Estudio bíblico de 2 Timoteo 3:1-8

2 Timoteo 3:1-12

Llegamos hoy, amigo oyente, en nuestro recorrido por esta Segunda Epístola del Apóstol San Pablo a Timoteo, llegamos al capítulo 3. Y aquí el tema es la predicción de la apostasía que vendrá en los últimos días. El apóstol nos dejó también el antídoto para esa apostasía, que es la Palabra de Dios. Es por tal motivo que este capítulo es tan importante y significativo para nosotros hoy. Leamos entonces el versículo 1, de este capítulo 3, que comienza este párrafo dedicado a

La apostasía en los últimos días

"También debes saber que en los últimos días vendrán tiempos peligrosos."

El capítulo comienza diciendo también debes saber. Pablo le estaba diciendo a Timoteo algo muy importante que él quería que supiera. Le estaba informando sobre qué esperar y cuan sería el futuro de la iglesia. No era éste un futuro muy brillante para la iglesia organizada.

La frase los últimos días fue un término técnico usado en varios lugares del Nuevo Testamento; habla de los últimos días de la iglesia, aquellos días que preceden inmediatamente al arrebatamiento de la iglesia. Los últimos días de la iglesia no son los últimos días de la nación de Israel, los cuales fueron mencionados reiteradamente en el Antiguo Testamento. En el Antiguo Testamento los últimos días fueron llamados "el tiempo del fin", lo cual equivale al período de la Gran Tribulación. Esto es bastante diferente a los últimos días de la iglesia, que preceden al evento en el cual Cristo recogerá a Su iglesia.

Ahora, la apostasía que comenzó en la Iglesia en los días del Apóstol Pablo, continuará. Pablo advirtió a los creyentes de Éfeso de que, después de su muerte, maestros falsos entrarían en la iglesia. Y lo hizo con las siguientes palabras que encontramos en Los Hechos 20:29-30). Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablarán cosas perversas para arrastrar tras sí discípulos. Esas personas no les expondrían la Palabra de Dios sino más bien desplumarían espiritualmente a las congregaciones. Fue evidentemente que los falsos maestros siempre han esquilado a las ovejas concienzudamente. Este es el sueño imposible de muchos idealistas y de muchas personas que han vivido con sus cabezas ocultas baja la arena, como el avestruz, y nunca se han enfrentado con la realidad.

En cambio, observemos lo que sucederá en los últimos días. En los próximos versículos tenemos 19 descripciones diferentes. Se trata de una prole peligrosa pero vamos a examinarla porque presentan la mejor imagen que ofrece la Biblia de lo que está sucediendo en nuestro tiempo. Creemos que nos estamos dirigiendo hacia los últimos días de la iglesia. El motivo para afirmar esto es que los detalles incluidos en estos versículos han aparecido en esta época. Si uno mira retrospectivamente a la historia de la iglesia, seguramente comprobará que algunos de estos elementos se han hecho visibles. Pero no creemos que uno nunca podría encontrar un período en el cual todos ellos son tan evidentes como los días en que vivimos. Creemos que nos encontramos ahora en esos "tiempos peligrosos" que están descritos en esta sección. No sabremos cuánto tiempo más se prolongará esta situación, pero seguramente ésta va a empeorar; de ninguna manera va a mejorar. Continuemos leyendo ahora los versículos 2 al 4 de este tercer capítulo de 2 Timoteo 3:

"Habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanidosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, sin templanza, crueles, enemigos de lo bueno, traidores, impetuosos, engreídos, amadores de los deleites más que de Dios"

En este pasaje se usan 19 palabras o frases para describir a los "últimos días".

