Testimonios cristianos

Así me convertí

Hildo Vega

Paraguay

  Paraguay

Yo me llamo Hildo y les contare como me convertí cuando en el mundo o sea en mi vida mundana sin conocimiento vivía en angustias en amarguras por ser un Joven que siempre buscaba algo conocer la vida y comencé con relaciones y desde ahi a buscar la salida o la paz porque me sentía desesperado y busqe en las bebidas y drogas perdido pero no encontraba la paz de repente un día me fui en una campaña y el señor me dio esa Paz de ahí lo busco mas y mas dia a días porque me dio un gozo una felicidad que ahora solo predico el evangelio en muchos lugares

Jose A. Rodriguez

Venezuela

  Venezuela

Dios les bendiga hermanos, y que mi experiencia con Dios también otros pueden conocer que solo Jesucristo nos salva y nos guía. Soy el segundo de cuatros Hermanos, crecí en hogar hulmilde con creencias Católicas aunque se hablaba de Dios, no parecía como algo que me llamaba con atención. Ya en medio de estos viví una juventud llena de alcohol y nuestra comunidad se esta volviendo cada día más peligrosa, delincuencia, vi como compañeros de mi crianzas fueron arrastrados a drogas e inclusive cárcel y finalmente la muerte, para mí fue impactante porque me llenaba de miedo y tristeza. Gracias a la misericordia de Dios me libro de todo eso y logre superarme y estudiar en medio de esta momentos. Nació un niño con apenas 17 años no supe como enfrentarlo y no tenia la orientación de como hacerlo bien, aunque siempre tuve pendiente de él, económicamente no fue del todo para su crianza, no fue hasta que el se volvió adolescente y Dios me dio una hermosa esposa cristiana la cual me dio 2 hijas bellas, que empezó Dios a obrar en mi Vida. Me encontré en momento difícil de mi matrimonio, todo se complicaba en casa, y seguía bebiendo para evadir y encontrar en la calle las respuestas, y nunca fue así era un engaño del Enemigo para destruir más mi vida. Fue entonces una tarde que recibí una llamada, estaba en compañía de mi hermano menor el cual me acompaño, y me dijeron que mi hijo corría grave peligro, que estaba siendo detenido sin causa alguna y seria llevado a centro de reclusión. Fue en camino por una carretera iba mi hermano conduciendo cuando le dije "Dios mio, por favor, ayúdame, se que no he llevado una vida apropiada y ahora estoy desesperado, líbrame mi hijo de esto y te me entrego a Ti, y no me aparte de tu lado". Fue algo sorprendente las puertas se abrieron. La congregación donde asistía mi esposa y mis hijas oraron continuamente, entre mi esposa defensores, abogados vecinos fue absuelto de todo, e inmediatamente deje el alcohol y entregué mi vida a Cristo. Doy Gracias y la Gloria Honra sea para nuestro Señor Jesucristo. Clama a mí y yo te respondere" Jeremias 33:3. Nada hay imposible para nuestro Dios.

