellan los animales para el holocausto, y su sangre será derramada alrededor del altar.
3Luego se ofrecerá toda su grasa: la cola, la grasa que recubre los intestinos,
4los dos riñones y la grasa que los recubre, la grasa que recubre los lomos, y también el lóbulo del hígado, el cual se extraerá junto con los riñones.
5El sacerdote quemará todo esto en el altar como ofrenda presentada por fuego al Señor. Es un sacrificio por la culpa.
6Todo varón entre los sacerdotes podrá comer del sacrificio, pero deberá comerlo en un lugar santo. Es algo sumamente sagrado.
7"La misma ley se aplica tanto al sacrificio expiatorio como al sacrificio por la culpa: El animal pertenecerá al sacerdote que haga propiciación con él.
8La piel de la víctima del holocausto también será para el sacerdote que la ofrezca.
9Así mismo, toda ofrenda de cereal cocida al horno, a la olla o a la sartén, será del sacerdote que la ofrezca.
10Toda ofrenda de cereal, ya sea seca o amasada con aceite, pertenecerá a todos los hijos de Aarón, por partes iguales.
11"Ésta es la ley respecto al sacrificio de comunión que se ofrece al Señor:
12Si se ofrece en acción de gracias, entonces se ofrecerán también panes sin levadura amasados con aceite, obleas sin levadura untadas con aceite, o panes de flor de harina amasados con aceite.
13Junto con el sacrificio de comunión en acción de gracias, se deberá presentar una ofrenda de pan con levadura.
14De toda ofrenda deberá presentarse una parte como contribución al Señor, y se destinará al sacerdote a quien le corresponda derramar la sangre del sacrificio de comunión.
15La carne de este sacrificio deberá comerse el día en que se ofrezca, sin dejar nada para el día siguiente.
16"Si el sacrificio tiene que ver con un voto, o si se trata de una ofrenda voluntaria, no sólo se comerá en el día que se ofrezca el sacrificio, sino que podrá comerse el resto al día siguiente.
17Pero toda la carne que quede hasta el tercer día se quemará en el fuego.
18"Si alguna carne del sacrificio de comunión llega a comerse al tercer día, tal sacrificio no será válido ni se tomará en cuenta, porque la carne ya está descompuesta. El que la coma sufrirá las consecuencias de su pecado.
19"No deberá comerse la carne que haya tocado alguna cosa ritualmente impura, sino que se quemará en el fuego. En cuanto a otra carne, toda persona pura podrá comerla.
20"Si una persona impura come la carne ofrecida al Señor en el sacrificio de comunión, será eliminada de su pueblo.
21"Si alguien toca cualquier clase de impureza humana, o de animal o de algo detestable, y luego come la carne ofrecida al Señor en el sacrificio de comunión, será eliminado de su pueblo."
22El Señor le ordenó a Moisés
23que les dijera a los israelitas: Üstedes no comerán grasa de ganado vacuno, ovino o cabrío.
24La grasa de un animal muerto o destrozado podrá usarse con cualquier otro fin, menos para comerla.
25Todo el que coma grasa de animales presentados como ofrenda por fuego al Señor, será eliminado de su pueblo.
26Vivan donde vivan, ustedes no comerán grasa ni sangre alguna, sea de ave o de otro animal.
27Todo el que coma cualquier clase de sangre, será eliminado de su pueblo."
28El Señor le ordenó a Moisés
29que les dijera a los israelitas: "El que ofrezca al Señor un sacrificio de comunión deberá presentar al Señor parte de ese sacrificio,
30y presentarle también una ofrenda por fuego. Llevará la grasa y el pecho, y mecerá ante el Señor el pecho de la víctima como ofrenda mecida.
31El sacerdote quemará la grasa en el altar, pero el pecho será para Aarón y sus hijos.
32Al sacerdote se le dará, como contribución, el muslo derecho del sacrificio de comunión.
33El muslo derecho será la porción del sacerdote a quien le toque ofrecer la sangre y la grasa del sacrificio.
34Porque de los sacrificios de comunión que ofrecen los israelitas, yo he tomado el pecho mecido y el muslo para dárselos, como contribución, al sacerdote Aarón y a sus hijos. Éste será un estatuto perpetuo entre los israelitas."
35De las ofrendas presentadas por fuego al Señor, ésa es la porción consagrada para Aarón y sus hijos desde el día en que Moisés se los presentó al Señor como sacerdotes.
36El día en que fueron ungidos, el Señor ordenó a los israelitas darles esa porción. Es un estatuto perpetuo para sus descendientes.
37Ésta es la ley respecto a los holocaustos, las ofrendas de cereales, los sacrificios expiatorios, los sacrificios por la culpa, los sacrificios de ordenación y los sacrificios de comunión.
38El Señor se la dio a Moisés en el monte Sinaí el día en que mandó a los israelitas presentarle ofrendas en el desierto de Sinaí.

La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional® NVI® Copyright © 1999 by www.biblica.com, Inc.®. All rights reserved worldwide.

Ver en otras versiones:


N V IRV 1909RV 1960RV 1995B L AD H H
Biblia online
"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Ti 3:16)

Compartir

Estudios en video

Predicaciones cristianas: La piedra removida
Predicaciones cristianas: La piedra removida

Libros electrónicos

Comentario bíblico de 2 Timoteo
Comentario bíblico de 2 Timoteo
Descarga gratuita