1. Amadores de sí mismos. Esto es visible en mucho de de nuestra cultura contemporánea. Los que se dedican a la política son muy sensibles a la imagen que los medios de difusión presentan sobre ellos, y están dispuestos a recompensarlos si así lo hacen. En el mundo del cine es frecuente observar a actores que hablan bien de otros y éstos, a su vez, les devuelven el favor. Pero en realidad, esta actitud es visible en todas las formas de vida en sociedad. En el ambiente educativo, aunque en muchos casos los títulos honorarios se otorgan justamente, en otros, suelen recompensar a personas que han contribuido a fomentar el prestigio de una universidad. Y a veces este proceder resulta evidente en algunos círculos cristianos. En el capítulo 4:3, Pablo continuó diciendo que las congregaciones que, con comezón de oídos, seguirían a maestros. Estos maestros querrán ser halagados. Pasa ser halagado, uno tiene que halagar. Así que los maestros halagarían a sus congregaciones y a sus cargos. No les dirían que son pecadores que necesitan a un Salvador; les dirán lo que aquellos que profesen ser cristianos quieran oír como, por ejemplo, que lo están haciendo muy bien. Es interesante entonces comprobar hasta qué punto el amor que muchos se profesan a sí mismos caracteriza a nuestra sociedad contemporánea. Probablemente no ha habido una época en que esta forma de ser se haya generalizado tanto.

2. Avaros. Aquí se refirió a la codicia, es decir, al amor al dinero. Esta forma de ser sigue naturalmente al egoísmo, porque los que se aman a sí mismos se convierten en amadores del dinero. A la vieja naturaleza humana le gusta disponer de mucho dinero para gastar. Recordemos que Pablo le dijo a Timoteo en su primera carta 6:10, raíz de todos los males es el amor al dinero. No es que el dinero en sí mismo sea malo. Los problemas surgen de nuestra actitud hacia nuestro dinero. La codicia se pone en evidencia no solo en la adquisición de riqueza sino también en el uso de la misma.

3. Vanidosos. La palabra contiene la idea de arrogancia. A veces estos detalles del carácter de una persona pueden verse en sus gestos, en su forma de mirar a los demás y hasta en su forma de caminar.

4. Soberbios. O sea, se refiere a personas altaneras, altivas.

5. Blasfemos. Se refiere a los detractores. Son aquellas personas a quienes les agrada enormemente andar hurgando en la vida de los demás y haciendo difundiendo comentarios negativos sobre otros.

6. Desobedientes a los padres. Esta actitud es bien evidente en la actualidad. Se observa una creciente rebelión contra los padres, contra toda autoridad en el seno de la familia. Aunque pudiera parecer éste un gesto de independencia, muchísimos jóvenes están dispuestos a dejarse influenciar e incluso dominar por otras voces ajenas a la familia y que, aunque no lo quieran reconocer, les conducen a nuevas formas de esclavitud.

7. Ingratos. Todos hemos sido objeto alguna vez de actitudes de ingratitud y de olvido. Y con respecto a Dios, aceptan cualquier cosa de Él sin siquiera darle las gracias.

8. Impíos. Se refiere a los profanos. Son personas que en realidad están en contra de Dios y en sus conversaciones o modo de vida no demuestran una falta de respeto total a los asuntos sagrados.

9. Sin afecto natural. Una versión traduce "sin amor" y otra "insensibles". Esta es otra de las consecuencias del egoísmo de nuestra época; la falta de sensibilidad hacia los demás, hacia sus sufrimientos, hacia su estado anímico y necesidades. Suele decirse que en nuestros días, "cada uno va a lo suyo."

10. Implacables. Son personas con las cuales resulta imposible llevarse bien porque son irreconciliables. Por supuesto, no se puede agradar a todos, pero hay algunas personas a quienes no hay forma de agradar.

11. Calumniadores. No es necesario aclarar mucho este término. Realmente hay muchas personas que adoptan esta forma de ser y actuar.

12. Sin templanza. Se refiere aquí a personas que carecen de autocontrol. Nuevamente diremos que esta forma de ser caracteriza a un muy numeroso grupo de la sociedad.

13. Crueles. Son personas despiadadas, que se comportan como salvajes. Por ejemplo, nos referimos a aquellos que han transformado a zonas de nuestras ciudades en verdaderas junglas de asfalto.

14. Enemigos de lo bueno. Debería traducirse "Aborrecedores de lo bueno". De ello tenemos constancia con mucha frecuencia.

15. Traidores. Son las personas en quién no nos atreveríamos a confiar.

16. Impetuosos. Son personas peligrosas, temerarias, excesivamente imprudentes ante el peligro.

17. Engreídos. Aquí tenemos a personas que están envanecidas, que son vanidosas. Están enceguecidas y embriagadas por su propio orgullo.

