Estudio bíblico de Apocalipsis 13:2-8

Apocalipsis 13

Versículos 2-8

Estimado amigo, amiga oyente: le damos una cordial bienvenida. Estamos seguros que los próximos minutos que compartiremos juntos resultarán muy amenos e interesantes. Hace algunos programas atrás comenzamos un viaje que nos lleva a navegar por las páginas de un libro extraordinario, que deslumbra y fascina. Algunas personas han reconocido su desconcierto y su temor al estudiar de cerca ciertos acontecimientos futuros que se nos revelan, pero queremos reiterar que el libro de Apocalipsis, a pesar de las catástrofes que anuncia, también es un precioso mensaje de esperanza, de amor y de justicia. Pueden parecernos complicados los símbolos y las escenas que el apóstol Juan relata en primera persona, pero el conocimiento previo de otras profecías que ya estudiamos, y las mismas palabras de Jesucristo, nos desvelan la cronología de los eventos futuros.

Continuamos entonces nuestro viaje por el libro de Apocalipsis. Hemos llegado al capítulo 13, versículo 2. En nuestro programa anterior dedicamos bastante tiempo a la introducción de este capítulo, ya que Juan nos presentan a dos personajes extraordinarios, y sorprendentes. En el versículo 1 Juan observó cómo una extraña Bestia salvaje salía del mar, y analizamos el significado de sus 7 cabezas y 10 cuernos, coronados por 10 diademas. Continuemos con el versículo 2 de este capítulo 13 de Apocalipsis, leemos:

2 Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad.

Esta criatura es sumamente extraña, nunca visto en el mar, en la tierra, o en el aire. Ni siquiera los hallazgos arqueológicos más antiguos han encontrado fósiles comparables a la descripción de semejante monstruo. Era una bestia que recordaban a Juan a un leopardo, un oso y a un león. Esta descripción nos lleva a la ya mencionada visión del profeta Daniel que vimos en el capítulo 7 de su libro. Aquellos amigos oyentes que nos acompañan habitualmente podrán relacionar con más facilidad la simbología que ambos libros proféticos describen. Esta Bestia salvaje nos va a ayudar a reconocer algunas de las características que tendrá el Anticristo. Juan observa que ciertos aspectos de estas bestias representan a los reinos que también fueron mencionados por el profeta Daniel en su libro, en el Antiguo Testamento. Veamos tres aspectos coincidentes: El profeta Daniel, en el capítulo 7, versículo 6 escribió: "Después de esto miré, y he aquí otra, semejante a un leopardo, con cuatro alas de ave en sus espaldas; tenía también esta bestia cuatro cabezas, y le fue dado dominio."

1.- "semejante a un leopardo": El "leopardo" en Daniel 7 simboliza a Grecia, al imperio macedonio. Grecia se destacó por su brillantez, por su progreso en las artes y las ciencias. Fue muy importante por su filosofía, arquitectura, y su maravillosa literatura. El idioma griego de por sí es un idioma extraordinario.

2.- "sus pies como de oso": Esta mención nos recuerda a la segunda bestia que el profeta Daniel, en el capítulo 7, versículo 5, comenta: "Y he aquí otra segunda bestia, semejante a un oso, la cual se alzaba de un costado más que del otro, y tenía en su boca tres costillas entre los dientes; y le fue dicho así: Levántate, devora mucha carne."

El oso representa al imperio Medo Persa, que destacó por su esplendor pagano, poderoso, como un enorme gigante insaciable. El reinado de la Bestia tendrá la fortaleza y riqueza comparable a la que tenía el imperio de Media y Persia.

3.- "su boca como boca de león": También el profeta Daniel mencionó esta característica al describir a la primera bestia en su capítulo 7, versículo 4, que dice: "La primera era como león, y tenía alas de águila. Yo estaba mirando hasta que sus alas fueron arrancadas, y fue levantada del suelo y se puso enhiesta sobre los pies a manera de hombre, y le fue dado corazón de hombre."

