Testimonios cristianos

Así me convertí

Luz Bolivae

Venezuela

  Venezuela

A pesar de haber sido criada en el evangelio y usada por DIOS grandemente, me deje llevar por el dolor y la amargura que muchos habían causado en mi. Me dejé llevar por los malos deseos de la carne, Satanás me llevó a lo más oscuro y desastroso, me mostró lo mejor a principio y luego, al final, me lanzó a lo más vil y despreciable. Mis padres, sin saberlo, me lastimaban, sólo DIOS me salvó. Conocí un hombre maravillosos, fuimos amigos, novios y nos casamos. A los dos meses tuve mi primer embarazo. Estuve hospitalizada por amenaza de aborto. Después de darme de alta tuve un derrame interno a los seis días y estuve al borde de la muerte. Me dieron terapia intensiva, después complicación en los riñones, depresión... fueron tiempos difíciles cuando lloraba amargamente hasta que Dios tuvo un trato fuerte y especial conmigo. Me rescató, me salvó y ayudó a salir de esa situación.
A los seis meses tuve un segundo embarazo, pero Dios estuvo conmigo siempre y probó mi fe. Mi hija fue sietemesina, de bajo peso, hoy ya es grande.
Dios todo lo hace con un propósito (estoy viva) y hoy puedo decir con seguridad que MI CASA Y YO SERVIMOS A JEHOVA.

NORMA MUNOZ

Estados Unidos

  Estados Unidos

Me convertí en el ano 1977, tenía 16 años. Soy la mayor de 4 hermanos, mi padre nos abandonó, dejando a mi madre en completo abandono, ahí conocí a CRISTO. Unos años después mi mamá que era muy católica, luego mis hermanos...tengo hermanos por parte de padre después que se fue de casa..mi padre nos hizo mucho daño emocionalmente, junto con su familia y su amante..y ha sido un proceso muy lento de años de luchas...pero DIOS en su misericordia nos sacó adelante, DIOS me permitió servirle en iglesias locales...y aprendi de hermanos siervos de DIOS....mi madre ya murió hace 2, yo soy peruana y vine a USA hace 15, y las pruebas no terminaron aumentaron al punto que mi matrimonio de 25 años terminó por adulterio de mi esposo y con una gran amiga, vinieron momentos muy dolorosos para mi vida luego que mi madre murió, mi hija mayor decidió ser lesbiana, y mi otra hija feminista y por ende vivir con su novio... estuve destrozada buscando respuestas, mi familia política nunca me quiso siendo cristiana y viven aquí en USA. Mi marido se apartó de DIOS porque cree en los movimientos humanistas .La verdad que miro atrás y sé que DIOS cuido de mi a pesar de que esto aun no acabó, hoy tengo 55 , me casé en la fe cristiana, tengo dos hijas una de 26 y la otra de 22... y mucho por compartir desde que JESUS fue mi Salvador...han pasado muchos años desde entonces y muchas pruebas y gracias a DIOS sigo de pie, y encontré páginas cristianas ,muchas, pero también descarté otras por no traer sana doctrina, ahora encontré la pagina de uds. y en verdad me ha hecho mucho bien. GRACIAS POR ESTA PAGINA DIOS LOS SIGA BENDICIENDO

OSVALDO RENDON CIFUENTES

Colombia

  Colombia

Estuve 23 años en las drogas ,15 en la delincuencia y viví 3 años en las calles. Conocí a Cristo a través de una fundación cristiana, a donde fui llevado en momentos en que pensaba quitarme la vida . Allí, viviendo en las calles, Cristo me rescató a través de un hombre que me vio comiendo basura , se me arrimó y me dijo que Jesús me amaba y que esa no era la vida que Dios quería para mí. Me preguntó si quería cambiar y le dije que sí que era eso o morirme, y me llevó a la fundación.
Estuve allí por trece meses en un proceso donde alcancé la victoria, me reconcilié con Dios y fui restaurado. Salí de aquél lugar siendo el director de la fundación. Con ayuda de varios compañeros con los que me restauré abrimos una fundación para personas con problemas de adicciones. Hoy tenemos 4 fundaciones que Dios permitió abrir para rescatar a las almas perdidas.

