Estudio bíblico de Lucas 1:1-4

Lucas - Introducción

El escritor

Lucas era el médico amado citado por San Pablo en Colosenses 4:14 con estas palabras: Os saluda Lucas, el médico amado, y Demas. Debido a su profesión, utilizó en sus escritos numerosos términos médicos. La elección de Lucas por parte del Espíritu Santo para escribir el tercer Evangelio revela que en la Biblia no hay accidentes, sino que hubo una selección sobrenatural que recayó en Lucas. El y el apóstol Pablo se encontraban en un alto nivel intelectual, así como en un alto nivel espiritual. Esto explica parcialmente por qué viajaron juntos, convirtiéndose rápidamente en amigos. El Dr. Lucas se encontraba entre los científicos de su tiempo. Igualmente destacamos que escribió en un idioma griego superior al que utilizaron los otros escritores del Nuevo Testamento, incluyendo al apóstol Pablo. Como podremos comprobar, era un historiador preciso. Pero también fue un poeta, pues solo él registró las hermosas canciones de la primera navidad. Y fue un artista, por la forma en que nos relató las incomparables parábolas de Cristo.

Hay mucha tradición alrededor de la vida del Dr. Lucas, quien escribió su Evangelio desde el punto de vista de María, lo cual confirma la tradición que él recibió su información de ella. Seguramente tuvo entrevistas con María y también hay todos los motivos para creer que él era un no judío. La mayoría de los eruditos coincide con esta posición. San Pablo, en el cuarto capítulo de su ya citada carta a los Colosenses, distingue entre aquellos que eran "de la circuncisión", es decir judíos, y los otros, que evidentemente eran Gentiles, o no judíos, entre los cuales mencionó a Lucas. Sir William Ramsay y J. M. Stifler, afirman sin reservas que Lucas pertenecía a una nación no judía. Esto le convierte en un personaje interesante para los que, utilizando ese término del Nuevo Testamento, nos llamamos Gentiles.

Recordemos que Lucas escribió el libro de Los Hechos, donde nos enteramos que él fue un compañero del apóstol Pablo. En Los Hechos 16:10, hablando del apóstol dijo: Cuando vio la visión, en seguida procuramos partir para Macedonia. Estuvo con Pablo en el segundo y, según creo, en el tercer viaje misionero. A partir del citado versículo escribió en primera persona del plural, en la llamada sección "nosotros" del libro de Los Hechos. Antes de ese versículo 10 escribía en tercera persona. Así que podemos concluir que desde Los Hechos 16 Lucas estuvo con Pablo en ese viaje histórico a través de Europa. Probablemente fue uno de los convertidos por el mensaje de Pablo y después le acompañó en ese segundo viaje misionero, quedándose con él hasta el final. Cuando Pablo estaba escribiendo su segunda carta a Timoteo, por cierto, su carta de despedida, en 4:11 dijo: Solo Lucas está conmigo. Todo ello explica por qué Pablo le llamó el médico amado.

Tema

Jesús es el segundo Adán, pero el último Adán. El apóstol Pablo dijo en 1 Corintios 15:45, 47, Así también está escrito: «Fue hecho el primer hombre, Adán, alma viviente»; el postrer Adán, espíritu que da vida. El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, es del cielo. Dios estaba creando hombres como Jesús. Dijo el apóstol Juan en su primera carta 3.2, Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como él es. En consecuencia, Jesucristo es el llamado segundo hombre, porque habrá un tercero, un cuarto y un millonésimo. Sin embargo, El es el último Adán. No habrá otra cabeza de la raza humana. Jesús fue hecho "igual en todo a sus hermanos", como dice Hebreos 2:17, para que Sus hermanos pudiesen ser hechos como El.

Propósito

Al final del siglo XIX surgió una ola de escepticismo que se extendió por toda Europa y las Islas Británicas. Había un desencanto y una desilusión, como reacción al optimismo producido por la Era Victoriana. En los sectores moderados surgió una rebelión contra ello que impulsó a muchos especialistas a comenzar una investigación más seria de la Biblia, que había sido como una guía de referencia en la Era Victoriana. En un principio fueron escépticos. Entre ellos se encontraba un joven erudito brillante de Cambridge, llamado William Ramsay. Era un agnóstico y quiso refutar la exactitud de la Biblia. Sabía que Lucas había escrito un relato histórico de Jesús en su Evangelio, y que había escrito sobre los viajes misioneros de Pablo en el libro de Los Hechos. También sabía que todos los historiadores cometían errores y que muchos de ellos mentían.

