Estudio bíblico de Proverbios 25:24-26:28

Proverbios 25:24-26:28

Antes de entrar a considerar el capítulo 26 de Proverbios, vamos a recapitular sobre los últimos versículos del capítulo anterior, el capitulo 25. Vamos a comenzar entonces nuestra lectura en el versículo 24 de Proverbios 25:

"Mejor es estar en un rincón del terrado que con mujer pendenciera en casa espaciosa."

Esta consideración ya la hemos visto con anterioridad. El rey Salomón, que tuvo tantas esposas, debe haber tenido muchos problemas con algunas de ellas. Es posible que esta sea la razón por la cual este tema se menciona con tanta frecuencia. Siguiendo adelante y leamos ahora el versículo 25, que dice:

"Como el agua fría para el sediento, así son las buenas noticias de lejanas tierras."

Y a propósito, estimado oyente, ¿ha recibido usted noticias recientes de su familia? O, ¿le ha escrito usted a algún ser querido? Esto es algo muy importante. Pero en este versículo hay algo mucho más grande, que llama la atención.

Han llegado noticias de un país lejano. El Señor Jesús dijo, en Juan 16:28: Salí del Padre y he venido al mundo; Otra vez dejo el mundo y regreso al Padre. Pero en ese breve período de tiempo, como dijo Juan Wesley: "Dios fue reducido a un instante: y El trajo su salvación, estimado oyente, y la mía también". Esas son las buenas nuevas que nos han llegado de tierras lejanas. Por cierto, estimado oyente, permítanos preguntarle: ¿Le ha recibido usted ya a Él? ¿Le ha aceptado ya como su único y suficiente Salvador? El es el Agua de la Vida. El es agua fría para un alma sedienta. Leamos ahora el versículo 26:

"Como fuente turbia y manantial sucio es el justo que cede ante el malvado."

Esta es la comparación que se hace con la persona justa, una persona que ha sido fiel a la verdad, pero que finalmente cede ante el malvado. Esto sucede muchas veces en el área de los negocios. También suele suceder en el ámbito de la política, cuando una persona íntegra, para poder acceder a un cargo de poder e influencia, flaquea ante aquel que no tiene escrúpulos. Y el ver estos casos trae tristeza y sufrimiento; es como llegar a una fuente cuando uno está sediento, y la encuentra cubierta de espuma y sustancias contaminantes. Este versículo es bastante descriptivo. Leamos ahora el versículo 27:

"Comer mucha miel no es bueno, ni el buscar la propia gloria es gloria."

Un poco de miel es buena, pero no así abusar de la cantidad que uno coma. Para un ser humano ambicionar su propia gloria, especialmente en el ministerio para Dios, es muy dañino espiritualmente... Algunos cristianos podrían caer en ese tipo de ambición desmedida y perjudicar mucho espiritualmente a los demás. Finalmente por hoy, leamos el versículo 28 de Proverbios 25:

"Como ciudad destruida y sin murallas es el hombre que no pone freno a su espíritu."

Este se refiere a un hombre o a una mujer que no puede controlar sus emociones, que carece de autocontrol. Y usted sabe que el autocontrol es un fruto del Espíritu Santo. Ahora, hay momentos en que una persona tiene que defender algo, denunciar algo con gran emoción. Pero, estimado oyente, tenemos que reconocer nuestra necesidad de controlar nuestro espíritu. Para ello, los hijos de Dios, es decir, los que hemos confiado en el Señor Jesucristo como nuestro Salvador, confiamos en la acción del Espíritu Santo, que habita en los creyentes, y obra en aquellos que se dejan controlar por El.

Y así llegamos a

Proverbios 26

La primera sección trata sobre el insensato. La Biblia, especialmente el libro de los Proverbios, tiene mucho que decir sobre el insensato. Y este término no se refiere a una persona que tiene una deficiencia mental. Dios no está hablando a un individuo con una mentalidad simple o que padece de una aberración mental. El insensato a quien Dios está hablando puede incluso ser una persona brillante y tener un título académico.

El rey David escribió en el Salmo 14:1, Dice el necio en su corazón: "No hay Dios", Una persona falta de sensatez, aunque sea brillante intelectualmente, y con ideales elevados, es una persona atea. Al usar el término insensato, Dios se está refiriendo a alguien que le ha rechazado. Leamos el primer versículo de este capítulo 26 de Proverbios.

"Como no le sienta la nieve al verano ni la lluvia a la siega, tampoco le sientan los honores al necio."

Una de las características de un insensato es que no le importa sacrificar su honor. Francamente, es como si no le importara ser alguien. Y dice el versículo 2:

"Como gorrión que vaga o golondrina en vuelo, así la maldición nunca viene sin causa."

Las predicciones de cosas que supuestamente van a suceder, no siempre ocurren. Por cierto, hoy algunos se llaman a sí mismo profetas y persisten en anunciar lo que va a suceder en los próximos años. Algunos eventos anunciados, puede que ocurran. Pero ellos no están obteniendo su información de Dios, porque a veces se equivocan, y un profeta de Dios nunca se equivoca. (ver Dt. 18:20-22). Leamos

Ahora el versículo 3:

"El látigo para el caballo, el cabestro para el asno y la vara para la espalda del necio."