18. Amadores de los deleites más que de Dios. Esta es una característica general de toda la humanidad de nuestro tiempo. Nunca se ha gastado tanto dinero como ahora en proporcionar y en obtener placer. Hay entretenimientos que atrae a millones de personas y en los cuales muchos se refugian para huir de su soledad y necesidad espiritual. Este fue exactamente el camino que adoptó Roma cuando estaba en decadencia. Se le proporcionó a la multitud pan y circo y después, el imperio cayó. Lo mismo parece estar sucediendo hoy. Las multitudes están interesadas en cualquier tipo de actividades de ocio y distracción, pero se muestran cada vez más indiferentes con respecto a Dios. Continuemos leyendo el versículo 5 de este tercer capítulo de 2 Timoteo 3:

"que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella. A esos, evítalos."

19. Aquí se habla de quienes aparentarán ser piadosos pero, como dice otra versión "su conducta desmentirá el poder de la piedad". Hay personas que cumplen exteriormente el ritual de la religión pero en sus vidas les falta vida y realidad espiritual.

El apóstol advirtió aquí: a esos evítalos. O sea, que el creyente debería evitar tener una relación de intimidad con tales personas. Quisiéramos preguntas a los creyentes que lo son verdaderos cristianos, que se encuentran en una comunidad cristiana espiritualmente fría, en la que predomina la insensibilidad a los asuntos espirituales, qué sienten cuando oyen o recuerdan que la Palabra de Dios les advierte que deben evitar exponerse a tales influencias. ¿Cómo pueden vivir y crecer espiritualmente bajo la influencia de tal ambiente y circunstancias? Porque deberían saber que otros creyentes escuchan regularmente, es decir, semanalmente, exposiciones de la Palabra de Dios y bajo la influencia del Espíritu Santo están creciendo espiritualmente, y con el poder de Dios obrando en sus vidas pueden hacer frente con victoria a las circunstancias difíciles de esta vida. Leamos ahora los versículos 6 y 7 de este tercer capítulo,

"De ellos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas pasiones. Estas siempre están aprendiendo, pero nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad."

Aquí Pablo se concentró en una situación local en Éfeso. Maestros, cuyo carácter mostraba las características que acabamos de describir, se habían infiltrado en la iglesia y se habían dirigido al sector de creyentes más vulnerable e influenciable. La falta de espiritualidad de muchos creyentes los convertía en objetivos fáciles para maestros que no vivían de acuerdo los principios éticos de la Biblia. El versículo 7 dice éstas siempre están aprendiendo, detrás de esa aparente apertura del corazón no reconocían la verdad del error y por ello, como dijo el apóstol, nunca podían llegar al conocimiento de la verdad. Eran personas que sabían de la Palabra de Dios lo mismo que el día que la conocieron por primera vez. No habían progresado ni madurado y, por lo tanto, sus vidas no habían cambiado. Continuemos leyendo ahora el versículo 8 de este tercer capítulo:

"Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también estos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe."

Janes y Jambres fueron aparentemente los nombres de los dos magos llamados por Faraón cuando Moisés comenzó a realizar los milagros y las plagas que cayeron sobre Egipto. No sabríamos los nombres de esos magos si el apóstol Pablo no nos los hubiera dado. Por supuesto, esto da lugar a especulaciones sobre cómo consiguió Pablo esos nombres. La respuesta simple es que estos nombres le fueron revelados por el Espíritu de Dios. No creemos que los nombres concretos de los magos añada mucha información al relato, pero nos revela que Pablo conocía los nombres que los magos fueron individuos reales que resistieron a Moisés. Ud. puede leer el relato sobre ellos en el capítulo siete del Éxodo.

El relato del Éxodo revela que Satanás tiene poder, poder sobrenatural, y que también que él es un gran imitador; él imita lo que Dios hace. Janes y Jambres pudieron realizar milagros por el poder de Satanás. Moisés los realizó por el poder de Dios. Creemos que éste es el motivo por el que Pablo los citó aquí en este pasaje. En estos tiempos tenemos que entender que Satanás puede imitar el poder de Dios. El apóstol Juan escribió en su primera carta 4:1, 1Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. Por ello, reiteramos, Satanás puede imitar el poder de Dios. En nuestro tiempo corremos el peligro de que en algunos sectores, una demostración de poder pudiera erróneamente ser atribuida a Dios cuando en realidad podría proceder de Satanás.

