La Biblia en un año - Nueva Versión Internacional

Un plan de lectura bíblica diaria y consejos para saber cómo leer la Biblia adecuadamente

Al leer la Biblia cada día, permita que las Escrituras le hablen. Aquí tiene algunos consejos:

  • Antes de comenzar su lectura ore a Dios pidiéndole que él le hable por su Palabra.

  • Busque un lugar tranquilo y lea el texto con atención.

  • Hágase ciertas preguntas: ¿Por qué escribió Dios esto? ¿Qué me quiere enseñar? ¿Cómo lo puedo aplicar a mi vida?

  • Ore al Señor pidiéndole que le dé el poder para poner en práctica lo aprendido.

Fecha seleccionada: 25/02/2017

Números 32-33

Versión actual:
Nueva Versión Internacional

Capítulo 32

Rubén y Gad se establecen al oriente del Jordán

 1Las tribus de Rubén y Gad, que tenían mucho ganado, se dieron cuenta de que las tierras de Jazer y Galaad eran apropiadas para la ganadería. 2Así que fueron a decirles a Moisés, al sacerdote Eleazar y a los jefes de la comunidad: 3Las tierras de Atarot, Dibón, Jazer, Nimrá, Hesbón, Elalé, Sebán, Nebo y Beón 4las conquistó el Señor para el pueblo de Israel, y son apropiadas para la ganadería de tus siervos. 5Si nos hemos ganado tu favor, permítenos tomar esas tierras como heredad. No nos hagas cruzar el Jordán. 6Entonces Moisés les dijo a los rubenitas y a los gaditas: ¿Les parece justo que sus hermanos vayan al combate mientras ustedes se quedan aquí sentados? 7Los israelitas se han propuesto conquistar la tierra que el Señor les ha dado; ¿no se dan cuenta de que esto los desanimaría? 8¡Esto mismo hicieron los padres de ustedes cuando yo los envié a explorar la tierra de Cades Barnea! 9Fueron a inspeccionar la tierra en el valle de Escol y, cuando volvieron, desanimaron a los israelitas para que no entraran en la tierra que el Señor les había dado. 10Ese día el Señor se encendió en ira y juró: 11Por no haberme seguido de todo corazón, ninguno de los mayores de veinte años que salieron de Egipto verá la tierra que juré darles a Abraham, Isaac y Jacob. 12Ninguno de ellos la verá, con la sola excepción de Caleb hijo de Jefone, el quenizita, y Josué hijo de Nun, los cuales me siguieron de todo corazón. 13El Señor se encendió en ira contra Israel, y los hizo vagar por el desierto cuarenta años, hasta que murió toda la generación que había pecado. 14"¡Y ahora ustedes, caterva de pecadores, vienen en lugar de sus padres para aumentar la ira del Señor contra Israel! 15Si ustedes se niegan a seguir al Señor, él volverá a dejar en el desierto a todo este pueblo, y ustedes serán la causa de su destrucción. 16Entonces ellos se acercaron otra vez a Moisés, y le dijeron: Vamos a construir corrales para el ganado, y a edificar ciudades para nuestros pequeños. 17Sin embargo, tomaremos las armas y marcharemos al frente de los israelitas hasta llevarlos a su lugar. Mientras tanto, nuestros pequeños vivirán en ciudades fortificadas que los protejan de los habitantes del país. 18No volveremos a nuestras casas hasta que cada uno de los israelitas haya recibido su heredad. 