Estudios bíblicos más valorados

Seleccione uno para poder verlo

(El fundamento de la epístola)

El primer capítulo de Santiago sirve de prólogo a toda la epístola y en él se adelantan algunos de los temas que luego desarrollará más ampliamente. En este estudio veremos algunos temas prácticos relacionados con las pruebas, la verdadera sabiduría, el poder de la oración, pobreza y riqueza...
Valoración: 3.80

La epístola de Santiago (La seguridad eterna de los creyentes)

Tenemos aquí una de las promesas más hermosas que el Señor ha hecho a los creyentes. Podemos tener seguridad de nuestra salvación eterna aquí y ahora. Ya no tenemos temor a morir ni a comparecer ante Dios.
Valoración: 3.79

El Evangelio de Juan (El que viene de arriba)

Si el hombre dice que no se puede conocer a Dios, está mintiendo, porque él se ha revelado a la humanidad de forma continuada y clara. Esta revelación ha llegado a su clímax en la persona del Señor Jesucristo, el mismo Hijo de Dios. Por lo tanto, cada persona tiene una gran responsabilidad frente a este hecho: creer en él implica tener vida eterna, pero rechazarlo nos coloca bajo la justa ira de Dios.
Valoración: 3.78

El Evangelio de Juan (Omnipresencia y omnisciencia de Dios)

El salmista afirma que Dios le ha formado desde el viente de su madre. Lo ha hecho de una forma personal y con un propósito definido. Y de la misma manera, cada uno de nosotros tenemos también una misión que cumplir en este mundo. Dios nos ha dado aptitudes, circunstancias familiares, experiencias y oportunidades con el fin de que cumplamos este propósito. Por otro lado, el salmista también afirma que Dios nos ve en todo momento y nos acompaña en todos los sitios. Un conocimiento así podría resultar agobiante, pero si nos hemos reconciliado con Dios, lejos de privarnos de libertad, tiene la finalidad de cuidarnos, protegernos y sanarnos. Ante esta perspectiva, no es de extrañar que el salmista se sintiera seguro en las manos de Dios. ¿Y usted...?
Valoración: 3.78

Los Salmos (Jesús llama a Felipe y a Natanael)

Dos nuevos discípulos siguen a Jesús, Felipe y Natanael. Nos llama la atención la promesa que Jesús le hizo a Natanael: "Cosas mayores que estas verás". Debemos recordar esto, porque como cristianos muchas veces nos inunda una sensación de pobreza espiritual, sencillamente porque no andamos con él.
Valoración: 3.77

El Evangelio de Juan (Si las piedras hablaran...)

A veces decimos: "¡Hay si las piedras hablaran!" Porque ¡de cuántas cosas han sido testigos algunas piedras! Pero si hay alguna piedra que tiene una gran historia que contar, es aquella que cubrió la entrada del sepulcro donde fue colocado el cuerpo sin vida de Jesús. ¿De qué nos habla aquella piedra?
Valoración: 3.77

La resurrección (Las circunstancias de Juan al escribir Apocalipsis)

El apóstol Juan escribió el libro de Apocalipsis en medio de tribulación. Ahora nosotros, como cristianos, somos tentados constantemente a intentar escapar del sufrimiento. A nadie le gusta sufrir. Pero hemos de aprender que si queremos ser fieles a Cristo, en alguna medida tendremos que sufrir en esta época en que el mundo lo rechaza. Aquí aprendemos que el sufrimiento y el reino son partes inseparables de nuestra herencia en Cristo.
Valoración: 3.77

Apocalipsis (La transfiguración)

Después del anuncio de su muerte, el Señor Jesucristo se transfiguró delante de algunos de sus discípulos. La ocasión sirvió para mostrarles su gloria y la existencia de otro mundo tan real como el nuestro. Todo esto nos ayuda a entender cómo será el reino de Dios en su plena manifestación en esta tierra.
Valoración: 3.76

El Evangelio de Marcos (La gran comisión (1))

La iglesia tiene una importante misión en este mundo hasta que sea llevada al cielo. El Señor Jesucristo nos ha mandado lo siguiente: "Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura". En este estudio consideraremos algunos aspectos importantes sobre el fundamento de esta misión, el estímulo para llevarla a cabo, su propósito, la finalidad, la motivación y los recursos para cumplirla.
Valoración: 3.76

El Evangelio de Marcos (El bautismo en el Espíritu Santo)

Juan el Bautista dedicó su vida a exaltar a Cristo. Tenía buenas razones para hacerlo: por un lado, Jesús era infinitamente mayor que él en dignidad, y por otro, su ministerio bautizando en el Espíritu Santo lograría regenerar a las personas haciéndolas completamente nuevas, algo que el bautismo en agua de Juan para arrepentimiento nunca podría hacer.
Valoración: 3.76
Estudios bíblicos más valorados
"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Ti 3:16)

Compartir

Estudios en video

Estudio bíblico en video: ¿Quién es Jesús? (Juan 11:45-48)
Estudio bíblico en video: ¿Quién es Jesús? (Juan 11:45-48)

Libros electrónicos

Comentario bíblico de 2 Timoteo
Comentario bíblico de 2 Timoteo
Descarga gratuita