WILDER DAVID AYALA CABIA

Perú

  Perú

Dios les bendiga. En el año 2002 , entonces yo tenía 8 años, asistí a una campaña en mi ciudad, Lima, Perú, en un distrito donde se encuentra la iglesia donde asisten mis padres. Al pasar los años me aparté del camino, de los doce a los quince años y en ese momento, en otra campaña me reconcilié con Dios, estando yo en las pandillas, drogas, alcohol... De ahí me llamó Cristo (1Co.1:25-31) y amén. Aquí estoy, pertenezco a la iglesia evangélica misionera "EMAUS PENTECOSTES".

Marta Perdomo

Honduras

  Honduras

Asistía a la iglesia desde pequeña, pero a cierta edad comencé a sentir que en realidad nunca había entregado mi corazón a Jesús, y sentía tanta duda y preocupación al respecto, nuestra maestra de escuela dominical siempre enfatizaba sobre la importancia de estar seguros de nuestra salvación, y un día cuando ya no podía resistirme mas al llamado de Dios decidí después de la clase hablar con mi maestra y explicarle lo que me sucedía y ese día Jesús entro a mi vida en ese entonces tenía 14 años, ahora tengo 21 y Dios ha comenzado su obra en mí

Edgardo Centeno

Argentina

  Argentina

Me llamo Edgardo, desde un comienzo les cuento que mi familia está destruida, mis padres separados. Desde chicos, mi padre frente a nosotros maltrataba a mi madre, la maltrataba demasiado, es mas, mamá luchaba por nosotros. Después que se separaron mamá trabajaba para mantenernos a los 7 hermanos , trabajaba arduamente, a veces pedía por favor que le fiasen para darnos de comer a todos. Como no podía mamá con todos y el trabajo, nos derivaron con una madre sustituta, la cuestión es que nos separaron a todos menos a mí que me he escapado.
Mis abuelas practicaban macumba, hacían trabajos muy fuertes de macumberia, vencimiento y todo lo que puedan imaginarse, cuando era chico el diablo jugaba con mi vida por las noches ,es un poco complicado entender, pero quiero que entiendan, mi abuela pactó con nuestras vidas, el diablo cada noche me recordaba que yo le pertenecía a él, imaginen que cuando iba al baño yo era como una hormiga, un grano de arena era como una gran roca, a la vez me hacia ver tan pequeño las cosas... recuerdo que en varias noches que no podía dormir por miedo, me acostaba muy abrazado a mi madre, cuando mi madre se dormía aparecía una gran sombra negra horrible, que en contra de mi voluntad me sacaba de los brazos de mi madre, yo le sacudía llorando a mi madre, que me ayudase, pero era como que estaba muerta, como que no escuchaba nada, me llegaba a sacar de sus brazos y me llevaba en la madrugada a que me tirara debajo de un coche, eso parece un sueño, ¡¡pero no lo es !! pero cuando estaba por hacerme daño, siempre Dios interrumpía, fueron muchas veces. Recuerdo que cerca de mi casa, hay un rio que tiene un muro que cae mas o menos 5 a 8 mts abajo, que debajo hay todas rocas negras y filosas, una noche mamá no estaba en mi casa yo había quedado solo, recuerdo que había vuelto esa sombra y siempre yo tenia una estatua de Jesús y y un par de supuestos santos, creo que rezaba muchas veces, pero llegada la hora yo sabía que vendría por mi otra vez,. Así fue que al volver la sombra, cada vez que la veía no podía gritar se me iba la voz, y me llevó al muro y me decía tírate, y me empujaba para tirarme, pero Dios siempre lo impedía, y volvía a la normalidad, en otras palabras que mi cuerpo me volvía a responder. Muchas veces le rezaba a Jesús, lloraba demasiado porque no sabía qué hacer, le contaba a mi madre y me trataba de loco o me decía que tenia pesadillas, pero de nada servia lo que le decía, a causa de esos espantos empezó el asma en mí,y vivíamos en los médicos con mi madre con análisis por el asma, fue horrible. Cuando escuchamos con mis amigos que había cine gratis en una escuela, yo tenia 14 casi 15 años, cuando sos chico, te dicen que algo es gratis, seguro que estás presente, resulta que pasaron la película de Jesús, ese día empezó algo en mi vida, recibí a Jesús en mi corazón. Desde el día que acepté a Jesús en mi corazón el diablo no tuvo otra opción que soltarme y a partir de ese día pude dormir sin miedo y temor,. Pero ahí no termina porque cuando empece a ir a la iglesia Dios no solo me libro de Satanás sino también me sacó el asma y hoy puedo respirar por su gracia y su amor.