19Nosotros no queremos compartir con ellos ninguna heredad al otro lado del Jordán, porque nuestra heredad está aquí, en el lado oriental del río. 20Moisés les contestó: Si están dispuestos a hacerlo así, tomen las armas y marchen al combate. 21Crucen con sus armas el Jordán, y con la ayuda del Señor luchen hasta que él haya quitado del camino a sus enemigos. 22Cuando a su paso el Señor haya sometido la tierra, entonces podrán ustedes regresar a casa, pues habrán cumplido con su deber hacia el Señor y hacia Israel. Y con la aprobación del Señor esta tierra será de ustedes. 23"Pero si se niegan, estarán pecando contra el Señor. Y pueden estar seguros de que no escaparán de su pecado. 24Edifiquen ciudades para sus pequeños, y construyan corrales para su ganado, pero cumplan también lo que han prometido. 25Los gaditas y los rubenitas le dijeron a Moisés: Tus siervos harán tal como el Señor lo ha mandado. 26Aquí en las ciudades de Galaad se quedarán nuestros pequeños, y todos nuestros ganados y rebaños, 27pero tus siervos cruzarán con sus armas el Jordán para pelear a la vanguardia del Señor, tal como él lo ha ordenado. 28Así que Moisés dio las siguientes instrucciones al sacerdote Eleazar, y a Josué hijo de Nun y a los jefes de las familias patriarcales de las tribus de Israel: 29Si los gaditas y los rubenitas, armados para la guerra, cruzan el Jordán con ustedes y conquistan el país, como el Señor quiere, ustedes les entregarán como heredad la tierra de Galaad. 30Pero si no lo cruzan, ellos recibirán su heredad entre ustedes en Canaán. 31Los gaditas y los rubenitas respondieron: Tus siervos harán lo que el Señor ha mandado. 32Tal como él lo quiere, cruzaremos armados a la tierra de Canaán. Pero nuestra heredad estará de este lado del Jordán. 33Entonces Moisés entregó a los gaditas y rubenitas, y a la media tribu de Manasés hijo de José, el reino de Sijón, rey de los amorreos, y el reino de Og, rey de Basán. Les entregó la tierra con las ciudades que estaban dentro de sus fronteras, es decir, las ciudades de todo el país. 34Los gaditas edificaron las ciudades de Dibón, Atarot, Aroer, 35Atarot Sofán, Jazer, Yogbea, 36Bet Nimrá y Bet Arán. Las edificaron como ciudades fortificadas, y construyeron corrales para sus rebaños. 37También edificaron las ciudades de Hesbón, Elalé, Quiriatayin, 38Nebo, Baal Megón y Sibma, y les cambiaron de nombre. 39Los descendientes de Maquir hijo de Manasés fueron a Galaad y la conquistaron, echando de allí a los amorreos que la habitaban. 40Entonces Moisés entregó Galaad a los maquiritas, que eran descendientes de Manasés, y ellos se establecieron allí. 41Yaír hijo de Manasés capturó algunas aldeas y les puso por nombre Javot Yaír. 42Noba capturó Quenat y sus aldeas, y a la región le dio su propio nombre.