Ángela Melo

España

  España

Testimonio
No puedo negar y es algo de Dios, que él se reveló a mí primero, amó me, llenó el vacío de mi alma, me dio paz, aliento de vida. Adoro a Dios por su bondad y misericordia, por su magnificencia y poder, por haberse revelado al mundo y también a mí en particular.
Tengo siempre en mi memoria, en mi espíritu una sensación maravillosa de haber probado su presencia de una manera sensible como un viento que tocó todo mi ser y llenó mi espíritu. Tenía apenas diez añitos.
Desde pequeña con mis padres, buscaba a Dios en un templo católico, entre ídolos, entre imágenes que profundamente mirábamos tentando captar la presencia viva de nuestro creador. Y Dios nos encaminó a un culto en una iglesia evangélica y allí probé de una manera especial el poder y amor de Dios. La revelación de la salvación de Dios a través de su hijo vivo y presente llenó mi pequeño corazón, no era más un frío crucifijo que adoraba y que sufría por los padecimientos allí recordados y sin la presencia viva de Jesús resurrecto, poderoso que llenaba mi ser.
Menciono este testimonio porque en gratitud adoro a Dios por esta experiencia maravillosa, nunca más he sido la misma y Dios continuaría si dando a conocer poco a poco, su santo espíritu lo revelará con su presencia, en en su palabra, en las experiencias, en la comunión con otros hermanos, en la naturaleza? y continuará hasta que lo vea en su gloria.
Muchos años se pasaron y a cada instante tengo la ciencia de la presencia de Dios y lo adoro, pasé por luchas innumerables y en varias áreas de la vida, pero en todas Dios estaba presente y me daba aliento para continuar, amor para me consolar, esperanza y fe para continuar y gloria a Dios la victoria siempre vino, en forma de conquista, de crecimiento o de aprendizaje, pero principalmente Dios se daba a conocer un poco más. Adoro a Dios por sus poderosos hechos y por su inmenso amor que me alcanzó y me permite contemplar su santidad, amor, omnipotencia, omnisciencia, omnipresencia, claro en la medida que puedo soportar. Adoro a Dios porque es mi padre, mi señor y salvador, el que está conmigo todos los días, que da sentido a mí vivir, que me llena de esperanzas, que me perdona y me conduce en triunfo.
Muchas veces no tengo palabras a mencionar delante de la grandiosa presencia de Dios, cuando el Espíritu Santo llena todas áreas de mí vida y me siento sumergida en su presencia y en silencio le adoro y soy muy grata por su gran amor derramado a sus hijos.
Gloria a Dios, nuestro Señor, santo y soberano, único digno de todo loor y adoración.
Tengo claro que estaría perdida sin mi amado Dios y confiada en su amor puedo descansar en su gracia y misericordia.
Ángela Melo

Lee Marie Gomez

Puerto Rico

  Puerto Rico

Dios bendiga hermanos. Yo recibí mi llamamiento, en el 2012. Yo fui criada en un hogar católico. desde muy joven comenze a experimentar con el mundo espiritual, fui tratada con 7 psicólogos, medicamentos y nada podía explicarle a mis padres mis extrañas actitudes y comportamientos. por ejemplo pasaba horas hablando "sola" según ellos tenia un amigo imaginario. en realidad jugaba con personas ya fallecidas que solo yo podía ver. A los 12 anos intente mi primer suicidio hastiada de los continuos abusos sicológicos de mi padre en el hogar. a los 16 me fui de la casa. fui entonces que conocí e hice pacto con demonios. me convertí en una bruja reconocida, tuve poder, riquezas, ya no sentía dolor, estaba vacía, asistía a la Iglesia Catolica ocasionalmente, tuve varias parejas entre ellas un sacerdote satanista que me adentro mas en ese mundo. por una dedada pensé que satanas y sus demonios me servían mentirá, yo era su sierva, destruí muchas vidas, entre ellas personas que realmente me amaban. tuve 3 hijos de ellos dos fueron dedicados a una deuda satánica. en un momento de mi vida llegue a dudar de la existencia de Dios. Hasta que un día un amigo me hablo de Dios durante 4 horas estuvimos debatiendo mi dios contra el de El. hasta que me causo curiosidad hice una llamada y visite una iglesia Bautista ese día por primera vez en mi vida conocí el Senor. a partir de ese momento comenzó una lucha espiritual y hasta el día de hoy para Gloria y Honra de Dios soy sierva de Dios. ha sido una lucha continua pero Dios me liberto. Me cambio la vida. YO exhorto a cada hermano con una sola palabra de Fe una vida puede ser transformada. Dios es amor, es fiel y misericordioso. sin El no somos nada.