Rodolfo Frangiosa

Argentina

  Argentina

Hola hermanos que la bendición del Señor esté con ustedes, mi nombre es Rodolfo .
Les cuento mi testimonio, que comparto con todo aquel que el Señor pone en mi camino.

HOY ES HOY. AYER FUE....

Si yo pudiera volver el tiempo atrás le diría ” sí ” a mi madre cuando una mañana me preguntó si la acompañaba a comprar, como siempre lo hacía , pero le dije “no ” y preferí arreglar mi bicicleta ; tenia catorce años, era más inocente, esa fue la última vez que la vi con vida . Esa mañana no fue una mañana como todas, al llegar a mis oídos la noticia de su muerte trágica fui corriendo y llorando a donde estaba la bici y, con todas mis fuerzas, la estrellé contra la pared y nunca más volví a tocarla.

La gente tratando de consolarme, decía que lo ocurrido “había sido la voluntad de Dios” . Y fue así que, queriendo encontrar un culpable de lo ocurrido ( además de culparme a mí mismo ), no tuve mejor idea que enojarme con el Ser Supremo y así, siendo católico me volví el más perfecto de los ateos.

Recuerdo aquél día fue después de meses de negar la existencia de Dios, estaba en la panadería de la esquina de mi casa y oí a dos vecinas que comentaban la tragedia de un hombre cuya esposa lo había abandonado con dos hijos pequeños para irse con otro. En ése momento recuerdo que rompí mi pacto de silencio y dije : Señor, te pido por esos niños,para que los consueles,los cuides y te pido perdón por hacerte culpable por la muerte de mi madre, ya que fue la muerte quien me la arrebató y no la vida. Mi madre nunca quiso irse pero aquella mujer abandonó su familia voluntariamente sin importarle nada. Creo que ese día me amigué con Dios.

El tiempo seguía su curso y aunque a nadie de mi familia jamás se le había ocurrido culparme, yo ya lo había hecho y el diablo aprovechó esa oportunidad haciéndome pensar y creer que el suicidio era la solución , también tengo que reconocer que fui salvado de varios accidentes en forma inexplicable, sobrenatural, saliendo ileso de una muerte segura. Pero yo, lejos de agradecerle, le reproché a Dios diciéndole: “¿Por qué
no salvaste a mi madre así como me salvaste a mí ?.La respuesta que escuché fue el más absoluto silencio.

Tiempo después cuando tenia dieciocho años y estaba en pleno servicio militar, estalló la guerra de Malvinas. En el período de instrucción casi pierdo un brazo por una infección y pude sentir que la mano de Dios estuvo ahí. A los veintidós años en mi subconsciente, la culpa que sentía por aquel ” no ” que le dije a mi madre seguía bloqueando mi vida y esto sumado a muchos desengaños amorosos, no hacían de ese el mejor momento de mi vida.