Capítulo 33

Jornadas de Israel desde Egipto hasta el Jordán

 1Cuando los israelitas salieron de Egipto bajo la dirección de Moisés y de Aarón, marchaban ordenadamente, como un ejército. 2Por mandato del Señor, Moisés anotaba cada uno de los lugares de donde partían y adonde llegaban. Ésta es la ruta que siguieron: 3El día quince del mes primero, un día después de la Pascua, los israelitas partieron de Ramsés. Marcharon desafiantes a la vista de todos los egipcios, 4mientras éstos sepultaban a sus primogénitos, a quienes el Señor había herido de muerte. El Señor también dictó sentencia contra los dioses egipcios. 5Los israelitas partieron de Ramsés y acamparon en Sucot. 6Partieron de Sucot y acamparon en Etam, en los límites del desierto. 7Partieron de Etam, pero volvieron a Pi Ajirot, al este de Baal Zefón, y acamparon cerca de Migdol. 8Partieron de Pi Ajirot y cruzaron el mar hasta llegar al desierto. Después de andar tres días por el desierto de Etam, acamparon en Mara. 9Partieron de Mara con dirección a Elim, donde había doce fuentes de agua y setenta palmeras, y acamparon allí. 10Partieron de Elim y acamparon cerca del Mar Rojo. 11Partieron del Mar Rojo y acamparon en el desierto de Sin. 12Partieron del desierto de Sin y acamparon en Dofcá. 13Partieron de Dofcá y acamparon en Alús. 14Partieron de Alús y acamparon en Refidín, donde los israelitas no tenían agua para beber. 15Partieron de Refidín y acamparon en el desierto de Sinaí. 16Partieron del desierto de Sinaí y acamparon en Quibrot Hatavá. 17Partieron de Quibrot Hatavá y acamparon en Jazerot. 18Partieron de Jazerot y acamparon en Ritmá. 19Partieron de Ritmá y acamparon en Rimón Peres. 20Partieron de Rimón Peres y acamparon en Libná. 21Partieron de Libná y acamparon en Risá. 22Partieron de Risá y acamparon en Celata. 23Partieron de Celata y acamparon en el monte Séfer. 24Partieron del monte Séfer y acamparon en Jaradá. 25Partieron de Jaradá y acamparon en Maquelot. 26Partieron de Maquelot y acamparon en Tajat. 27Partieron de Tajat y acamparon en Téraj. 28Partieron de Téraj y acamparon en Mitca. 29Partieron de Mitca y acamparon en Jasmoná. 30Partieron de Jasmoná y acamparon en Moserot. 31Partieron de Moserot y acamparon en Bené Yacán. 32Partieron de Bené Yacán y acamparon en el monte Guidgad. 33Partieron del monte Guidgad y acamparon en Jotbata. 34Partieron de Jotbata y acamparon en Abroná. 35Partieron de Abroná y acamparon en Ezión Guéber. 36Partieron de Ezión Guéber y acamparon en Cades, en el desierto de Zin. 37Partieron de Cades y acamparon en el monte Hor, en la frontera con Edom. 38Al mandato del Señor, el sacerdote Aarón subió al monte Hor, donde murió el día primero del mes quinto, cuarenta años después de que los israelitas habían salido de Egipto. 39Aarón murió en el monte Hor a la edad de ciento veintitrés años. 40El rey cananeo de Arad, que vivía en el Néguev de Canaán, se enteró de que los israelitas se acercaban. 41Partieron del monte Hor y acamparon en Zalmona. 42Partieron de Zalmona y acamparon en Punón. 43Partieron de Punón y acamparon en Obot. 44Partieron de Obot y acamparon en Iyé Abarín, en la frontera con Moab. 45Partieron de Iyé Abarín y acamparon en Dibón Gad. 46Partieron de Dibón Gad y acamparon en Almón Diblatayin. 47Partieron de Almón Diblatayin y acamparon en los campos de Abarín, cerca de Nebo. 48Partieron de los montes de Abarín y acamparon en las llanuras de Moab, cerca del Jordán, a la altura de Jericó. 49Acamparon a lo largo del Jordán, desde Bet Yesimot hasta Abel Sitín, en las llanuras de Moab.

Límites y repartición de Canaán

 50Allí en las llanuras de Moab, cerca del Jordán, a la altura de Jericó, el Señor le dijo a Moisés: 51"Habla con los israelitas y diles que, una vez que crucen el Jordán y entren en Canaán, 52deberán expulsar del país a todos sus habitantes y destruir a todos los ídolos e imágenes fundidas que ellos tienen. Ordénales que arrasen todos sus santuarios paganos 53y conquisten la tierra y la habiten, porque yo se la he dado a ellos como heredad. 54La tierra deberán repartirla por sorteo, según sus clanes. La tribu más numerosa recibirá la heredad más grande, mientras que la tribu menos numerosa recibirá la heredad más pequeña. Todo lo que les toque en el sorteo será de ellos, y recibirán su heredad según sus familias patriarcales. 55"Pero si no expulsan a los habitantes de la tierra que ustedes van a poseer, sino que los dejan allí, esa gente les causará problemas, como si tuvieran clavadas astillas en los ojos y espinas en los costados. 56Entonces yo haré con ustedes lo que había pensado hacer con ellos."

La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional® NVI® Copyright © 1999 by www.biblica.com, Inc.®. All rights reserved worldwide.
La Biblia en un año
"Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes." (Dt 6:6-7)

Compartir

Estudios en video

Prédica: La resurrección de Jesús: Contestando a los críticos
Prédica: La resurrección de Jesús: Contestando a los críticos

Libros electrónicos

Comentario bíblico de 2 Timoteo
Comentario bíblico de 2 Timoteo
Descarga gratuita

DONACIONES

Ahora puede colaborar en el sostenimiento de este ministerio haciendo donaciones seguras a traves de Paypal con Tarjeta de credito o ingreso en cuenta.