Testimonios cristianos

Así me convertí

Andres Gustavo Cejas

Argentina

  Argentina

Mi vida era esta:
antes de aceptar a Jesús como mi salvador personal, yo vagaba en mis problemas familiares, en el alcohol, el cigarrillo, las noches de fiestas y muchas veces al borde de querer terminarlo todo de una vez entonces, fui invitado a un campamento en las proximidades de Concepción Tucumán, luego de haber escuchado la palabra de Dios con mucha atención tomé mi desición por Cristo.

Mauricio Araya Rodriguez

Chile

  Chile

Bueno fui mi madre quien invitada por una amiga empezo a asistir a la iglesia evangelica, a posterior mi madre invito a mi esposa, a lo cual yo di mi autorizacion.
Al posterior ella se integro muy bien, bueno yo por mi parte hombre bueno para el alcohol, las mujeres y las fiestas. Empezo a ir todos los domingos y yo la acompañaba, aprovechaba en ese instante de hacer compras en el supermercado con mis hijos y despues la pasaba a buscar.
Paso como cinco meses, cuando el invierno llego a nuestra ciudad y no podia esperarla afuera en la plaza, ya que el frio acompañada de intensas lluvias me obligo a que en sierta oportunidad entrara y me quedara ubicado en el ultimo asiento, tratando de emitir el menor ruido posible.
Me recuerdo que esa vez hubo un pastor invitado, le escuche tan atentamente su predica y no pude dejar de llorar, creia que aquel pastor me conocia o tal vez me habia visto por ahí en mis andansas. Su predica tan efectiva, directa a la raiz del ser humano que llegue a entender que era necesario llenar ese vacio que buscaba en fiestas, amigos y alcohol, con la presencia de Dios.
Así fue como ese mismo dia recibi al señor y he estado tratando de aprender mas de su hermosa palabra, con el fin de transmitir a los demas el evangelio.

Oswaldo Contreras Cisneros

México

  México

Nací el 5 de Junio de 1971 en Campeche, Campeche México, en una familia que era inconversa. Mi papá es mecánico Disel y mi mamá ama de casa aunque estudió para secretaria taquimecanógrafa. Tengo tres hermanos; el mayor se llama Héctor, es ingeniero en sistemas de computación y vive en Mérida Yucatán; luego sigue mi hermana Concepción, casada con un pastor de una Iglesia Bautista, vive en Nueva Rosita Coahuila y tienen dos niños; y después está mi hermano Manuel que también es casado, vive en Campeche y tiene dos hijos.

Cuando yo tenía seis años mis padres aceptaron a Cristo en su corazón y a partir de ese momento la vida de mi familia cambió. Mi papá dejó sus vicios y tanto él como mi mamá comenzaron a servir a Dios en la Primera Iglesia Bautista de Campeche. Mis hermanos y yo crecimos en un hogar cristiano educados por disciplinas y doctrinas cristianas basadas en la Palabra de Dios y creo que acepte a Cristo desde muy temprana edad. Sin embargo cuando llegué a la adolescencia mi forma de pensara y de actuar se fueron desviando de la verdad y de las enseñanzas recibidas, comencé a ser rebelde contra mis padres y contra Dios.

En 1988 Los jóvenes de la Iglesia donde asistía me invitaron a ir a un CONAJEBA (Congreso Nacional de Jóvenes y estudiantes Bautistas). Acepté la invitación y estando en este congreso, al escuchar el tema (Cada joven viviendo una vida victoriosa) sentí que Dios quería transformar mi vida y tomé la decisión de arrepentirme y reconsagrar mi vida al Señor. Regresé a los caminos de Dios y me comprometí a ser un Cristiano fiel constante para Dios.

martin javier castellanos rebolledo

México

  México

creci mi etapa infantil conociendo de la palabra de Dios en la Escuela Dominical. Al llegar a la etapa de adolescencia me volvi rebelde contra mis padres y contra Dios, cayendo en problemas de depresion y alcoholismo. Brevemente puedo decir que no queria saber nada de Dios. Pense que yo solo podia hacer las cosas. La realidad fue que sin Dios nada soy. Mi problema de alcoholismo fue grave pues solo bebia para tratar de sacar la tristeza y llenar el vacio que sentia. Pense que nunca dejaria de beber. No podia tomar una copa o cerveza porque terminaba ahogado de borracho. Todo el dinero simple y sencillamente no me rendia en mis manos pues lo malgastaba. Cuando vi que mi unica salida a todos mis problemas era Dios, mi problema de alcoholismo se fue. Dios obró donde muchos o varios pensaron que ya no tenia remedio. Tengo problemas ahora, pero con el alcohol para nada. Pido esten orando por mi, pues tengo etapas de depresion muy fuertes y no como antes, pues se presenta la depresion de una manera que no puedo describirla. Gracias a Dios ahora soy libre pero mi carne es debil, la lucha en mi ser esta apenas comenzando.