Esta era la autocracia babilónica que ejerció el rey Nabucodonosor cuando ordenó dar muerte a los sabios de su corte, y más adelante hizo preparar este horno de fuego para los tres jóvenes hebreos. Nadie cuestionaba su autoridad. Y así también será el poder y la autoridad que ejercerá el Anticristo, la Bestia que Juan nos describe. Este mismo personaje, al que también se le llama "el hombre de pecado", está representado en la impresionante visión de Daniel por uno de los dedos de los pies de esa imagen, él gobernará con la autoridad autocrática y dictatorial de Nabucodonosor.

Este último dictador mundial llegará a la escena bajo la protección de Satanás quien le elevará al cenit del poder y le otorgará la energía y vitalidad para la tarea dictatorial que debe realizar. Este personaje será lo más cercano a la encarnación de Satanás que podamos encontrar en las Sagradas Escrituras.

El evangelista Lucas escribió en el capítulo 22, versículo 3, que Satanás había entrado a Judas Iscariote. Cristo también utilizó un lenguaje similar cuando habló con Su discípulo Simón Pedro, en Mateo, capítulo 16, versículo 23. ¿Será éste llamado hombre de pecado, el Anticristo la encarnación de Satanás? Lo cierto es que Satanás lo ha poseído, ha entrado dentro de él. El Apóstol Pablo escribió en su Segunda Epístola a los Tesalonicenses, capítulo 2, versículos 9 y 10, lo siguiente: "Inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos."

Continuemos con el versículo siguiente, el versículo 3 de este capítulo 13 de Apocalipsis, leemos:

3 Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia,

Este versículo, en particular, junto con el versículo 8 del capítulo 17, ha llevado a muchos estudiosos bíblicos a pensar que Satanás, en un momento dado hará resucitar a la Bestia de los muertos. El versículo 8 de capítulo 17 dice: "La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será."

Satanás no tiene ningún poder para resucitar a los muertos. Este poder no se le ha otorgado. Sólo el Señor Jesucristo es el único que tiene el poder para resucitar y dar vida a los muertos. Él dijo: "De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida." Esas palabras las encontramos en el evangelio de Juan, capítulo 5, versículo 24. Y en el versículo 21 de este mismo capítulo Jesucristo dice: "Porque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida." En los siguientes versículos 28 y 29 del mismo capítulo 5 leemos: "No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación."

Lo importante aquí es destacar que sólo el Señor Jesucristo tiene poder sobre la muerte, sólo Él puede resucitar a los muertos. Satanás no tendrá jamás ese poder, y por lo tanto entendemos que ocurrirá una resurrección falsa, fingida, o simulada. La primera iglesia cristiana pensaba que este texto se refería al emperador Nerón. San Agustín confirmó también ese pensamiento. Dijo que algunos cristianos suponían que el Apóstol Pablo no habló con más claridad, aunque esperaba que sería comprendido como aplicable al cruel emperador Nerón, cuyas actuaciones se parecían mucho a las del Anticristo. De ahí que algunos sospecharan que él resucitaría de los muertos, como el Anticristo.

Hay otros investigadores bíblicos que interpretan que la mencionada Bestia se refiere a la restauración sorprendente del Imperio Romano, y a su forma de gobierno. En realidad no sería una "resurrección" de ese poderoso impero, porque Roma nunca murió. Roma solamente se desmoronó, y basta reunir las piezas para que resurja su poder y alcance. Aún pervive el Imperio Romano en las naciones de Europa; el Anticristo reunirá, y juntará, todas las piezas otra vez.

Ambos puntos son interesantes, aunque también hay serias objeciones. No puede haber una verdadera resurrección de un hombre malo antes que ocurra "el juicio del Gran Trono Blanco", un hecho que veremos más adelante. Sólo Cristo puede resucitar a los muertos. Y será Cristo quien levantará a los muertos que deberán presentarse ante el Gran Trono Blanco. Él dijo: "Porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; (la voz de Cristo); y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación." (Evangelio de Juan. 5:28-29).

