Estudio bíblico de Salmos 52-55

Salmos 52, 53, 54 y 55

En el día de hoy, estimado oyente, llegamos a otro pequeño grupo de Salmos que comienza con el Salmo 52 y finaliza con el Salmo 55, y en el que uno encuentra un cuadro profético que no puede verse en ninguna otra parte, acerca de la venida del anticristo, el hombre de pecado, quien dominará a Israel y a este mundo durante la tribulación de los últimos tiempos. El Señor Jesucristo se refirió a él en el mensaje que pronunció en el Monte de los Olivos. El profeta Daniel y el apóstol Pablo también hablaron sobre él.

Estos 4 salmos son Masquil, o sea, que son Salmos de instrucción. Nos presentan verdades espirituales y profundas acerca del futuro. (El amplio campo de la profecía Bíblica, y el tema general de la escatología requieren equilibrio en la interpretación de los textos, y una actitud de respeto ante los diferentes enfoques en cuestiones no esenciales, o ante detalles no específicamente revelados en las Sagradas Escrituras. La incertidumbre de los tiempos en que vivimos facilita el ir a extremos como el fanatismo o el sensacionalismo).

Nuevamente debemos decir que la inscripción que aparece antes del Salmo forma parte de la Escritura. Va dirigido "al músico principal. Masquil, es decir instrucción de David, cuando vino Doeg edomita y dio cuenta a Saúl diciéndole: David ha venido a casa de Ahimelec". En otras palabras, aquí tenemos a un hombre que traicionó a David. David fue herido y traicionado por muchos hombres que habían profesado ser sus amigos. Vamos a ver a uno en particular en esta sección.

La señal o marca del Anticristo será la jactancia. Escuchemos lo que dice el primer versículo de este Salmo 52:

"¿Por qué tú, poderoso, te jactas de la maldad? ¡La misericordia de Dios es continua!"

Aquí vemos a un hombre jactándose de su pecado. Cuando David pecó, él guardó silencio porque se encontraba bajo una profunda convicción. Pero cuando el hombre del mundo peca, lo disfruta y se jacta de ello. La señal que identificará al Anticristo que él presumirá de su pecado. Esta es la diferencia que existe entre el hijo de Dios y aquel que está bajo la influencia del diablo. El hijo de Dios puede pecar como el hombre dominado por el sistema del mundo peca, porque ambos tienen la misma naturaleza, la vieja naturaleza. La diferencia es que el hombre de Dios no se jactará de su pecado, sino que inclinará su cabeza con vergüenza, se detestará a sí mismo por haberlo cometido. En cambio, el que aun está bajo el control de los valores de este mundo se jacta de lo que ha hecho. Y el llamado por la Biblia "hombre de pecado" será el paradigma de ese tipo de hombre. Y por ello, los seres humanos le amarán y seguirán. Y el versículo 2 dice:

"Agravios maquina tu lengua; engaña como navaja afilada"

Dios tolerará al "hombre del pecado" por un corto período de tiempo. Por 7 años practicará el engaño y tramará destrucción. Ahora, en el versículo 3, se nos dice:

"Amaste el mal más que el bien, la mentira más que la verdad. Selah"

Usted probablemente ha escuchado decir que hay algunas personas que prefieren decir una mentira aun cuando les resultaría más fácil decir la verdad. Y eso ciertamente será cierto en cuanto al anticristo. Escuchemos ahora lo que dice el versículo 4:

"Has amado toda suerte de palabras perversas, engañosa lengua".

Este salmo nos ha dado dos nombres para el Anticristo. En el versículo 1 fue llamado poderoso. En este versículo fue llamado engañosa lengua. . Él es el poderoso y él tiene una lengua mentirosa. Uno no podrá creer ni una palabra de lo que diga. Será otra de sus características. Y en el versículo 5 leemos:

"Por tanto, Dios te destruirá para siempre, te arruinará y te echará de tu casa, te desarraigará de la tierra de los vivientes. Selah"

Esa palabra "destruirá" quiere decir que Dios lo va a derribar. El anticristo será un dictador mundial a quien nadie podrá detener, nadie excepto Dios. Cuando el Señor Jesucristo regrese a la tierra, lo derrotará. Y en el versículo 6 leemos:

"Verán los justos y temerán; se reirán de él, diciendo:"

Ahora, cuando Dios juzgue al Anticristo, cuando lo desaloje del poder y entonces, aquellos que antes le temían, se rían de él, será motivo de diversión para el universo. Vemos ahora, en el versículo 7:

"Este es el hombre que no consideró a Dios como su fortaleza, sino que confió en sus muchas riquezas y se mantuvo en su maldad".

