Biblia online - Dios Habla Hoy

Hechos 19

Pablo en Efeso

1Mientras Apolo estaba en Corinto, Pablo cruzó la regiónmontañosa y llegó a Éfeso, donde encontró a varios creyentes.
2Les preguntó: --¿Recibieron ustedes el Espíritu Santo cuando se hicieroncreyentes? Ellos le contestaron: --Ni siquiera habíamos oído hablar del Espíritu Santo.
3Pablo les preguntó: --Pues ¿qué bautismo recibieron ustedes? Y ellos respondieron: --El bautismo de Juan.
4Pablo les dijo: --Sí, Juan bautizaba a los que se volvían a Dios, pero lesdecía que creyeran en el que vendría después de él, es decir, enJesús.
5Al oir esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús;
6y cuando Pablo les impuso las manos, también vino sobre ellosel Espíritu Santo, y hablaban en lenguas extrañas, y comunicabanmensajes proféticos.
7Eran entre todos unos doce hombres.
8Durante tres meses, Pablo estuvo yendo a la sinagoga, dondeanunciaba el mensaje sin ningún temor, y hablaba y trataba deconvencer a la gente acerca del reino de Dios.
9Pero algunos, tercamente, no quisieron creer, sino que delantede la gente hablaban mal del Nuevo Camino. Entonces Pablo seapartó de ellos y llevó a los creyentes a la escuela de un talTirano. Allí hablaba todos los días,
10y así lo hizo durante dos años, de modo que todos los quevivían en la provincia de Asia, tanto los judíos como los que nolo eran, oyeron el mensaje del Señor.
11Y Dios hacía grandes milagros por medio de Pablo,
12tanto que hasta los pañuelos o las ropas que habían sidotocados por su cuerpo eran llevados a los enfermos, y estos securaban de sus enfermedades, y los espíritus malignos salían deellos.
13Pero algunos judíos que andaban por las calles expulsando dela gente espíritus malignos, quisieron usar para ello el nombre delSeñor Jesús; así que decían a los espíritus: "¡En el nombrede Jesús, a quien Pablo anuncia, les ordeno que salgan!"
14Esto es lo que hacían los siete hijos de un judío llamadoEsceva, que era un jefe de los sacerdotes.
15Pero en cierta ocasión el espíritu maligno les contestó:"Conozco a Jesús, y sé quién es Pablo; pero ustedes, ¿quiénesson?"
16Al mismo tiempo, el hombre que tenía el espíritu maligno selanzó sobre ellos, y con gran fuerza los dominó a todos,maltratándolos con tanta violencia que huyeron de la casa desnudosy heridos.
17Todos los que vivían en Éfeso, judíos y no judíos, losupieron, y se llenaron de temor. De esta manera crecía la fama delnombre del Señor Jesús.
18También muchos de los que creyeron llegaban confesandopúblicamente todo lo malo que antes habían hecho,
19y muchos que habían practicado la brujería trajeron suslibros y los quemaron en presencia de todos. Cuando se calculó elprecio de aquellos libros, resultó que valían como cincuenta milmonedas de plata.
20Así el mensaje del Señor iba extendiéndose y demostrando supoder.
21Después de estas cosas, Pablo decidió visitar Macedonia yAcaya, y seguir su viaje hasta Jerusalén. Además decía quedespués de ir a Jerusalén tendría que ir también a Roma.
22Entonces mandó a Macedonia a dos de sus ayudantes, Timoteo yErasto, mientras él se quedaba algún tiempo más en Asia.

El alboroto en Efeso

23Por aquel tiempo hubo en Éfeso un gran alboroto acerca delNuevo Camino,
24causado por uno llamado Demetrio, que era platero. Este hombrehacía figuritas de plata que representaban el templo de la diosaArtemisa, y daba mucha ganancia a los que trabajaban con él.
25Reunió, pues, a estos, junto con otros que trabajaban enoficios semejantes, y les dijo: "Señores, ustedes saben quenuestro bienestar depende de este oficio.
26Pero como ustedes ven y oyen, ese tal Pablo anda diciendo quelos dioses hechos por los hombres no son dioses; y así haconvencido a mucha gente, no solamente aquí en Éfeso sino en casitoda la provincia de Asia.
27Esto es muy peligroso, porque nuestro negocio puede echarse aperder, y el templo mismo de la gran diosa Artemisa puede tambiénperder la fama que tiene, y así será despreciada la grandeza deesta diosa que es adorada en toda la provincia de Asia y en el mundoentero."
28Cuando oyeron esto, se enojaron mucho y gritaron: "¡VivaArtemisa de los efesios!"
29Hubo, pues, confusión en toda la ciudad. Se lanzaron sobreGayo y Aristarco, dos hombres de Macedonia que acompañaban a Pablo,y los arrastraron hasta el teatro.
30Pablo quiso entrar allí para hablar a la gente, pero loscreyentes no lo dejaron.
31También entre las autoridades de Asia había algunos amigosde Pablo, que mandaron a decirle que no debía meterse allí.
32Entre tanto, en la reunión, unos gritaban una cosa y otrosotra, porque la gente estaba alborotada y la mayor parte ni sabíapara qué se habían reunido.
33Pero algunos de ellos explicaron el asunto a Alejandro, aquien los judíos habían empujado al frente de todos. Alejandrohizo señas con la mano para pedir silencio y hablar en defensa delos judíos delante del pueblo.
34Pero cuando se dieron cuenta de que él mismo era judío,gritaron todos durante un par de horas: "¡Viva Artemisa de losefesios!"
35El secretario de la ciudad, cuando pudo calmar a la gente,dijo: "Ciudadanos de Éfeso, todo el mundo sabe que esta ciudadestá encargada de cuidar el templo de la gran diosa Artemisa y dela imagen de ella que cayó del cielo.
36Como nadie puede negar esto, cálmense ustedes y no hagan nadasin pensarlo bien.
37Porque estos hombres que ustedes han traído no han profanadoel templo ni han hablado mal de nuestra diosa.
38Si Demetrio y los que trabajan con él tienen alguna quejacontra alguien, ahí están los jueces y los juzgados; que reclamenante las autoridades y que cada uno defienda su derecho.
39Y si ustedes piden alguna otra cosa, deberá tratarse en unareunión legal.
40Con lo que hoy ha pasado corremos peligro de que nos acusen deagitadores, pues no hay ninguna razón que podamos dar, si nospreguntan por la causa de este alboroto." Dicho esto, despidió ala gente.
41(TEXT OMITTED)

Dios habla hoy ®, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1996 (http://www.unitedbiblesocieties.org).

Ver en otras versiones:


N V IRV 1909RV 1960RV 1995B L AD H H
Biblia online
"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Ti 3:16)

Compartir

Estudios en video

Predicas cristianas: Jesus: Resurrección y Vida (Jn 11:7-27)
Predicas cristianas: Jesus: Resurrección y Vida (Jn 11:7-27)

Libros electrónicos

Comentario bíblico de 2 Timoteo
Comentario bíblico de 2 Timoteo
Descarga gratuita