El imperio romano será revitalizado y reunido de una manera milagrosa bajo el férreo gobierno de un dictador mundial, la Bestia, el Anticristo. Creemos que la Bestia será un hombre real que hará una falsa exhibición, una engañosa imitación de una resurrección. Ése será el gran engaño, la gran mentira que todos creerán en ese difícil período de la Gran Tribulación. Dios permitirá que la gente crea esa gran mentira. Estimado amigo, amiga oyente, las personas que vivan en ese tiempo no habrán querido aceptar la resurrección de Cristo, pero sí aceptarán una supuesta resurrección del Anticristo. Esa engañosa demostración le hará ganar más poder, que utilizará para amenazar y aterrorizar a quien se atreva a presentar algún tipo de oposición.

Ahora, hemos leído en Apocalipsis capítulo 13, versículo 3 que su herida mortal fue sanada, esto es una imitación blasfema de la muerte y resurrección de Cristo. En aquel día gritarán: "¿Qué ha hecho Cristo, que el Anticristo no ha hecho?" Él podrá imitar, pero nunca podrá "duplicar". Pero aún así, el Anticristo lo intentará con tal éxito que engañará al mundo.

Los creyentes decimos que "Cristo ha resucitado", y ellos se jactarán en aquel día y dirán: "También ha resucitado el Anticristo". El imperio romano se unirá nuevamente, gobernado bajo la mano cruel de un hombre que falsificó una resurrección, y un mundo crédulo aceptará y creerá tal falsedad.

Comenzamos a reunir las piezas de un cuadro que describe al Anticristo. En Apocalipsis capítulo 6 vimos al jinete del caballo blanco que traía una paz falsa al mundo. La Humanidad ha registrado más de 2 mil guerras; se han firmado unos 8.500 tratados de paz, y sin embargo, a lo largo de toda su historia el hombre sólo ha podido disfrutar quizá de unos 200 o 300 años de paz.

Acertó G. K. Chesterton cuando puntualizó este matiz: "Una de las paradojas de esta era es que, se llama la era del pacifismo, pero no es la era de la paz". El Anticristo se presentará con una plataforma o un programa político engañoso prometiendo la paz mundial.

Vamos a leer dos citas que creemos son importantes. Una proviene del que fue director de estudios en el Real Instituto de Asuntos Internacionales, Arnold Toynbee, historiador inglés, que dijo en el año 1.953: "Al obligar a la humanidad a desarrollar armas cada vez más letales, y al mismo tiempo hacer que todos los habitantes del mundo dependan más y más unos de los otros económicamente; tecnológicamente, ha llevado a la humanidad a tal grado de angustia que estamos listos, ya, para deificar a cualquier César nuevo que llegue a tener éxito en dar al mundo unidad y paz". Hasta aquí la cita del Sr. Toynbee.

Y eso será lo que el Anticristo ofrecerá al mundo cuando llegue su tiempo. Él dirá: "Yo voy a traer la paz". Y todos dirán: "Aleluya", y le elegirán para que ocupe ese alto cargo. Todas las naciones, el mundo entero colocará al Anticristo en el poder más absoluto.

El conocido obispo Fulton J. Sheen dijo lo siguiente: "El anticristo vendrá disfrazado como un gran humanitario. Él hablará de paz, de prosperidad y de abundancia, no como un medio, sino como un fin. Él llegará a explicar y justificar psicológicamente el sentimiento de culpabilidad; Él hará que los hombres se avergüencen si sus contemporáneos les critican diciendo que no son tolerantes, liberales, de mente abierta. El Anticristo hará expandir la mentira de que el hombre nunca será mejor, hasta que no logre una sociedad mejor". Hasta aquí, las palabras del Obispo Sheen.

Estamos de acuerdo con esta declaración. El Anticristo está aún por llegar. ¿Y qué es lo que sucederá? Bueno, por extraño que nos pueda parecer, veremos que querrá ser un dios. Leamos el versículo 4 de este capítulo 13 de Apocalipsis:

4 y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?