Él será un hombre rico. En algunos países las personas que poseen grandes riquezas tienen grandes posibilidades de presentarse a elecciones como candidatos para presidir gobiernos, y ganarlas. Y el anticristo podrá lograr eso al mismo comienzo, debido a las grandes riquezas que posea. Y aun así, en medio de esta situación, el hijo de Dios podrá decir lo que leemos en los versículos 8 y 9:

"Pero yo estoy como olivo verde en la casa de Dios; ¡en la misericordia de Dios confío eternamente y para siempre! Te alabaré para siempre, porque lo has hecho así. Esperaré en tu nombre, porque es bueno, delante de tus santos".

Este breve salmo nos da entonces una imagen profética del Anticristo y del remanente fiel a Dios que sufrirá bajo su persecución, y que cuando él sea desalojado del poder adorarán y alabarán a Dios. Llegamos ahora al

Salmo 53

El Salmo 53 es igual al Salmo 14, en lo que se refiere a la traducción. Pero hay algo que es bastante interesante en él y que vamos a destacar. Comienza diciendo, en el versículo 1:

"Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido e hicieron abominable maldad; ¡no hay quien haga el bien!"

El Salmo va dirigido al músico principal, según Malta, Masquil de David. Mahalat tiene que ver con enfermedad y tristeza, y corresponde a la apesadumbrada condición de los últimos días cuando el anticristo gobierne. El, por supuesto, será un ateo. La diferencia entre el Salmo 14 y el Salmo 53 radica en la utilización del nombre de Dios. En el Salmo 14, la palabra Jehová se utiliza cuatro veces, y Elohim, tres veces. En el Salmo 53, Elohim se usa siete veces. Y este es un detalle significativo. Elohim es el nombre de Dios como Creador. Observemos en qué momento interviene el ateo; en lo relativo a la creación. La Biblia, que es la revelación de Dios, es negada y ya no es considerada digna de confianza, infalible, y libre de errores. Los primeros capítulos del libro de Génesis son calificados como folklore y mito, incluso por hombres que dicen ser creyentes. Se ha adoptado la evolución como la explicación para el origen de todas las cosas. Ahora, ese es el mismo espíritu del anticristo. Él negará al Padre y al Hijo. En la primera epístola del apóstol Juan, capítulo 2, versículo 22, se nos presenta la marca del Anticristo y leemos: "¿quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es el anticristo, pues niega al Padre y al Hijo".

Si usted va a ir a Dios, estimado oyente, usted tendrá que hacerlo por medio de la fe. En la epístola a los Hebreos, capítulo 11, versículo 6, se nos dice: "Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que él existe y que recompensa a los que le buscan". En cierta ocasión, los integrantes de ese grupo musical inglés "los Beatles", dijeron: "Nosotros somos más populares que Cristo". Bueno, por supuesto que esto no era cierto. Y la popularidad que tenían solo duró por un tiempo breve. Y es muy interesante constatar cómo el Señor Jesucristo ha podido volver a ocupar el lugar de importancia, habiendo estado fuera del centro de atención por tanto tiempo.

El ateísmo es pues la característica del Anticristo. En los últimos días las fuerzas del ateísmo serán dirigidas por él. De él escribió Pablo en 2 Tesalonicenses 2:4, 4el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto, que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios.

Y este salmo termina con una expresión de anhelo por parte del remanente fiel, que leemos en el versículo 6:

"¡Ah, si saliera de Sión la salvación de Israel! Cuando Dios haga volver de la cautividad a su pueblo, se gozará Jacob, se alegrará Israel".

No entendemos como alguien puede afirmar que Dios ha terminado ya Su trato con la nación de Israel después de leer las siguientes palabras de este versículo. Cuando Dios haga volver de la cautividad a su pueblo se gozará Jacob, se alegrará Israel. Negar que Dios tiene un propósito futuro para Israel es como negar la infalibilidad e inspiración de las Escrituras. Sin embargo muchos creyentes intentan espiritualizar esta afirmación del versículo 6, así como lo han hecho con el libro del Apocalipsis. En el versículo 6 que acabamos de leer, Sión evidentemente significa Sión, Jacob significa Jacob, Israel significa Israel y Dios, significa Dios. Y opinamos que el espiritualizarlo, es negar prácticamente la inspiración de la Escritura. Y aquí usted tiene que aceptar, es decir, usted tiene que aceptar si cree en el lenguaje, que Sion quiere decir Sion, Jacob quiere decir Jacob, e Israel quiere decir Israel. Dios quiere decir Dios. Este versículo quiere decir exactamente lo que está expresando. Y Dios responderá a esta oración, y tratará nuevamente a Israel como nación.

Y llegamos ahora al

Salmo 54

Que es un clamor de fe en los tiempos del Anticristo. Este breve salmo está como incrustado aquí, por así decirlo, en medio de todas las aflicciones de la gran tribulación, para que podamos escuchar el clamor de la fe por parte del remanente fiel del pueblo de Dios, y también de una gran multitud de no judíos.

