Estudio bíblico de Hebreos Introducción

Hebreos - Introducción

Nos toca hoy, amigo oyente, comenzar nuestro estudio en la epístola a los Hebreos. La carta a los Hebreos tiene tal importancia que la clasificamos junto a las carta a los Romanos (que no ha sido superada por ningún otro libro). Nos hemos preguntado como presentar la introducción que merece esta magnífica epístola. Antes de estos comentarios ha habido excelentes obras de exposición Bíblica escritas por otros maestros. Por lo tanto hemos decidido permitir que cuatro de ellos presenten esta epístola a los Hebreos ya que cada uno de ellos ha pronunciado declaraciones sobre esta obra que son sumamente importantes. En primer lugar, citaremos el libro del profesor Campbell Morgan titulado "La última palabra de Dios al hombre."

Dice el Dr.Campbell: "La carta a los Hebreos tiene un valor especial porque existe hoy un concepto muy amplio en cuanto a Cristo que es inferior al del Nuevo Testamento. Para ilustrar lo que quiero decir, continúa el Dr. Morgan - permítame citar lo que dijo un escritor recientemente:

"Una de las mejores cosas que nosotros podemos decir sobre la naturaleza humana es la siguiente: que siempre que se presenta una situación que pueda ser solucionada por una persona que tenga que entregar su vida por sus amigos, alguna persona heroica seguramente se presentará tarde o temprano, y se ofrecerá a sí misma como la víctima. Un Curtius para que salte al abismo. Un Sócrates que se beba la cicuta; un Cristo que se haga crucificar a Sí mismo en el calvario". Ahora, esta cita mencionada por el Dr. Morgan es de un escéptico, y él la está usando para ilustrar que existe un punto de vista inferior en cuanto a Cristo. Así es que, concluyamos esta declaración que hemos comenzado de este erudito en la Biblia, el Dr. Morgan, que continuó diciendo:

"No estamos proponiendo discutir eso de manera extensa, pero sí queremos decir ahora que el colocar a Cristo en esa relación es poco menos de una blasfemia. Podemos hablar adecuadamente de un Curtius, de un Sócrates, pero cuando hablamos de "un Cristo", nuestra referencia a Él no sólo no está en armonía con la presentación del Nuevo Testamento, sino que implícitamente es una contradicción de lo que se declara en cuanto a la singularidad de Su Persona."

Aquí concluimos esta cita, que constituye un gran comienza para la carta a los Hebreos.

El Dr. William Pettingill presentó un énfasis diferente en su declaración inicial y dijo:

"Desde Adán hasta Moisés, a través de 2.500 años y desde Moisés hasta Malaquías, a través de 1.100 años, los profetas estuvieron hablando de parte de Dios al hombre. Pero al final de los 3.600 años, la revelación de ellos sobre Dios era sólo parcial. Luego, después de un silencio de 400 años, cuando el cumplimiento del tiempo de los tiempos llegó, Dios envió a Su Hijo, y en ese Hijo, la revelación de Dios fue perfecta". Hasta aquí la cita. Ésta, amigo oyente, es otra declaración tremenda,

Vamos a presentar a continuación una tercera introducción a la epístola a los Hebreos, y esta pertenece al Dr. Schuyler, y dice lo siguiente: "La epístola a los Hebreos, uno de los libros más importantes en el Nuevo Testamento ya que contiene algunas de las principales doctrinas de la fe cristiana, es a la vez un libro de una lógica infinita y de una gran belleza. El leerlo, es el respirar la atmósfera del cielo mismo. El estudiarlo, es participar de un alimento espiritual sólido; y el permanecer en sus enseñanzas es ser guiado de la inmadurez a la madurez en el conocimiento de la verdad cristiana y de Cristo mismo. Es continuar avanzando hacia la perfección".

Y aquí tenemos otra declaración: "El tema de la epístola a los Hebreos, el único libro en el Nuevo Testamento en el que nuestro Señor es presentado en Su posición como Sumo Sacerdote, es la gloria suprema de Cristo, el Hijo de Dios y el Hijo del Hombre". Hasta aquí la cita. Y debemos decir una vez más, amigo oyente, que esta es una declaración verdaderamente extraordinaria.

Tenemos una cuarta declaración, perteneciente al Sir Robert Anderson, y esperamos que al pasar a través de las páginas de esta epístola, vamos a poder enfatizar lo que este autor enfatiza. Esperamos que esta introducción, de una forma u otra, pueda clarificar los pensamientos. De la introducción de este erudito en la Biblia, presentamos algunos puntos sobresalientes:

"Que la iglesia profesante en la tierra es la vid verdadera, es la mentira atrevida e impía de la apostasía. Que ella es el olivo, es el error compartido por la masa de creyentes en las iglesias de la reforma. Pero, la enseñanza de las Escrituras es explícita. Que Cristo mismo es la vid y que Israel es el Olivo. Porque Dios no ha puesto de lado a Su propio pueblo".