Éste será el momento supremo para Satanás. Él anhela fervientemente ser adorado, y todo el mundo le adorará durante este período. Estimado amigo, amiga oyente, si el Espíritu Santo de Dios se apartara de este mundo, si nos dejara desprotegidos a las hijos de Dios que ya hemos aceptado a Jesucristo como nuestro único y suficiente Salvador, probablemente muchos de nosotros nos apartaríamos también de Dios. Y si apareciera el Anticristo, con tantas promesas, probablemente, también le creeríamos y le seguiríamos.

¿Quién como la bestia? ? dice el versículo que leímos. ¡Qué parodia! Es la adoración a un líder que con engaños y mentiras se hace proclamar ser dios! La gente dirá: "Miren, estamos adorando a alguien más maravilloso que el Dios de la Biblia". Continuemos en el versículo 5 de este capítulo 13 de Apocalipsis, leemos:

5 También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses.

Aquí, que el apóstol Juan nos da una buena noticia. Este dictador mundial sólo gobernará durante 42 meses, es decir, por tres años y medio. Al escribir Juan que: "También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias", nos está indicando que este personaje será un gran hablador, alguien que se llenará la boca prometiendo muchas cosas, un charlatán. También el profeta Daniel menciona esta característica. Estimado amigo, amiga oyente, es necesario que comprobemos todo aquello que oímos en nuestro tiempo. El Anticristo será un charlatán, tendrá mucho carisma, será capaz de promoverse a sí mismo, para obtener el favor de este mundo que rechaza a Jesucristo. Ahora, el versículo 6, dice:

6 Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre, de su tabernáculo, y de los que moran en el cielo.

La blasfemia del Anticristo no tendrá límites. Él, instigado, dominado y lleno del espíritu de Satanás hará todo lo posible para erradicar a cualquier vestigio cristiano sobre la Tierra, porque todo su ser está en contra de Cristo y de Su Iglesia, que ya se encuentra en el Cielo. Leamos la primera parte del versículo 7 de este capítulo 13 de Apocalipsis, dice:

7a Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos.

Habrá santos durante el período de la Tribulación, aunque no son "la Iglesia", porque ésta ya se encuentra en el Cielo, arrebatada, quitada del mundo. Habrá santos que serán aniquilados por la brutalidad de la Bestia. En la voluntad de Dios muchos creyentes, ambos, judíos y gentiles sufrirán el martirio por su fe en Jesucristo, y por rechazar el señorío y la supuesta divinidad del Anticristo. La segunda parte del versículo 7 y también el versículo 8 de este capítulo 13 de Apocalipsis, dicen:

7b También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación. 8 Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.

Los que ya disfrutamos de una relación personal con Jesucristo, por haberle pedido perdón por nuestros pecados y fuimos limpiados por su sangre inocente, -que fue el precio de nuestra, de mi culpa,- ahora tenemos paz con Dios, y sabemos que nuestro nombre está inscrito en el Libro de la Vida. Ahora formamos parte de la gran Familia de Dios. Ahora el Espíritu de Dios, el Espíritu Santo mora en nosotros, nos guía, dirige y nos hace saber lo que Jesucristo espera que hagamos; y también sabemos que Él, el Hijo de Dios, Cristo Jesús, está intercediendo continuamente ante el Padre, como Abogado, Amigo, como Salvador y Señor nuestro.

Muy estimado amigo, amiga oyente. Permítanos preguntarle si usted tiene esa convicción de pertenecer a la Familia de Dios, de saberse amado, perdonado y aceptado por Dios. Acuda a Jesucristo, tal como es, y Él no sólo le demostrará Su incondicional Amor, sino que su vida puede ser transformada por el Poder de Dios. ¡Qué Dios bendiga Su Palabra, y a usted, estimado oyente!

Copyright © 2001-2016 ( TTB - Thru the Bible, RTM - Radio Transmundial, EEA - Evangelismo en Acción). Todos los derechos reservados
CONDICIONES DE USO
Estudio bíblico
"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Ti 3:16)

Compartir

Libros electrónicos

Comentario bíblico de Marcos
Comentario bíblico de Marcos
Descarga gratuita

Estudios en video

Prédica: Juan el Bautista, un hombre de Dios (Marcos 1:4-6)
Prédica: Juan el Bautista, un hombre de Dios (Marcos 1:4-6)