Los autores Will y Ariel Durant, que pasaron 40 años estudiando 20 civilizaciones que abarcaban un período de 4.000 años, en su libro titulado Las lecciones de la historia, pronunciaron la siguiente declaración: "nuestro conocimiento del pasado es siempre incompleto, probablemente inexacto, oscurecido por evidencias ambivalentes e historiadores parciales, y quizás distorsionado por nuestras propias lealtades patrióticas o religiosas. La mayor parte de la historia consiste en conjeturas: y el resto, son prejuicios".

Puede decirse con seguridad que ésta era también la actitud de Sir William Ramsay cuando fue como arqueólogo a Asia Menor para refutar al Dr. Lucas como historiador. Siguió cuidadosamente el trayecto de los viajes de Pablo y realizó un estudio completo de Asia Menor. Llegó a la conclusión de que Lucas no había cometido ni una sola inexactitud histórica. Este descubrimiento impulsó a William Ransay a convertirse en un creyente, habiendo escrito posteriormente algunos libros excelentes sobre los viajes de Pablo, y sobre las iglesias de Asia Menor.

El Dr. Lucas escribió su Evangelio con un doble propósito. En primer lugar, tenía un propósito literario e histórico. De los 4 Evangelios, el de Lucas constituye la narración histórica más completa. Contiene referencias de mayor alcance sobre instituciones, costumbres, geografía e historia de ese período, que las encontradas en cualquiera de los otros Evangelios. En segundo lugar, su propósito era espiritual. Presentó a la persona de Cristo como el perfecto Hombre divino y el Salvador del mundo. Jesús era Dios manifestado en un cuerpo físico.

Comparación con los otros evangelios

Mateo enfatizó que Jesús nació siendo el Mesías.

Marcos enfatizó que Jesús era el Siervo del Señor.

Lucas recalcó el hecho que Jesús era el Hombre perfecto.

Juan presentó el hecho que Dios se convirtió en un Hombre.

Sin embargo, resulta interesante observar que Juan no efectuó en su obra una aproximación científica. El Dr. Lucas afirmó que había examinado a Jesús de Nazareth, habiendo llegado a la conclusión que Jesús era Dios. Llegó a la misma conclusión que Juan, pero su procedimiento y técnica fueron diferentes.

Mateo presentó al Señor Jesús como el Mesías, Rey y Redentor.

Marcos presentó a Cristo como el poderoso Conquistador y Gobernante del mundo, y como el Siervo perfecto.

Juan presentó a Cristo como el Hijo de Dios.

Lucas presentó al Hijo de Dios perfecto y divino, como nuestro Gran Sumo Sacerdote, que se compadece de nuestras debilidades, capaz de extendernos su ayuda, misericordia y amor.

Marco histórico

Lucas escribió a sus compatriotas, así como Mateo escribió para los suyos. Lucas escribió para la mentalidad griega y para la comunidad intelectual.

En el cuarto siglo A.C. los griegos ocuparon el horizonte de la historia con el despliegue más brillante de genio humano que el mundo jamás había contemplado. Fue llamada la época de Pericles, correspondiente al período de la prominencia intelectual y material de Atenas. Los griegos intentaron perfeccionar la humanidad y desarrollar el hombre perfecto. En el ámbito físico, ese intento puede verse reflejado en obras tales como las estatuas de Fidias, así como en el ámbito intelectual. Se esforzaron por lograr un ser humano hermoso y racional. Las obras literarias de Platón, Aristóteles, Homero, Sófocles, Eurípides, Aristófanes y Tucídides estaban orientadas hacia la creación de una figura del hombre perfecto, procurando obtener el hombre universal.

Los griegos concibieron a sus dioses con semejanza humana. De hecho, sus dioses eran proyecciones del ser humano. Las magníficas estatuas de Apolo, Venus, Atena y Diana no tenían nada que ver con las horribles representaciones del paganismo oriental. Deificaron al hombre con sus cualidades nobles y bajas pasiones. Otros dioses griegos fueron Pan, Cupido, Baco, el dios del vino y la fiesta, y Afrodita. No todos sus dioses eran bondadosos; algunos eran vengadores, para completar su proyección de la humanidad.

