Biblia online - Dios Habla Hoy

Hechos 7

Defensa y muerte de Esteban

1El sumo sacerdote le preguntó a Esteban si lo que decían deél era cierto,
2y él contestó: "Hermanos y padres, escúchenme: Nuestroglorioso Dios se mostró a nuestro antepasado Abraham cuando estabaen Mesopotamia, antes que se fuera a vivir a Harán,
3y le dijo: 'Deja tu tierra y a tus parientes, y vete a latierra que yo te mostraré.'
4Entonces Abraham salió de Caldea y se fue a vivir a Harán.Después murió su padre, y Dios trajo a Abraham a esta tierra,donde ustedes viven ahora.
5Pero no le dio ninguna herencia en ella; ni siquiera un lugardonde poner el pie. Pero sí le prometió que se la daría, para quedespués de su muerte fuera de sus descendientes (aunque enaquel tiempo Abraham todavía no tenía hijos).
6Además, Dios le dijo que sus descendientes vivirían comoextranjeros en una tierra extraña, y que serían esclavos, y quelos maltratarían durante cuatrocientos años.
7Pero también le dijo Dios: 'Yo castigaré a la nación que loshaga esclavos, y después ellos saldrán de allí y me serviránen este lugar.'
8En su alianza, Dios ordenó a Abraham la práctica de lacircuncisión. Por eso, a los ocho días de haber nacido su hijoIsaac, Abraham lo circuncidó. Lo mismo hizo Isaac con su hijoJacob, y este hizo lo mismo con sus hijos, que fueron los padres delas doce tribus de Israel.
9"Estos hijos de Jacob, que fueron nuestros antepasados,tuvieron envidia de su hermano José, y lo vendieron para que se lollevaran a Egipto. Pero Dios, que estaba con José,
10lo libró de todas sus aflicciones. Le dio sabiduría y lohizo ganarse el favor del faraón, rey de Egipto, el cual nombró aJosé gobernador de Egipto y del palacio real.
11"Hubo entonces hambre y mucha aflicción en todo Egipto y enCanaán, y nuestros antepasados no tenían qué comer.
12Pero cuando Jacob supo que en Egipto había de comer, mandóallá a sus hijos, es decir, a nuestros antepasados. Este fue elprimer viaje que hicieron.
13Cuando fueron por segunda vez, José se dio a conocer a sushermanos, y así el faraón supo de qué raza era José.
14Más tarde, José ordenó que su padre Jacob y toda sufamilia, que eran setenta y cinco personas, fueran llevados aEgipto.
15De ese modo Jacob se fue a vivir a Egipto; y allímurió, y allí murieron también nuestros antepasados.
16Los restos de Jacob fueron llevados a Siquem, y fueronenterrados en el sepulcro que Abraham había comprado por ciertacantidad de dinero a los hijos de Hamor, en Siquem.
17"Cuando ya se acercaba el tiempo en que había de cumplirsela promesa hecha por Dios a Abraham, el pueblo de Israel habíacrecido en Egipto y se había hecho numeroso;
18y por entonces comenzó a gobernar en Egipto un rey que nohabía conocido a José.
19Este rey engañó a nuestro pueblo y maltrató a nuestrosantepasados; los obligó a abandonar y dejar morir a sus hijosrecién nacidos.
20En aquel tiempo nació Moisés. Fue un niñoextraordinariamente hermoso, y sus padres lo criaron en su casadurante tres meses.
21Cuando tuvieron que abandonarlo, la hija del faraón lorecogió y lo crió como si fuera su propio hijo.
22De esa manera Moisés fue instruido en la sabiduría de losegipcios, y fue un hombre poderoso en palabras y en hechos.
23"A la edad de cuarenta años, Moisés decidió visitar a losisraelitas, que eran su propio pueblo.
24Pero al ver que un egipcio maltrataba a uno de ellos, Moiséssalió en su defensa, y lo vengó matando al egipcio.
25Y es que Moisés pensaba que sus hermanos los israelitas sedarían cuenta de que por medio de él Dios iba a libertarlos; peroellos no se dieron cuenta.
26Al día siguiente, Moisés encontró a dos israelitas que seestaban peleando y, queriendo ponerlos en paz, les dijo: 'Ustedesson hermanos; ¿por qué se maltratan el uno al otro?'
27Entonces el que maltrataba a su compañero empujó a Moisés,y le dijo: '¿Quién te ha puesto a ti como jefe y juez entrenosotros?
28¿Acaso quieres matarme, como mataste ayer al egipcio?'
29Al oir esto, Moisés huyó y se fue a la tierra de Madián.Allí vivió como extranjero, y tuvo dos hijos.
30"Cuarenta años después, en el desierto, cerca del monteSinaí, un ángel se le apareció en el fuego de una zarza queestaba ardiendo.
31Moisés se asombró de aquella visión, y cuando se acercópara ver mejor, oyó la voz del Señor, que decía:
32'Yo soy el Dios de tus antepasados. Soy el Dios de Abraham, deIsaac y de Jacob.' Moisés comenzó a temblar de miedo, y no seatrevía a mirar.