Iban Ruvalcaba Herrera

México

  México

Fue durante mi juventud, si mal no recuerdo a los 19 años, en esta etapa yo estudiaba la Ingenieria en la Cd. De Torreón Coah., Yo era un joven un poco reservado, tenia pocos amigos, en aquel entonces, mi familia pasaba por una situación dificil, mi hermano el mayor había dejado la universidad y handaba muy perdido, me dolia ver la situación de mi hermano y al mismo tiempo tenia temor de que yo tambien fuera a cometer este error. Una de mis hermanas empezaba a asistir a un templo, y empezo a invitarme, empece a asistir y recuerdo que me sente en un lugar solo, en un rincon, donde nadie me viera, los cantos que entonaban sonaban preciosos para mi, cuando el predicador dio el mensaje, yo nunca habia escuchado la palabra de Dios predicada de esa forma tan bella y poderosa, cuando el hizo la invitaciòn a orar, no me atrevi a pasar, pero ahí en mi lugar, cerre mis ojos y empece a llorar como un niño, no me explicaba aquello que estaba sucediendo, pero fue un sentimiento hermoso que me dio paz y tranquilidad. Un dia por la noche, nos llegó una noticia, mi hermano había tenido un accidente automovilistico y estaba herido, en aquel momento muchas cosas pasaron por mi mente, pero recorde las palabras de aquella predicación, por misericordia de Dios, no fue grabe el accidente, pero Dios uso esa situación para que yo me acercara más a su camino, continue asistiendo a los servicios de aquel templo y poco a poco me fui relacionando con Dios y con aquellos hermanos tan preciosos. No recuerdo con precisión la fecha de mi conversión, pero se que Cristo en aquel año vino a morar en mi corazón, Renuncie a las cosas del mundo y le abrace en la fe y no me arrepiento. Cristo es lo mejor que me a sucedido. Como vera, no es un testimonio impactante, pero el gozo es indescriptible. Dios les Bendiga

JUAN ENRIQUE RAMIREZ PEQUEÑO

México

  México

Fue en un campamento de jovenes adultos, fue mi primer campamento, nunca habia asistido a algo similar, fue algo diferente, en uno de los estudios ke nos dio el pastor, tome la decision, me acuerdo ke llore mucho, pedi perdon por todos mis pecados y le pedi al Señor Jesucristo ke entrara en mi corazon, de ahi en adelante hemos estado en el Camino, no digo que todo ha sido facil pero con la ayuda de Dios hemos seguido adelante, tengo una Esposa a la que quiero y nos a prestado tres hermosas hijas y nuestro deseo es seguir trabajando en las mies ya ke son pocos los obreros, gracias.

Guillermo Herrera Retamales

Chile

  Chile

A los 28 años de edad, mientras trabajaba en el turno de noche, un compañero de trabajo, me habló de Cristo y después de 1 o 2 semanas acepté al Señor Jesús como mi Señor y Salvador personal. Ciertamente mi vida tuvo un cambio desde dentro de mi corazón, puesto que yo era un adúltero y no tenía verdadera conciencia de mi pecado.
Hoy el Señor Jesús ha hecho grandes cosas en mi vida, ya que después de 18 años de vida cristiana Él me ha permitido conservar a mi esposa y además me dio lindos hijos (3).
Vale la pena rendirse al Señor.
Atte.
Guillermo Herrera Retamales

Svetlana Serediná

Costa Rica

  Costa Rica

Soy una mujer e 39 años de edad, ama de casa. Tengo un esposo y dos preciosos hijos, uno de 18 años y otro de seis. Vivo en Costa Rica, pero nací y crecí en Ucrania, en la antigua Unión Soviética, en un país donde desde pequeña me enseñaron que Dios no existe, que eso era opio para el pueblo.

Así, completamente atea, viví hasta que conocí a mi esposo, un costarricense que viajó a estudiar a mi país. Después que nos casamos, nos vinimos para Costa Rica y aquí por primera vez abrí la BIBLIA. Sin embargo, yo la leía no para buscar la verdad, el amor de Dios, sino para burlarme. Durante ese tiempo, mi suegra que es una cristiana, oraba incansablemente por mi pidiendo a Dios misericordia para mi.