Alejandro Magno difundió esta interesante cultura, idioma y filosofía por todas las tierras que conquistó. El griego se convirtió en un idioma universal. En Alejandría, en Egipto, el Antiguo Testamento fue traducido al griego, en una traducción conocida como la Septuaginta. Es una de las mejores traducciones disponibles del Antiguo Testamento. El Nuevo Testamento fue escrito en griego. Y así fue como este idioma proporcionó el vehículo para la expresión y comunicación del Evangelio a toda la humanidad. Ha sido el idioma más adecuado para expresar un hecho transmitir un pensamiento.

Aun cuando la cultura, el idioma y la filosofía griegos fueron los que alcanzaron en aquella época un desarrollo más notable, los griegos fracasaron en su empeño de perfeccionar la humanidad. No encontraron esa utopía. Nunca llegaron a los campos Elíseos y perdieron de vista el ámbito espiritual. Este mundo se convirtió en su hogar, en su lugar predilecto, en su aula de estudios, en su taller y en su tumba.

El Dr. F. W. Robertson dijo de los griegos: "cuanto más se unieron a este mundo, más se convirtió lo invisible en un mundo oscuro". Por tal motivo los griegos hicieron una imagen dedicada al DIOS DESCONOCIDO y cuando el apóstol Pablo les predicó el Evangelio en Atenas, comenzó con ese Tema. Los atenienses cultos eran escépticos y calificaron a Pablo como un charlatán, burlándose de él mientras procuraba comunicarles la verdad.

Pablo declaró que para los griegos el Evangelio era una locura, pero también escribió para la mentalidad griega. Les dijo que eran ciudadanos del mundo, sin Dios y sin esperanza. Esta era, pues, la verdadera imagen de los griegos. Pero Pablo también les dijo que cuando llegó el momento oportuno de la historia, Dios envió a Su Hijo al mundo, nacido de una mujer, bajo la época de la ley, y que aquel Hijo de Dios había muerto por ellos. Pablo transitó por los caminos romanos con un idioma universal, predicando un Evangelio global, acerca de un Hombre perfecto que murió por los seres humanos del mundo. La religión de Israel solo pudo producir un Fariseo, el poder de Roma un Cesar, y la filosofía de Grecia solamente un gigante global como Alejandro el Grande, quien, en su corazón era esencialmente un niño. Lucas escribió para esa mentalidad griega. Presentó a Jesucristo como el Hombre perfecto, el Hombre universal, la misma persona que los griegos estaban buscando.

Característicos especiales

1. Aunque el evangelio de Lucas es uno de los Evangelios Sinópticos, contiene muchas características omitidas por Mateo y Marcos.

2. El Dr. Lucas nos ha dejado las canciones originales de la Navidad.

3. Su Evangelio tiene el relato más extenso del nacimiento virginal de Cristo de todos los Evangelios. En los 2 primeros capítulos encontramos una declaración clara y sincera y una vigorosa afirmación del nacimiento virginal que hace parecer pueriles las afirmaciones de algunos supuestos teólogos que osadamente opinan que el nacimiento virginal es una imposibilidad biológica.

4. Lucas presentó en su relato 20 milagros de los cuales 6, no están registrados en ningún otro Evangelio.

5. De la misma forma, el escritor nos dejó 23 parábolas, 18 de las cuales no se encuentran en ningún otro Evangelio. Las conocidas parábolas del Hijo Pródigo y del Buen Samaritano son peculiares a este tercer Evangelio.

6. Este autor nos ha provisto un relato muy humano del viaje del Señor resucitado a la aldea de Emaús. Esto prueba que Jesús era aun humano después de Su resurrección. Lucas demostró que la resurrección no era la de su espíritu sino que Jesús poseía un cuerpo real, como podemos observar en el capítulo 24:36 al 43, cuando se presentó a sus discípulos después de Su resurrección, y les animó a que le tocasen y comió delante de ellos, para enfatizar la autenticidad de su cuerpo. Utilizando las palabras de San Pablo en 1 Corintios 15:44, podemos decir que Jesús fue "sembrado como un cuerpo material ... y resucitado como un cuerpo espiritual"

7. Una simpatía humana bien definida satura a este Evangelio, que revela la verdadera naturaleza humana de Jesús, así como la generosa simpatía de este médico del primer siglo, que por su profesión conoció de primera mano mucho sobre el sufrimiento de la humanidad.