La epístola a los Hebreos no fue aceptada por la iglesia occidental por mucho tiempo, y la razón se encontraba en esta cuestión en particular; la iglesia quería usurpar la posición o el lugar de Israel. Ellos adoptaron todas las promesas que Dios había hecho a Israel y las espiritualizaron, aplicándoselas a sí mismos y rechazando los propósitos de Dios para la nación de Israel. Como resultado, uno encuentra que la iglesia de aquellos días realmente se convirtió en antisemita y persiguió a los judíos. Por lo tanto, decir que Dios ha terminado con la nación de Israel es una triste equivocación, y confiamos que esta epístola pueda resultarnos de ayuda en nuestra comprensión de la gran verdad de que un hebreo es un hebreo, y que cuando éste se convierte en un creyente, continúa siendo un hebreo. Cuando cualquier persona se convierte en una hija de Dios, no cambia su nacionalidad en absoluto, pero la introduce en un nuevo cuerpo de creyentes llamado la iglesia. Dios está hoy llamando un pueblo de judíos y no judíos que invoque Su nombre. Cuando esa tarea se haya consumado, Dios recogerá Su iglesia de este mundo, y continuará llevando a cabo Su propósito con la nación de Israel, cumpliendo todas sus promesas hacia ellos y a través de ellos al mundo de los no judíos de ese tiempo. Creemos, pues, que esta epístola nos va a ayudar en la comprensión del programa y los propósitos de Dios. Debemos decir también que nos sentimos agradecidos por la contribución de estas cuatro grandes introducciones a esta epístola a los Hebreos, en ayudarnos a lanzarnos a aguas profundas en el estudio de la Palabra de Dios.

La cuestión del autor humano de la carta a los Hebreos siempre ha sido un asunto discutible. Si usted está familiarizado con la literatura de las Sagradas Escrituras, usted reconocerá que no ha habido unanimidad de pensamiento al respecto y que no se ha llegado a ningún acuerdo en cuanto a quien es el autor. El Dr. J. Vernon McGee, autor de estos estudios bíblicos, indicaba que cuando él era un estudiante, escribió una tesis en cuanto a este tema porque le interesaba mucho este problema. Tanto le fascinaba que pasó bastante tiempo considerando este asunto. Entonces escribió esa tesis en la que trató de mantener la posición de que Pablo el apóstol fue el autor.

Ni ese ni otros trabajos logaron resolver el problema y el desacuerdo con respecto al autor de esta carta a los Hebreos persistió. Ni Juan Calvino ni Martín Lutero aceptaron que Pablo fuera el autor, así como muchos otros maestros del pasado. Por otra parte, muchos aceptan al apóstol Pablo como el autor. Sin embargo, el autor humano no es el asunto más importante; porque el hecho fundamental es que esta epístola es una parte de la Palabra inspirada de Dios.

A pesar del hecho de que la autoría Paulina no puede afirmarse de una manera dogmática, hay evidencia abundante del que Pablo fue el autor. Tanto la evidencia interna como la externa apoyan a Pablo como el autor. El escritor estuvo encarcelado (como podemos ver en Hebreos 10:34). Escribió desde Italia (como podemos ver en 13:24). Su compañero fue Timoteo (como leemos en 13:23). El estilo de la escritura es Paulino. También, en nuestra opinión, el apóstol Pedro identificó a Pablo como el escritor (como se desprende de la lectura de 2 Pedro 3:15 y 16). Así que creemos que hay buenas y suficientes razones para que Pablo cambiara su estilo, y para que no diera su nombre al principio de la epístola. Destacaremos estos detalles al ir avanzando en nuestra lectura y estudio.

Hay otro asunto de introducción a esta carta que deseamos presentar en este momento. La fecha de escritura es especialmente importante en caso de esta epístola a los Hebreos, debido a la cuestión de la autoría de esta carta. Muchos especialistas y buenos eruditos Bíblicos han adoptado la posición de que fue escrita después del año 70 D.C. Algunos han mencionado la fecha de los años 85 D.C. o 96 D.C. y otros alrededor del año 90 D.C. Sin embargo, al leer esta epístola, uno se siente obligado a llegar a la conclusión de que el templo de Jerusalén aún se encontraba en pie en el momento en que fue escrita. Esto significa que tiene que haber sido escrita antes del año 70 D.C., ya que el general romano Tito destruyó el templo en al año 70 y Pablo ya había partido a la presencia del Señor. Creemos que fue escrita por el apóstol Pablo y antes del año 70 D.C.

El estudioso Coleridge dijo que la carta a los Romanos reveló la necesidad de la fe cristiana, pero que la carta a los Hebreos reveló la superioridad de la fe cristiana. Este pensamiento, presente a través de toda esta epístola, fue expresado en el uso del término comparativo "mejor", que aparece en unas 13 ocasiones. La epístola a los Hebreos nos dice que la Ley era buena, pero que la gracia, bajo Cristo, era mejor, y que la gloria que vendrá va a ser lo mejor. Así que la carta a los Hebreos presenta aquello que es mejor. La palabra "perfecto" o palabras relacionadas, aparece unas 15 veces. Ésta es una epístola que nos desafía. Expresiones como "procuremos" "temamos" o "hagamos" aparecen 5 veces.