Observemos los antecedentes históricos, y pensamos que deberíamos de leerlo, dice: "Al músico principal; en Neginot", ? usted recordará que eso se refiere a un instrumento musical, era un instrumento de cuerda. Luego continúa diciendo, "Masquil de David", es decir otro Salmo de instrucción. "cuando vinieron los zifeos y dijeron a Saúl: ¿No está David escondido en nuestra tierra?" Y los zifeos sea traicionaron completamente a David, y el relato de su traición está registrado en el Primer libro de Samuel, capítulo 23, versículo 19. Cuando David se enteró de que esa gente le había contado a Saul donde se encontraba escondido, clamó diciendo lo que leemos en los versículos 1 y 2:

"Dios, sálvame por tu nombre y con tu poder defiéndeme. Dios, oye mi oración; escucha las razones de mi boca"

David fue traicionado y se nos dice que en la gran tribulación los hermanos se traicionarán entre sí.

Fue una multitud malvada la que traicionó a David. Durante la tribulación el impío Anticristo estará en el poder, y el remanente judío sufrirá enormemente bajo el llamado "hombre de pecado". Y dice el versículo 3:

"Porque extraños se han levantado contra mí y hombres violentos buscan mi vida; no han puesto a Dios delante de sí".

David estaba pasando por momentos de gran angustia, tal como le sucederá al remanente durante la tribulación futura.

Este breve salmo concluye con una expresión de confianza en la ayuda de Dios. Dicen los versículos 4 al 7:

"Dios es el que me ayuda; el Señor está con los que sostienen mi vida. Él devolverá el mal a mis enemigos. ¡Córtalos, por tu verdad! Voluntariamente sacrificaré a ti; alabaré tu nombre, Señor, porque es bueno, porque él me ha librado de toda angustia y mis ojos han visto la ruina de mis enemigos".

Por el relato histórico sabemos que Dios liberó a los traidores zifeos, y el remanente fiel puede descansar en la confianza de que Dios también les librará a ellos. Con toda seguridad, Dios cumplirá Sus promesas.

Y ahora llegamos al

Salmo 55

Este Salmo concluye la serie de este grupo de 4 salmos proféticos que prefiguran al Anticristo. Observemos que este es otro Salmo Masquil, o sea, un salmo de instrucción. Ilustra los que consideramos como los momentos más oscuros del período de la tribulación. EL Anticristo, el hombre de pecado, es descrito completamente y de una manera notable,

La inscripción del salmo dice: "Al músico principal; en Neginot. Masquil de David". No se nos indican los antecedentes exactos de este Salmo pero creemos poder presentar una suposición bien fundamentada. Recordemos que el propio hijo de David, Absalón, encabezó una rebelión contra él, que obligó a David a abandonar a Jerusalén. El se dio cuenta que muchos de los suyos se habían pasado al bando de Absalón, y supo que habría que habría un gran conflicto. Por ello, para que su amada ciudad no fuera destruida, salió de Jerusalén. Y regresó a las cuevas de las montañas para esconderse. Cuando salía de la ciudad, llorando, le llegaron noticias de que Ahitofel, miembro de su consejo y amigo íntimo, se había pasado al grupo que seguía a Absalón. Había traicionado a David. En 2 Samuel 15:30 y 31 dice: 30David subió la cuesta de los Olivos, e iba llorando, con la cabeza cubierta y los pies descalzos. Todo el pueblo que traía consigo cubrió también cada uno su cabeza, e iban llorando mientras subían. 31Dieron aviso entonces a David diciendo: «Ahitofel está entre los que conspiraron con Absalón». Y David exclamó: «¡Entorpece ahora, oh Jehová, el consejo de Ahitofel!». Y esto fue exactamente lo que lo que Dios hizo, hacer fracasar los planes de Ahitofel. Y dijo en los versículos 1 y 2:

"Escucha, Dios, mi oración y no te escondas de mi súplica; atiéndeme y respóndeme. Clamo en mi oración, y me conmuevo"

Aquí le vemos clamando desde su situación desesperada, dolorido por la traición de su amigo de confianza. Y luego dijo en los versículos 3 y 4:

"A causa de la voz del enemigo, por la opresión del impío, porque sobre mí echaron iniquidad y con furor me persiguen. Mi corazón está dolorido dentro de mí y terrores de muerte sobre mí han caído".

David no sabía si él llegaría a ser asesinado en esa oportunidad, especialmente al saber que aquellos que habían estado junto a él habían desertado para pasarse al grupo rebelde. Continuemos ahora leyendo el versículo 6 de este Salmo 55:

"Y dije: «¡Quién me diera alas como de paloma! Volaría yo y descansaría".