Un día viajé a la casa de mi tía Pina de Mendoza a reclamar una explicación a otro desengaño y fue allí donde por primera vez sentí deseos de matar. Mi novia mendocina aquella que mi prima Rosi me había presentado unos meses atrás, ya no me quería. Llevado por el odio, estaba decidido a asesinarla. El tren que me llevaría a Buenos Aires salía esa misma noche,pero yo tenia otros planes. me esperaban en la estación pero yo no iría hacía allí .Recuerdo que – de pronto – en medio de tantas voces de odio, pude sentir al Señor decirme: ” ¿ Qué estás por hacer ? ” Y esa noche tuve la oportunidad de reflexionar y despertar como de un sueño y otra vez preguntarle al Señor “¿ Qué quieres de mí ?” .Mientras en la estación todos me buscaban, volví a la casa de mi tía y le conté lo que me pasaba. Ella sabía la respuesta a esa pregunta y esa misma noche en una iglesia evangélica de los hermanos Libres, un mensaje de Dios llego a mi vida y entendí que no podía borrar,retroceder, y corregir lo ocurrido en el pasado ,pero Dios me ofrecía una nueva vida, un punto de partida en Jesús, me ofrecía quitarme esa culpa que sentía si venia a el arrepentido y lo aceptaba como mi Señor y Salvador. Ya que en la Cruz pagó mi deuda y en su muerte y resurrección, solo por Fe sin mérito propio me daba vida eterna .Y ese día tomé la más importante decisión de mi vida : le dije “si ” al Señor, un ” si ” del que jamás me arrepentiré. ”Si, señor , perdona mis pecados y dame tu paz." Lo que sentí después no lo puedo explicar, tienes que sentirlo tú mismo.

Al volver al cuarto donde dormía en la casa de mi tía y encender la luz, una sombra comenzó a dar vueltas en la habitación . Parecía no poder estar donde yo estaba y, luego de varias vueltas, desapareció. Ese fenómeno, aunque inexplicable, no me quitó el sueño, y esa noche dormí como un bebé. : había nacido de nuevo.

Tiempo después ya en Buenos Aires, me acerqué a una iglesia en Monte Grande y un día escuché una canción que decía : ” Cuando Cristo vino a mi corazón, mi vida entera cambió. Su paz y su amor alejaron de mí, las las dudas, las sombras y el temor.”

“De modo que si alguno está en Cristo,nueva criatura es; las cosas viejas pasaron,he aquí todas son hechas nuevas.” (2ª Corintios 5:17 ) . Mi historia en Cristo.

Rodolfo S Frangiosa.

Oscar Centeno

El Salvador

  El Salvador

Me convertí en Cristo se podría decir de casualidad, aunque para Dios no hay casualidades, yo estaba hundido en las drogas y el alcohol, y de un centro de rehabilitación llegaron a traer a uno que era mi compañero de vicios, yo ya tenía días sin comer y oí que al compañero le estaban ofreciendo comida al lugar al que lo estaban invitando a ir, y me le pegue, cuando llagamos al lugar, de verdad nos dieron comida, ropa y nos asignaron un lugar para dormir, esto fue como a las 9:00 am del día 5 de diciembre de 2,000. Me acuerdo que cuando me desperté se estaba preparando un lugar para poder escuchar la palabra de Dios, ya que todos los día a las 4:00 pm llegaba un predicador. Ese día sentí que Dios hablo a mi vida y acepte a Jesús como mi Salvador, y todo cambió hasta este día puedo darle la gloria a Él, por su bondad y misericordia y amor. Bendiciones.