8. Lucas utilizó muchos términos médicos.

Lucas 1:1-4

Lucas presentó el prólogo a la totalidad de su Evangelio. Registró la concepción de Juan el Bautista y de Jesucristo; las profecías de Elisabeth y de María sobre Cristo; el nacimiento y circuncisión de Juan; y la profecía de Zacarías.

Históricamente, el Dr. Lucas comenzó su Evangelio antes que los otros Evangelios Sinópticos (que son Mateo y Marcos). El cielo había permanecido en silencio durante cuatrocientos años, cuando el ángel Gabriel apareció junto al altar de oro de la oración para anunciar el nacimiento de Juan el Bautista. Lucas nos relató los antecedentes, así como los nacimientos de Juan y Jesús.

En este capítulo encontramos las siguientes 3 canciones:

(1) El saludo de Elisabeth a María - vv. 42-45.

(2) El magnificat de María - vv. 46-55.

(3) La profecía de Zacarías - vv. 68-79.

El propósito del evangelio

Leamos los versículos 1 al 4:

"Puesto que ya muchos han tratado de poner en orden la historia de las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas, tal como nos las enseñaron los que desde el principio las vieron con sus ojos y fueron ministros de la palabra, me ha parecido también a mí, después de haber investigado con diligencia todas las cosas desde su origen, escribírtelas por orden, excelentísimo Teófilo, para que conozcas bien la verdad de las cosas en las cuales has sido instruido."

En este pasaje hay 2 frases o palabras importantes que no debiéramos pasar por alto. La primera es la que aquí se traduce como "los que las vieron con sus propios ojos" y en otras versiones, como "testigos oculares", y que corresponde a la palabra griega autoptai formada por los términos - auto, que significa aquello que existe por sí mismo, y opsomai, que significa "ver". También es un término médico que significa realizar una autopsia.

La segunda palabra importante utilizada por Lucas es "ministros", del griego huperatai, que en un hospital se refiere a un interno. Lo que Lucas estaba diciendo era que todos ellos eran simplemente trabajadores internos a las órdenes del Gran Médico. El Dr. Lucas nos estaba explicando que como médico y especialista, hizo como una autopsia, un profundo examen de los documentos de aquellos que habían sido testigos.

En cuanto al personaje Teófilo, debió ser el primero en recibir este Evangelio y el que lo hizo circular entre la iglesia primitiva. Aparentemente era un funcionario público.

Los 4 primeros versículos de este capítulo constituyen un gran comienzo. Lucas escribió su Evangelio para dar a la gente certeza y seguridad acerca del Señor Jesucristo.

Estimado oyente, ¿qué seguridad tienes tu? ¿Sabes si eres un hijo de Dios por medio de la fe en Jesucristo? ¿Sabes que la Biblia es la Palabra de Dios? Lamento que algunas personas no tengan esta certeza. Quizás estás debatiéndote en la duda, y no estás seguro de tu salvación, o de la Biblia, y piensas que no tienes suficiente fe. O quizás tu problema no es que no tengas bastante fe sino que no sabes lo suficiente. San Pablo dijo en Romanos 10:17 que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. Si realmente conocieses la Palabra de Dios, entonces creerías. El problema para muchos consiste en desconocer la Biblia. Y el problema no está en la Biblia ni en el Señor Jesucristo, sino en nosotros mismos.

Copyright © 2001-2016 ( TTB - Thru the Bible, RTM - Radio Transmundial, EEA - Evangelismo en Acción). Todos los derechos reservados
CONDICIONES DE USO
Estudio bíblico
"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Ti 3:16)

Compartir

Estudios relacionados

Libros electrónicos

Comentario bíblico de Marcos
Comentario bíblico de Marcos
Descarga gratuita

Estudios en video

Predicación cristiana: El bautismo de Jesús (Marcos 1:9-11)
Predicación cristiana: El bautismo de Jesús (Marcos 1:9-11)