Esta es una realidad. El caballo y el asno pueden ser entrenados y responderán a lo que han aprendido. Y el insensato, a lo único que puede responder es a la verdadera disciplina. Dicen los versículos 4 y 5:

"Nunca respondas al necio de acuerdo con su necedad, para que no seas tú también como él; responde al necio como merece su necedad, para que no se tenga por sabio en su propia opinión."

Estos dos proverbios no se contradicen sino que nos presentan dos líneas posibles de conducta para hacer frente a un insensato. Tenemos que determinar si debemos responder a sus argumentos o no. Leamos ahora el versículo 6:

"Como cortarse los pies o beber algo en daño propio es enviar un mensaje por medio de un necio."

O sea que constituye un grave error enviar un mensaje por medio del individuo equivocado. Y el versículo 7 dice:

"Como las piernas del cojo, que cuelgan inútiles, es el proverbio en la boca del necio."

Se podría extender esta afirmación a la interpretación de las parábolas. Hay algunas interpretaciones que se han hecho de parábolas de la Biblia que nos recuerdan la última parte de este proverbio. Y el versículo 8 añade:

"Como atar la piedra a la honda es rendir honores al necio."

Aquí quiere decir que dar honor a un insensato es simplemente proporcionarle munición, es decir, argumentos. Leamos el versículo 9:

"Como espina clavada en la mano de un borracho es el proverbio en la boca de los necios."

Una espina en la mano de un borracho probablemente le herirá no solo a él sino también a los demás. Lo mismo le sucede a un insensato que ejerza como profesor la función de la enseñanza. Se lastimará a sí mismo y a aquellos que le escuchan. Y el versículo 10 agrega lo siguiente:

"Como arquero que a todos hiere es el que contrata a insensatos y vagabundos."

Podemos estar completamente seguros de las consecuencias e influencia del depender de la ayuda o el trabajo de esas personas. Y observemos lo que dice el versículo 11:

"Como perro que vuelve a su vómito es el necio que repite su necedad."

No podemos pensar en una declaración más fuerte. Incluso pensar en ello es repulsivo y nauseabundo. Este es el punto de vista que el apóstol Pedro nos presentó sobre el hipócrita. En su segunda carta 2:22 escribió: 22Pero les ha acontecido lo que con verdad dice el proverbio: «El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno».

Recordemos que cuando el hijo pródigo se encontraba en la pocilga, sabía que estaba en el lugar equivocado, que no le correspondía, y entonces regresó a su hogar. Supongamos que al regresar al hogar, hubiera traído con él uno de los cerdos de la pocilga. El pequeño cerdo no habría disfrutado de la casa del padre, y finalmente se habría dirigido a la pocilga. Con el tiempo, todos los hipócritas que se hayan refugiado bajo la apariencia de cristianos, es decir, que simulan ser cristianos e hijos de Dios, serán descubiertos.

A algunas personas no les agrada que se mencionen estos temas en círculos cristianos. Lo cierto es que la Biblia enseña que hay seguridad para el creyente, y también que hay inseguridad para el que simula ser creyente. Así que el proverbio se refiere al hipócrita. Continuemos leyendo el versículo 12:

"¿Has visto a un hombre que se tiene por sabio? ¡Pues más puede esperarse de un necio que de él!"

Hay algo peor que un insensato, y es un ególatra, alguien que tiene una elevada opinión de sí mismo. Y dice el versículo 20:

"Sin leña se apaga el fuego, y donde no hay chismoso cesa la contienda."

En ciertos grupos se provoca repetidamente la amargura, porque ciertas personas que forman parte de ellos, continúan añadiendo un poco de leña al fuego. Si nadie estuviera alimentando, el fuego se extinguiría. Es decir, que los conflictos cesarían. El versículo 21 dice:

"Como el carbón para las brasas y la leña para el fuego es el hombre pendenciero para encender contienda."

Hay ciertas personas que causan conflictos, apenas comienzan a asistir a una iglesia o se hacen miembros de ella. Y usted los encontrará hoy en el servicio cristiano. Son conflictivas, con problemas de convivencia y agitan el ambiente continuamente. Nunca están realmente interesados en la palabra de Dios, aunque simulan estarlo. Leamos ahora el versículo 22:

"Las palabras del chismoso son como bocados suaves que penetran hasta las entrañas."

Otra versión lo traduce así: "Los chismes son como ricos bocados: se deslizan hasta las entrañas". A la gente le encanta escuchar esas pequeñas y selectas dosis de cotilleo. Les gusta oírlas, pero esas dosis son difíciles de digerir y finalmente les harán daño. Un verdadero hijo de Dios no desea oír cosas desagradables.