La última frase del versículo 8 se refiere a hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe. Pablo estaba diciendo que hombres de aquel tiempo, como Janes y Jambres, tienen mentes depravadas. Y eran réprobos en cuanto a la fe. O sea, que habían descartado la fe, la habían rechazado totalmente. Y dice el versículo 9 de este tercer capítulo de 2 Timoteo,

"Pero no irán más adelante, porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquellos."

Hay algunos que pretenden interesarse superficialmente en el espiritismo, pero deberían tener en cuenta que están jugando con algo que es realmente peligroso. En nuestro tiempo hay manifestaciones de poder satánico a nuestro alrededor. Consideramos una anomalía que en nuestra época tan extremadamente materialista, que ha rechazado todo lo sobrenatural, esté descubriendo la realidad de lo sobrenatural, aunque mucho de ello sea de origen satánico, por supuesto.

Queremos seguir adelante en nuestra lectura y ver lo que dicen ahora el versículo 10, que inicia un párrafo sobre

La autoridad de la Biblia en los últimos días

"Pero tú has seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe, entereza, amor, paciencia"

Timoteo conocía a Pablo, lo conocía bien. La vida de Pablo era un libro abierto, como cada vida cristiana debería ser. Y dice el versículo 11:

"Persecuciones, padecimientos, como los que me sobrevinieron en Antioquia, en Iconio, en Listra; persecuciones que he sufrido, pero de todas me ha librado el Señor."

Timoteo conocía bien los sufrimientos que Pablo había soportado durante sus viajes. Antioquia de Pisidia, Iconio y Listra eran todos lugares del país de Galacia a donde Pablo había viajado en su primer, segundo y tercer viajes misioneros. Cuando Pablo estaba en Listra, fue apedreado y dejado por muerto -creemos que llegó a morir y que Dios lo resucitó de los muertos. Pablo dijo que Dios había intervenido a favor suyo: pero pudo decir como aquí, me ha librado el Señor. Timoteo conocía bien aquellos incidentes porque él y su familia eran de aquella zona. Finalmente por hoy, leamos el versículo 12 de este tercer capítulo de 2 Timoteo:

"Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución"

Creemos que estamos llegando a tiempos en los cuales el ser cristiano, costará algo, tendrá un precio. En cierta ocasión Melvin Laird, quien más tarde llegaría a ser el Secretario de Defensa de los Estados Unidos, hizo la siguiente declaración; no sabemos en qué circunstancias afirmó lo siguiente: "En este mundo se está haciendo cada vez más impopular el ser creyente. Pronto puede llegar a ser peligroso". Hasta aquí la cita. Creemos que estas palabras reflejan exactamente una realidad muy posible. El verdadero cristianismo y los verdaderos cristianos son cada vez más impopulares.

Con frecuencia algunos medios de difusión se quejan de la falta de libertad de expresión. Pero ¿han dicho algo sobre el hecho de que el verdadero cristianismo y sus actividades son suprimidos de las noticias? ¿Cuándo fue la última vez que usted leyó un artículo comprensivo o que simpatizaba con la posición de la Biblia en alguna cuestión? Los medios de difusión suelen dejar de lado las noticias referentes al verdadero cristianismo. Si algún portavoz de la iglesia da a conocer su posición desde el punto de vista de la Biblia, sus declaraciones son a veces distorsionadas o tergiversadas. Ahora si algún predicador o pastor comete una acción ilegal, por supuesto, ocupará los principales titulares o la primera página; pero si ese pastor ha conducido a personas a la salvación y ha restaurado sus vidas para que puedan convivir en sociedad, entonces, ese hecho es ignorado. Estimado oyente, realmente nos acercamos a tiempos en los cuales habrá que pagar un precio por dar testimonio de la fe.

Amigo oyente, vamos a detenernos aquí por hoy. Dios mediante continuaremos con este estudio del capítulo 3 de la Segunda Epístola del Apóstol Pablo a Timoteo en nuestro próximo programa y le invitamos a que nos acompañe en este recorrido a través de la Biblia.

Copyright © 2001-2016 ( TTB - Thru the Bible, RTM - Radio Transmundial, EEA - Evangelismo en Acción). Todos los derechos reservados
CONDICIONES DE USO