Isabel Artavia Cordero

Costa Rica

  Costa Rica

Me crié en un horfanato y cuando tenía 15 años me llevaron a vivir a otro centro para niños y cerca de este centro había una Iglesia Bautista y me invitaron y comencé a ir, en varias ocaciones había hecho profesión de fe pero seguía con dudas.
Un día mi pastor me dio el plan de salvación y oré sin embargo seguía con la incertidumbre y mi pastor me dijo: "Isa, tú no crees, vamos a orar para que Dios te de fe" de momento me angustié pero seguí en la Iglesia y pase a hacer otra profesión de fe, así pasaron los años, cuando tenía 23 años un jueves estaba acostada en mi cama y se vino a mi mente el pasaje de romanos 8:16 que dice"que el Espíritu Santo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos" y le dije al Señor que yo no tenía ese testimonio en mi! Al día siguiente en mi trabajo saqué la Biblia en mi oficina y le dije a Dios que si yo no era realmente salva me hablara y Dios me mostró en Juan 14 que yo no había creído en él entonces me acorde de las palabras de mi pastor 8 años atrás.
Esa noche llegué a mi casa y trate de leer romanos 4 pensando que la fe viene por el oir la palabra de Dios.
Luego me arrodillé en mi cama y comenzó una voz en mi mente a torturarme diciéndome "usted no va a creer nunca, usted no se va a convertir nunca" en ese momento supe que era el diablo así que le dije a Dios que lo quitara, que el diablo no me dejaba pedirle que me salvara, al instante esa voz se fue, entonces me entró la consciencia de que El señor Jesús estaba ahí frente a mi y me volví a El y le dije que por favor me perdonara porque yo le guardaba mucho rencor porque él había permitido que mi madre muriera y que mis hermanos y yo habíamos sufrido mucho.
Luego me volví y le dije que yo no tenía fe pero que si él me daba fe yo quería ser salva y se vino a mi mente el pasaje del hombre que le dijo a Jesús "creo, ayuda mi incredulidad" entonces le dije llorando a Dios que por favor me diera fe, que yo creía que me ayudara en mi incredulidad y que por favor me salvara y en ese momento una voz en mi mente me dijo" pídele que le limpie con su sangre y obedecí y se lo pedí y le volví a decir que por favor me salvara y una voz fuerte en mi mente me dijo" ya usted es salva" y me quede sin ganas de llorar.
Sé que mi salvación no es común, en el sentido de escuchar claro la voz del Espíritu Santo porque algunos lo que experimentan es paz.
Pero pienso que Dios me permitió una salvación tan clarita para dejar mi incredulidad.
Y por supuesto que tenía claro que debería arrepentirme ante Dios y creer en la sangre de Cristo.
Y agradezco profundamente a Dios por salvarme y cambiar mi vida y darme el amor que en el mundo en el que crecí no tenía.

lesly cordova flores

Perú

  Perú

llevaba según yo una vida normal.. pero me invitaron un día al iglesia local donde yo vivo y fui..la esposa del pastor y una amiga y también mi mama por que mi mama es cristiana. bueno me bautice a los 14 años y cuando Dios me envió mi primera prueba para medir mi carácter. no pude resistir y termine saliéndome de la iglesia. me emborrachaba. me volví completamente rebelde. me rebele con Dios .. con todos los hermanos de la congregación. lloraba todos los días entre en depresión .. hice llorar mucho a mi mama a mi papa lo odiaba. bueno después de un año en vivir una vida oscura ,me invitaron a una fogata con lo jóvenes de la congregación donde asistía y fui por detestaba estar en mi casa y ver a mi papa. y todos empezamos a contar un pedacito de nuestra vida hasta el momento de ese día. entonces escuche a miss hermanos . me animaron me aconsejaron mucho y al otro día llegue a mi casa pedí perdón a mi Dios. luego a mis papas y mi misma regrese nuevamente a los caminos del señor.. ahora tengo 18 años y no me quiero apartar de el..

1
Testimonios cristianos
"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14:6)

Compartir

Estudios en video

Predicaciones cristianas: La petición de Marta y María (Jn 11:1-6
Predicaciones cristianas: La petición de Marta y María (Jn 11:1-6

Libros electrónicos

Comentario bíblico de 2 Timoteo
Comentario bíblico de 2 Timoteo
Descarga gratuita