America

México

  México

Yo nací en una familia católica. Mi madre era una mujer joven, hermosa, llena de temores, inseguridad y rencor. Mi padre un hombre militar pensionado muy enérgico, lleno de ira y adultero. Tengo dos hermanos mayores que yo. Varios de mis tíos por parte de mi mama con problemas de drogas. Y aquí es donde comenzó mi vida, en medio de un hogar disfuncional con continuos pleitos, gritos y golpes. Vivíamos en casa de mis abuelos maternos, mi mama constantemente nos dejaba a cargo de mi abuela y salia a buscar a mi padre para verlo con otras mujeres. En uno de esos días en casa de mi abuela, cuando yo tendría aproximadamente 4 años, me encontraba dormida, cuando uno de mis tíos drogadictos entro a esa recamara y comenzó a abusar de mi, este fue el inicio de muchos años de continuos abusos, no solo por parte de mi tío, sino también de algunos primos y mis propios hermanos. Yo crecí llena de miedos, inseguridad y culpa, pensando que era una basura. Intente suicidarme con pastillas, aun en esto veo la misericordia de Dios cuando dichas pastillas no me hicieron nada. Desgraciadamente mis hermanos tampoco tuvieron una vida favorable, uno militar con los mismos problemas de adulterio que mi papa, el otro cayo en las drogas. Me case con un buen hombre a los 20 años, pero no sabia amarlo ni valorarlo, tenia demasiado dolor en mi corazón. A la edad de 25 años un hombre cristiano, le compartió de Cristo a mi hermano con problemas de drogas, y mi mama con la finalidad de que cambiara lo acompañaba. Mi mama entrego su vida a Cristo, y ocasionalmente la acompañaba a las reuniones, pensando en que mi hermano necesitaba un milagro de Dios. Cada una de esas reuniones comenzaron a mover algo en mi interior, Dios me convenció de cuanto lo necesitaba, hasta que un día le entregue mi vida. Y hoy doy gracias a Dios por su perdón, y que de una y mil maneras me a demostrado cuanto me ama, cuan valiosa soy para Él. Dios me ha enseñado a amar incondicionalmente y a perdonar. Hoy tengo una vida restaurada, transformada y en victoria. Y cada día puedo ver como mi familia sigue llegando a los pies de Cristo. Dios es bueno, digno de toda la Gloria y Honra.

Lily Fuentes Silva

Chile

  Chile

En el año 2003 sufri una enfermedad que comenzo con un simple resfriado...los medicos nunca supieron lo q me enfermo y dijeron q fue un virus q ataco todos mis organos vitales, como pulmones, riñones, cerebro y corazon, desarrollandoce un edema generalizado y q dio como resultado q estuviera en coma 3 meses....
Cuando estaba en coma, Dios permitio q tuviera un momento de lucides y fue en ese momento q me arrepenti d vivir una vida desordenada y vacia
Le dije que me perdonara y q si me iba a sanar yo le serviria tda mi vida y q si no lo hcia q me llevara porque ya no guantaba mas esta enfermedad....y luego volvi a perder el conocimiento...
Pero segun yo habia despertado..."Desperte y me levante y vi q estaba en un campo de flores, la altura de estas me sobrepasaba en extremo y sus colores y formas indescriptibles, senti un gozo tan grande y comence a correr , correr y correr de alegria por en medio d ellas....no se cuanto tiempo estuve alli, hasta q vi a la distancia una puerta suspendida en el aire, me comienzo a acercar y al lado d la puerta habia una mano masculina indicandola y oi una voz q me dijo: Abre, yo soy la puerta"...
Abri y despierto del coma y veo a mi mama q esta orando a los pies d la cama...y desde ese entonces Dios obro un milagro devolviendome la vida
Los medicos dijeron q no pensara en tener hijos ya q todas las arterias principales estaban 100% tapadas pero Dios obro milagro dandome 2 hijos...y hace unos cuantos meses atras los medicos descubrieron q todos mis organos vitales funcionan eficazmente gracias ha q se crearon Arterias Accesorias q se conectaron a estos y llegaron a la conclusion d q estoy viva d Milagro...mi medico q es el Director del hospital aca en sn antonio me dijo: "da gracias a Dios q estas viva, tu vida es un Milagro"

GRIS GARCIA

México

  México

BUENO ME CONVERTI A LOS 17 AÑOS POR LA AMIGA DE MI HERMANA, EN UN PRINCIPIO ESTABA EN MI PRIMER AMOR DESPUES DE TRES AÑOS EMPECE A YA NO ORRAR Y A DEJAR EL ESTUDIO BIBLICO TENGO OCHO AÑOS DE CRISTIANA Y NI SIQUIERA DABA LOS FRUTOS DEL ESPIRITU PERO UN DIA DIOS NOS MUEVE EL PISO .... MI HERMANO DE 27 AÑOS MUERE (POR UNA DECISION MUY TONTA) Y TE DAS CUENTA QUIEN ESTA AHI PARA CONSOLARTE COMO UN VERDADERO AMIGO ES JESUS EL NUNCA ME HA DEJADO SOLA NI A MI NI A MI FAMILIA EL SIEMPRE PERMANECE FIEL ... GRACIAS