Pasaron dos años, y sin haber logrado acomodarnos a un nuevo estilo de vida, nos regresamos otra vez a mi país. Al llegar, nos enteramos que el país había cambiado muchísimo. Desde el año 1985 se había iniciado el proceso de la perestroica y con ella llegaron los conflictos, dificultades económicas, pobreza y el desorden social. Yo temía mucho por mi esposo y mi pequeño hijo, ya que debido a su origen extranjero podían ser víctimas de algún asalto. Pero Dios en su infinito amor nos estaba cuidando, a pesar de que yo no era capaz de entender eso, y tampoco quería saber nada sobre EL.Transcurrieron dos años mas. La situación en mi país seguía empeorando, y yo empecé a enfermarme cada vez mas seguido. Una noche estando muy enferma tuve un sueño. En el sueño me veía entrando a una iglesia y pidiéndole perdón al SEÑOR, a lo cual EL respondía otorgándome la sanidad de mis enfermedades. A la mañana siguiente, le conté a mi mamá lo del sueño, pero ella no me respondió nada, debido a que a ella tampoco conocía al SEÑOR. En la siguiente noche volví a tener el mismo sueño, así tres noches seguidas. Fue entonces cuando mi madre me dijo:

-Anda a la iglesia de la ciudad.
-Pero cómo voy a entrar a una iglesia si nunca lo he hecho- respondí,
-Ve -me repitió ella,- si has soñado lo mismo por tres noches seguidas es por algo.

Y yo fui. Al entrar en la iglesia, una paz me abrazó fuertemente y esto me conmovió mucho. Al pararme frente a la imagen de JESUS (entiéndase que en mi país las iglesias son en su mayoría cristianas ortodoxas, razón por la cual abundan las imágenes) pedí con todo corazón el perdón al SEÑOR. Le pedí perdón por no conocerlo, por no haberlo buscado. Le pedí que fuera mi guía y que tomara mi vida en sus manos. Que fuera mi dueño. De pronto vi como una nube blanca, una nube llena de amor que descendía del cielo hacia mi y me envolvió por completo. Luego salí de la iglesia, y durante todo el día me sentía en esa nube y fue así como fui sanada.

Así fue como JESÚS me llamó. Así fue como abrí mi corazón a EL. De esto hace ya como de 12 años.

De nuevo regresamos a Costa Rica, donde vivimos actualmente. DIOS me estado guiando todo este tiempo. Estando aquí empecé a conocer personas cristianas que me ayudaron a crecer en el amor de DIOS.

Yo se que DIOS tiene un propósito para mi vida y quiero prepararme.

Sarita Bermudez

Estados Unidos

  Estados Unidos

Por la gracia de mi padre soy salva!!! Yo nací en un hogar cristiano y toda mi vida he asistido a una Iglesia Cristiana pero nunca había tomado una decision de servir a mi Padre. Cuando llego la adolecensia me aparté aunque todavía iba a la iglesia pero porque mis padres me obligaban. A los 18 años me propusieron que fuera presidenta de Jovenes pero dije que no porque yo sabía que yo vivía otra vida fuera de la iglesia. Pero Dios desde ese momento comenzó a tratar conmigo y así duré un año decidiendo que iba a hacer. Este verano el Señor me mando fuera de mi casa muy lejos y todo ese tiempo que estuve fuera el Señor me transformo; fui bautizada en agua, bautizada por su Espiritu Santo y muchas maravillas más que mi Padre Dios ha hecho en mí. Hoy tengo 19 años y siempre confiando en el que todo lo puede y dejando que su Espiritu trabaje dentro de mí. Pidiéndole que él sea mi roca fuerte. No me arrepiento de tomar esta decision porque hay muchos que dicen que son muy jovenes pero estamos en el buen tiempo de trabajar por él. Realmente AMO A Jesucristo por lo que hizo por mí y por lo que hace en mi familia.

Agradecida con mi Padre
Sarita Bermudez

Testimonios cristianos
"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14:6)

Compartir

Estudios en video

Creed en el evangelio - ¿Es razonable la fe?
Creed en el evangelio - ¿Es razonable la fe?

Libros electrónicos

Comentario bíblico de 2 Timoteo
Comentario bíblico de 2 Timoteo
Descarga gratuita