33Entonces el Señor le dijo: 'Descálzate, porque el lugardonde estás es sagrado.
34Claramente he visto cómo sufre mi pueblo, que está enEgipto. Los he oído quejarse y he bajado para librarlos. Por lotanto, ven, que te voy a enviar a Egipto.'
35"Aunque ellos habían rechazado a Moisés y le habían dicho:'¿Quién te nombró jefe y juez?', Dios lo envió como jefe ylibertador, por medio del ángel que se le apareció en la zarza.
36Y fue Moisés quien sacó de Egipto a nuestros antepasados,después de hacer milagros en aquella tierra, en el MarRojo, y en el desierto durante cuarenta años.
37Este mismo Moisés fue quien dijo a los israelitas: 'Dioshará que salga de entre ustedes un profeta como yo.'
38Y cuando Israel estaba reunido en el desierto, fue tambiénMoisés quien sirvió de intermediario entre el ángel que lehablaba en el monte Sinaí y nuestros antepasados; él fue quienrecibió palabras de vida para pasárnoslas a nosotros.
39"Pero nuestros antepasados no quisieron obedecerlo, sino quelo rechazaron y quisieron volverse a Egipto.
40Le dijeron a Aarón: 'Haznos dioses que nos guíen, porque nosabemos qué le ha pasado a este Moisés que nos sacó de Egipto.'
41Entonces hicieron un ídolo que tenía forma de becerro,mataron animales para ofrecérselos y celebraron una fiesta en honordel ídolo que ellos mismos habían hecho.
42Por esto, Dios se apartó de ellos y los dejó adorar a lasestrellas del cielo. Pues así está escrito en el libro de losprofetas: 'Israelitas, ¿acaso en los cuarenta años del desierto me ofrecieron ustedes sacrificios y ofrendas?
43Por el contrario, cargaron con el santuario del dios Moloc y con la estrella del dios Refán, imágenes de dioses que ustedes mismos se hicieron para adorarlas. Por eso los lanzaré a ustedes al destierro más allá de Babilonia.'
44"Nuestros antepasados tenían en el desierto la tienda de laalianza, que fue hecha tal como Dios se lo ordenó a Moiséscuando le dijo que la hiciera según el modelo que había visto.
45Nuestros antepasados recibieron esta tienda en herencia, y losque vinieron con Josué la trajeron consigo cuando conquistaron latierra de los otros pueblos, a los que Dios arrojó de delante deellos. Allí estuvo hasta los días de David.
46Él encontró favor delante de Dios, y le pidió un lugardonde viviera la descendencia de Jacob;
47pero fue Salomón quien construyó el templo de Dios.
48Aunque el Dios altísimo no vive en templos hechos por la manode los hombres. Como dijo el profeta:
49'El cielo es mi trono, y la tierra es el estrado de mis pies. ¿Qué clase de casa me construirán?, dice el Señor; ¿cuál será mi lugar de descanso,
50si yo mismo hice todas estas cosas?'
51"Pero ustedes --siguió diciendo Esteban-- siempre han sidotercos, y tienen oídos y corazón paganos. Siempre están en contradel Espíritu Santo. Son iguales que sus antepasados.
52¿A cuál de los profetas no maltrataron los antepasados deustedes? Ellos mataron a quienes habían hablado de la venida deaquel que es justo, y ahora que este justo ya ha venido, ustedes lotraicionaron y lo mataron.
53Ustedes, que recibieron la ley por medio de ángeles, nola obedecen."
54Cuando oyeron estas cosas, se enfurecieron y rechinaron losdientes contra Esteban.
55Pero él, lleno del Espíritu Santo, miró al cielo y vio lagloria de Dios, y a Jesús de pie a la derecha de Dios.
56Entonces dijo: --¡Miren! Veo los cielos abiertos, y al Hijo del hombre a laderecha de Dios.
57Pero ellos se taparon los oídos, y dando fuertes gritos selanzaron todos contra él.
58Lo sacaron de la ciudad y lo apedrearon; los que hacían detestigos contra él dejaron sus ropas al cuidado de un joven llamadoSaulo.
59Mientras lo apedreaban, Esteban oró, diciendo: "SeñorJesús, recibe mi espíritu."
60Luego se puso de rodillas y gritó con voz fuerte: "¡Señor,no les tomes en cuenta este pecado!" Habiendo dicho esto, murió.

Dios habla hoy ®, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1996 (http://www.unitedbiblesocieties.org).

Ver en otras versiones:


N V IRV 1909RV 1960RV 1995B L AD H H
Biblia online
"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Ti 3:16)

Compartir

Estudios en video

Prédicas cristianas: El complot para matar a Jesús (Juan 11)
Prédicas cristianas: El complot para matar a Jesús (Juan 11)

Libros electrónicos

Comentario bíblico de 2 Timoteo
Comentario bíblico de 2 Timoteo
Descarga gratuita