Mirian Rodriguez

Colombia

  Colombia

Mi primera experiencia que daría paso a mi genuina conversión al Señor Jesucristo: Tenía mucho tiempo viviendo angustiada, sin objetivos ni metas ni prioridades. JOven, con dos hijos, había dejado a mi esposo por maltrato tanto físico como emocional, me había envuelto en otra relación sentimental pensando que me iría mejor, para a la postre darme cuenta que había sido peor el remedio que la enfermedad. El caso es que en esa angustia y desespero en el que andaba, consultaba permanentemente un brujo. Era tal mi dependencia de las mentiras y promesas que este señor me daba, que ya ni me cobraba por consulta. Una mañana salía para el trabajo y la niñera me dijo alarmada que mi bebé de tan solo 9 meses, tenía fiebre. Aquello que desesperó mucho y salí inmediatamente a consultar al brujo que vivía muy cerca de mi casa. Iba muy bien arreglada, buena ropa, buen calzado, bien peinada.... etc. y a llegar a la esquina, para tomar la calle recta y llegar al consultorio, de pronto me tropecé con algo invisible. Era como si una pared estuviera impidiéndome el paso. Por más que lo intenté no pude avanzar. Asustada por aquello que estaba pasando, miré a todos lados para ver si alguien me estaba viendo, pero como cosa rara, nadie había por allí y eso que era temprano, hora de ir al trabajo, al colegio y debió estar todo muy congestionado con muchas personas, pero no, no había nadie alrededor. Cuando sentí que era algo extraordinario, alcé mis ojos al cielo y dije estas palabras: "Entonces ahora yo no soy capaz de dar un paso sin antes consultar al brujo?.... Dios mío, quítame este brujo de mi camino"... bajé mi cabeza y pude verme entonces cómo estaba vestida... mis vestidos eran unos harapos, con los pies horribles, sucios, las uñas largas, descuidadas, mi cabello despeinado, sucia y maloliente... Aquella visión desapareció e inmediatamente me devolví para mi casa. Al entrar, encuentro a mi hijo completamente sano.. Guardé aquella experiencia en mi corazón, sin decirle nada a nadie y seguí trabajando... Una tarde estaba sentada en la sala de mi casa, con la puerta abierta y la niñera me avisó que el brujo iba pasando, pero que de pronto se había escondido para que yo no lo viera... era como si algo o alguien lo hubiera espantado... tomó otra dirección y nunca jamás lo volví a ver ni me volvió a llamar y yo tampoco tuve deseos de ir más a su consultorio... Así que Dios me contestó aquella oración angustiosa que hice en su momento. También me visitaban unos testigos de Jehová y ante la insistencia de ellos, le dije al mismo Dios que le pedí me quitara al brujo del camino, que si aquella religión no era la solución a mis problemas, que por favor no los dejara que me visitaran más y recuerdo que en su ultima visita aquellos ancianos me dijeron que se iban para Estados Unidos. Que dejarian a otra persona encargada. Cada vez que la pobre señora iba a la casa, a mi hijo le entraba una lloradera y molestadera que la señora se aburrio y no volvio mas. Asi es que de ahi en adelante me empece a sentir diferente.... hasta que un domingo tratado de sintonizar una emisora de musica romantica, encontre una emisora cristiana y el mensaje que estaban transmitiendo a esa hora, era para mi- Asi que sin mas ni mas, apunte la direccion y llegue a aquel lugar, donde hasta el dia de hoy y por la misericordia del Señor continuo congregandome. Nos guardamos del mundo, creemos la sana doctrina... Amamos al Señor Jesucristo, y esperamos su gloriosa venida.
Mirian