En realidad Hebreos es una epístola que contiene el alimento sólido de la Palabra. Queremos mencionar dos versículos que nos comunican o expresan la idea de un camino "mejor". El primero de ellos se encuentra en el capítulo 3, versículo 1, de esta epístola a los Hebreos, y dice: "Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad al apóstol y Sumo Sacerdote de nuestra profesión, Cristo Jesús". Así que nosotros debemos tenerle a Él como nuestra máxima consideración. El segundo pasaje se encuentra el capítulo 12 de esta misma epístola, versículo 3, donde leemos lo siguiente: "Considerad a Aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar". Esto es exactamente lo que vamos a hacer a medida que estudiamos la epístola a los Hebreos. Vamos a considerar a Cristo Jesús. Amigo oyente, en los próximos días, en realidad en las próximas semanas, vamos a considerarle a Él, al Señor Jesucristo, meditando y reflexionando acerca de Él con atención y cuidado. Y estamos convencidos de que es la actitud más importante que cualquier cristiano debe adoptar.

Podemos dividir esta Epístola en dos partes bien diferenciadas. En los primeros diez capítulos, de esta epístola a los Hebreos, vamos a ver que Cristo es mejor que la economía del Antiguo Testamento. Ésta es la parte doctrinal de la Epístola. En ella se destaca que:

A. Cristo es superior a los profetas (1:1-3)

B. Cristo es superior a los ángeles (1:4 - 2:18)

C. Cristo es superior a Moisés (3:1 - 4:2)

D. Cristo es superior a Josué (4:3-13)

E. Cristo es superior al Sacerdocio Levítico (4:14 - 7:28)

F. Cristo, como nuestro Sumo Sacerdote, ejerce sus funciones en un Santuario Superior, por medio de un pacto mejor, basado en promesas mejores (8:1 - 10:39). La exposición está basada en que hay:

1. Un verdadero Tabernáculo (8:1-5)

2. Un Nuevo Pacto, mejor que el antiguo (8:6-13)

3. Un nuevo santuario, mejor que el antiguo (9:1-10)

4. Un Sacrificio Superior (9:11 - 10:18)

5. Un nuevo estímulo (10:19-25)

Luego, en los capítulos 11 hasta el 13, tenemos la segunda parte de la Epístola, en la que se expone que Cristo trae mejores beneficios y obligaciones para nosotros hoy, y ésta es la parte práctica de la Epístola, que se ha de expresar en:

A. Fe (11:1-40)

B. Esperanza (12:1-29), a causa de (1) La carrera cristiana (12.1-2) y (2) y de que los creyentes se encuentran hoy en situación de combate y conflicto (12:3-14).

C. Amor (13:1-25). Aquí, enfatizando en carácter práctico se nos hablará sobre:

1. La vida secreta de los creyentes (13:1-6)

2. La vida social de los creyentes (13:7-14)

3. La vida espiritual de los creyentes (13:15-19)

4. La epístola termina con una bendición (13:20-25).

El estilo, y la forma de expresarse del autor lleva la marca inconfundible del apóstol Pablo, tratando el tema doctrinal en profundidad, y pasando con toda naturalidad a lo que es eminentemente práctico. Éste es precisamente el esquema que el apóstol Pablo siguió en sus otras epístolas. Bien, Dios mediante en nuestro próximo programa entonces, vamos a poner nuestro pie en el umbral, por decirlo así, de esta epístola a los Hebreos, y comenzaremos a analizar lo que ella tiene que decirnos.

Así es que al haber iniciado hoy el estudio de un nuevo libro, esperamos contar con su compañía y participación activa en este recorrido por las páginas del nuevo Testamento. Mientras tanto, amigo oyente, y como preparación para el nuevo estudio, le sugerimos que lea el primer capítulo de la epístola a los Hebreos, para familiarizarse con su contenido y estar así mejor preparado para aprovechar las enseñanzas de esta importante carta del Nuevo Testamento.

Si usted se pone en contacto con nosotros, apreciaremos que nos exprese su sentir y sus experiencias ante las bendiciones de la Palabra de Dios. Su llamada telefónica, su correspondencia normal o su mensaje por correo electrónico nos acercarán a su experiencia personal frente a Dios y a Su Palabra, además de constituir un importante estímulo en nuestra tarea diaria de difundir el mensaje de la Biblia. De esa manera podremos orar por usted de forma concreta, teniendo en cuenta su problema, su necesidad, o su expresión de gratitud hacia aquel Maestro divino que cada día nos alimenta con Su Palabra, nos consuela, y nos proporciona las fuerzas para continuar con ánimo nuestra carrera cristiana en medio de las luchas de la vida.

Copyright © 2001-2016 ( TTB - Thru the Bible, RTM - Radio Transmundial, EEA - Evangelismo en Acción). Todos los derechos reservados
CONDICIONES DE USO