Recordemos que antes le habían aconsejado que volara, que escapara a su montaña; es decir, que regresara allá. David, pero en aquel momento no lo había hecho. Pero ahora, cuando todo parecía perdido. Hasta Ahitofel, uno de sus consejeros de más confianza, lo había traicionado. ¿No nos recuerda esto a alguien? Nos referimos a Judas Iscariote, quien traicionó al Señor Jesús. Y también este incidente anuncia el momento en que la nación será traicionada por el Anticristo.

Muchos de nosotros hemos pasado por la amarga experiencia de la traición, la cual es verdaderamente una experiencia dolorosa. Leamos ahora, el versículo 13, de este Salmo 55:

"Sino tú, hombre, al parecer íntimo mío, ¡mi guía y mi familiar!"

Aquí tenemos a David hablando de su amigo Ahitofel. Es también una figura del anticristo, que traicionará a esta nación. El fingirá ser amigo de ellos, hará un pacto con ese pueblo y después lo traicionará. Y en el versículo 14, leemos:

"Que juntos comunicábamos dulcemente los secretos y andábamos en amistad en la casa de Dios".

Hay personas como esas en la actualidad, y que en el futuro seguirán al Anticristo, que actuará como ellos. Y añadió David en el versículo 15:

"Que la muerte los sorprenda; desciendan vivos al sepulcro, porque hay maldades en sus casas, en medio de ellos".

Esta expresión fue una expresión terrible. Se parece a ciertas expresiones que escuchamos en la actualidad y que no merece la pena repetir. Y debemos aclarar aquí, que David casi dijo eso, en cuanto a Ahitofel. En cambio, el Señor Jesucristo oró por aquellos que descargaron en El su odio y nos enseñó que nosotros debíamos obrar de la misma manera. Y dijo en los versículos 16 y 17:

"En cuanto a mí, a Dios clamaré, y el Señor me salvará. En la tarde, al amanecer y al mediodía oraré y clamaré, y él oirá mi voz".

¡Qué cuadro tenemos aquí de la aflicción de David! Estimado oyente, algo positivo que algún enemigo nuestro hará por nosotros, será que nos impulsará a orar más de lo que jamás lo hayamos hecho.

Ahora veamos esta imagen del Anticristo. Recordemos que en Juan 8:44, el Señor Jesús dijo que el diablo fue un mentiroso desde el principio. Leamos el versículo 21 de este Salmo 55:

"Los dichos de su boca son más blandos que mantequilla, pero guerra hay en su corazón; suaviza sus palabras más que el aceite, mas ellas son espadas desnudas".

Ahitofel, fingiendo ser amigo de David, estaba conspirando contra él. Era como un pronóstico de lo que será el Anticristo. Y dice el versículo 22:

"Echa sobre el Señor tu carga y él te sostendrá; no dejará para siempre caído al justo".

Permítanos sugerirle, estimado oyente cristiano, que entregue sus enemigos a Dios Recuerde el pasaje de Romanos 12:18, donde El mismo dijo "mía es la venganza, yo pagaré",. Entréguele al Señor a aquellos que le han traicionado. El Señor se ocupará de ellos muchísimo mejor de lo que lo haríamos nosotros. El sabe "como" hacerlo. En un caso así, lo mejor que puede hacer usted es depositar esa carga pesada en el Señor y El se ocupará de su problema. Y mirando al futuro, durante la tribulación, Israel finalmente se volverá al Señor, porque ese pueblo no tendrá a nadie a quien recurrir. Y en el versículo 23, al final del Salmo 55 dijo David:

"Mas tú, Dios, harás que ellos desciendan al pozo de perdición. Los hombres sanguinarios y engañadores no llegarán a la mitad de sus días. Pero yo en ti confiaré".

Y ¿qué nos queda a nosotros, estimado oyente? ¿Cómo vamos sobrevivir en el mundo actual? ¿Vamos a detestar y criticar a otros por lo que nos hagan? ¿Vamos a lamentarnos porque nos han traicionado y maltratado? ¡No! ¡De ninguna manera, no permitiremos que ese resentimiento empañe nuestra vida, y la de aquellas personas que Dios ha puesto a nuestro lado! Comencemos a confiar en el Señor. Es la única salida.

Copyright © 2001-2016 ( TTB - Thru the Bible, RTM - Radio Transmundial, EEA - Evangelismo en Acción). Todos los derechos reservados
CONDICIONES DE USO
Estudio bíblico
"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Ti 3:16)

Compartir

Estudios relacionados

Libros electrónicos

Comentario bíblico de Marcos
Comentario bíblico de Marcos
Descarga gratuita

Estudios en video

Prédicas cristianas: El evangelio de Jesucristo Hijo de Dios
Prédicas cristianas: El evangelio de Jesucristo Hijo de Dios