Loli

España

  España

Nací en una familia humilde, numerosa, con poco amor y mucho miedo; de tradición católica, digo tradición porque solo era eso (por la parte de mi madre no, pienso que ella cree de verdad). Mis padres se limitaban a seguir la costumbre de la época y el país.
Nací, me bautizaron, me mandaron a catequesis, hice la comunión y la confirmación. Iba a misa los domingos y fiestas de guardar. También tuvo el desatino (aunque es solo culpa mía y no de mis padres) de casarme y bautizar a mis hijos en la iglesia católica. Aparte de la costumbre, creía que ese era el único modo de hacerlos hijos de Dios y que no fueran al infierno si morían.
No sé cómo empecé a querer conocer al Señor, quizá fue cuando el sacerdote del pueblo iba a predicarnos al colegio un día por semana. Ciertamente lo hacía bien, de manera interesante y amena. Quizá fue cuando, no recuerdo el motivo, me compraron la Biblia. Me llamaba mucho la atención, leí varios pasajes y la mitad de las veces no entendía nada, ni sabía cómo tenía que leerla. Total, que dejé de leer, pero haciéndome el propósito de leerla entera algún día.
Cuando dejé de vivir con mis padres, poco a poco fui dejando de ir a misa, de rezar, de confesarme; llegó el momento en el que eso ya no me causaba remordimientos. Pero cuando quería sentirme bien, estar un ratito con el Señor, me iba a una iglesia, bien a misa o a hablar con el Señor y eso me reconfortaba. Solo si iba cuando yo quería, nada de costumbres o imposiciones.
Pasados unos años conocía a personas que despertaron mi curiosidad (y envidia) en mí. Por su forma de vivir, de ser, de vestir, por su forma de comportamiento en general. Me dieron su amistad, me invitaron a sus reuniones, me hicieron sentir bien. Me hablaron de Jesús, solo me hablaron, no me dieron la charla ni me quisieron vender nada. Y eran un poco raros, porque decían ser cristianos. Yo pensaba que cristianos eran católicos.
Me he resistido durante varios años. He tardado mucho en dar el paso. Lo he pesado y medido todo. He dudado, he temido, desconfiado, he ido adelante y atrás mil veces y, finalmente, me he rendido ante la evidencia de que sólo con el Señor Jesús puedo ser feliz. Sólo con Él y por Él puedo seguir adelante. El detonante fue un hermano llamado Pedro Martín y su testimonio, con una vida muy parecida a la de mi padre, solo que éste sigue perdido.
Antes de convertirme, siempre me sentía sola, vacía... por más que tuviera a mi marido, a mis hijos, comodidad económica, amigos... ese vacío no se me llenaba, me faltaba algo y no sabía qué era. Ahora lo sé, quiero dar las gracias a todos aquellos que el Señor ha puesto en mi camino para llevarme hasta él. Gracias a todos los que han orado por mí y han sido pacientes conmigo y mis dudas, gracias también a mi marido y a mis hijos, porque a pesar de no compartir mi fe, me han respetado y apoyado en todo momento. Que el Señor os bendiga a todos.

rosa palacio

España

  España

Yo estaba enferma con alucinaciones me hablaban diferentes voces me engañaban no me decían la verdad me mentían. Todo fue a partir de ir a una curandera . cada dia estaba peor fui al siquiatra me receto mucho medicamento pero las voces me atormentaban . Sufri muchísimo. Pero tengo una amiga cristiana la llame y le explique todo ella me dijo que pusiera mi vida en manos del Señor pues según ella era el diablo que se reia de mi. Me enseño a hecharlo por medio de la preciosa sangre de Jesucristo que derramo en la cruz para labarnos con ella yquitar nuestros pecados . juntas orábamos y le cantábamos alSeñor. Poco a poco las voces se fueron y ahora vivo para elSeñor una vida llena del Espíritu Santo de la mano del Señor voy caminando saltando obstáculos y curada de alucinaciones(según los MEDICOS). DESDE AQUI LE DOY GRACIAS AL señor POR ESTE PRECIOSO MILAGRO QUE ME HA DEVUELTO MI SALUD

1
Testimonios cristianos
"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14:6)

Compartir

Encuestas

Con qué iglesia se identifica más
Católica
Evangélica
Testigo de Jehová
Otra
Soy agnóstico
Ninguna, soy ateo

Libros electrónicos

Comentario bíblico de 2 Timoteo
Comentario bíblico de 2 Timoteo
Descarga gratuita