Ahora, aquí tenemos una de las secciones más extensas y sólidas contra la hipocresía, y se refiere a la hipocresía entre el pueblo de Dios. Leamos entonces los versículos 23 al 28 de Proverbios 26:

"Como baño de plata sobre un tiesto son los labios lisonjeros y el mal corazón. El que odia, lo disimula con los labios, pero en su interior maquina engaño; por más que hable amigablemente, no le creas, porque siete abominaciones hay en su corazón. Aunque con disimulo encubra su odio, su maldad será descubierta en la congregación. El que cava una fosa caerá en ella; al que rueda una piedra, se le vendrá encima. La lengua falsa atormenta al que ha lastimado; la boca lisonjera conduce a la ruina."

Hay personas que hacen una profesión de fe en Jesucristo, pero que no son realmente hijos de Dios. Los llamamos hipócritas porque fingen ser lo que no son. Ahora ellos no deberían molestar o afectar a aquellos que se encuentran dentro o fuera de la iglesia por el mismo hecho que una falsificación necesita un original genuino y valioso. Por lo que sabemos, nadie falsifica monedas o billetes de los valores mínimos. Solo se falsifican billetes a partir de cierto valor. Así que no deberíamos sorprendernos los cristianos falsos. Este grupo de Proverbios describe al que es falso y advierte contra él. Él le halagará, sin embargo en su corazón le detestará.

Fue Tácito el que hizo la siguiente declaración. "Es normal que los hombres odien a quienes han herido". El Dr. Ironside lo expresó de la siguiente manera: "Consciente de haber agraviado a otro, y decidido a no confesarlo, el que finge guardará en su corazón el odio contra el objeto de su injusticia. Para ocultar sus sentimientos miserables, tal persona halagará con sus labios, mientras esté todo el tiempo conspirando para destruir a su víctima."

Un ejemplo de halagos e hipocresía de la Biblia lo tenemos en Amán, personaje que estudiamos en el libro de Esther. Recordemos cómo él pronunciaba sus halagos. Este hombre estaba conspirando para destruir a todo un pueblo, incluyendo a la reina que se sentaba en el trono. Era un malvado. Halagó al rey y, sin embargo, era obvio que estaba tratando de derrocar al rey.

La hipocresía puede estar presente en algunos círculos cristianos, y necesitamos reconocerlo. No vale la pena ocultarlo. A veces tratamos de actuar en la iglesia o en círculos cristianos, como si allí no hubiera nada malo. Y creemos que podemos ignorarlo. Pensamos que si lo ignoramos, desaparecerá. Nos sentimos como derrotados si alguien menciona la presencia de la hipocresía. Nos sentimos vencidos nosotros mismos si reconocemos que, incluso en nuestros corazones hay, a veces, esa raíz de amargura. Los cristianos tenemos que enfrentar a estos pecados, y los proverbios son buenos para ayudarnos a afrontarlos.

Constituyen una palabra de advertencia para aquellos que han hecho una profesión de fe, declarándose cristianos, y, sin haber experimentado en sus corazones la acción regeneradora del Espíritu Santo, se mueven en los ambientes cristianos fingiendo una fe que, en realidad, no existe. Tarde o temprano, la ausencia de fruto en la vida de esas personas pone en evidencia que no tienen una relación con Dios, que no han aceptado la obra del Señor Jesucristo en la cruz. Estos proverbios que hemos citado también constituyen una palabra de advertencia para los cristianos, en quienes la fuerza de su vieja naturaleza humana les lleva a comportarse fingiendo afectos en sus relaciones con los demás, sin sinceridad, y con doblez. Esas actitudes revelan una pobre condición espiritual, que pone en evidencia que no tienen una relación íntima de comunión con Dios. En ese sentido, viene bien recordar las palabras del apóstol Santiago, que escribió otro libro muy práctico del Nuevo Testamento que, como el libro de los Proverbios, advierte directamente contra ciertos pecados muy comunes en las relaciones humanas, Dijo el apóstol Santiago en su carta, 3:17, Pero la sabiduría de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, condescendiente, llena de misericordia y de buenos frutos, sin vacilación, sin hipocresía. Estas palabras retratan todo lo que debe caracterizar la vida de un verdadero cristiano y nos ofrecen la imagen de una persona transparente, que revela el fruto del Espíritu de Dios hecho realidad en la vida diaria, una persona que confía en Dios y goza de la confianza de todos los que la tratan. Este es, pues, el milagro que Dios puede hacer en las personas que por medio del Señor Jesucristo se acercan a Él para recibir la vida eterna, y que se entregan a El incondicionalmente para que El las transforme.

Copyright © 2001-2016 ( TTB - Thru the Bible, RTM - Radio Transmundial, EEA - Evangelismo en Acción). Todos los derechos reservados
CONDICIONES DE USO
Estudio bíblico
"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Ti 3:16)

Compartir

Libros electrónicos

Comentario bíblico de Marcos
Comentario bíblico de Marcos
Descarga gratuita

Estudios en video

Predicaciones cristianas: La petición de Marta y María (Jn 11:1-6
Predicaciones cristianas: La petición de Marta y María (Jn 11:1-6