Biblia online - Nueva Versión Internacional

2 Samuel 23

Ultimas palabras de David

1Éstas son las últimas palabras de David: "Oráculo de David hijo de Isaí, dulce cantor de Israel; hombre exaltado por el Altísimo y ungido por el Dios de Jacob.
2"El Espíritu del Señor habló por medio de mí; puso sus palabras en mi lengua.
3El Dios de Israel habló, la Roca de Israel me dijo: El que gobierne a la gente con justicia, el que gobierne en el temor de Dios,
4será como la luz de la aurora en un amanecer sin nubes, que tras la lluvia resplandece para que brote la hierba en la tierra.
5"Dios ha establecido mi casa; ha hecho conmigo un pacto eterno, bien reglamentado y seguro. y que se cumpla todo mi deseo.
6Pero los malvados son como espinos que se desechan; nadie los toca con la mano.
7Se recogen con un hierro o con una lanza, y ahí el fuego los consume."

Los valientes de David

8Éstos son los nombres de los soldados más valientes de David: Joseb Basébet el tacmonita, que era el principal de los tres más famosos, en una batalla mató con su lanza a ochocientos hombres.
9En segundo lugar estaba Eleazar hijo de Dodó el ajojita, que también era uno de los tres más famosos. Estuvo con David cuando desafiaron a los filisteos que se habían concentrado en Pasdamín para la batalla. Los israelitas se retiraron,
10pero Eleazar se mantuvo firme y derrotó a tantos filisteos que, por la fatiga, la mano se le quedó pegada a la espada. Aquel día el Señor les dio una gran victoria. Las tropas regresaron adonde estaba Eleazar, pero sólo para tomar los despojos.
11El tercer valiente era Sama hijo de Agué el ararita. En cierta ocasión, los filisteos formaron sus tropas en un campo sembrado de lentejas. El ejército de Israel huyó ante ellos,
12pero Sama se plantó en medio del campo y lo defendió, derrotando a los filisteos. El Señor les dio una gran victoria.
13En otra ocasión, tres de los treinta más valientes fueron a la cueva de Adulán, donde estaba David. Era el comienzo de la siega, y una tropa filistea acampaba en el valle de Refayin.
14David se encontraba en su fortaleza, y en ese tiempo había una guarnición filistea en Belén.
15Como David tenía mucha sed, exclamó: "¡Ojalá pudiera yo beber agua del pozo que está a la entrada de Belén!"
16Entonces los tres valientes se metieron en el campamento filisteo, sacaron agua del pozo de Belén, y se la llevaron a David. Pero él no quiso beberla, sino que derramó el agua en honor al Señor
17y declaró solemnemente: "¡Que el Señor me libre de beberla! ¡Eso sería como beberme la sangre de hombres que se han jugado la vida!" Y no quiso beberla. Tales hazañas hicieron esos tres héroes.
18Abisay, el hermano de Joab hijo de Sarvia, estaba al mando de los tres y ganó fama entre ellos. En cierta ocasión, lanza en mano atacó y mató a trescientos hombres.
19Se destacó más que los tres valientes, y llegó a ser su jefe, pero no fue contado entre ellos.
20Benaías hijo de Joyadá era un guerrero de Cabsel que realizó muchas hazañas. Derrotó a dos de los mejores hombres de Moab, y en otra ocasión, cuando estaba nevando, se metió en una cisterna y mató un león.
21También derrotó a un egipcio de gran estatura. El egipcio empuñaba una lanza, pero Benaías, que no llevaba más que un palo, le arrebató la lanza y lo mató con ella.
22Tales hazañas hizo Benaías hijo de Joyadá, y también él ganó fama como los tres valientes,
23pero no fue contado entre ellos, aunque se destacó más que los treinta valientes. Además, David lo puso al mando de su guardia personal.
24Entre los treinta valientes estaban: Asael hermano de Joab, Eljanán hijo de Dodó, el de Belén,
25Sama el jarodita, Elicá el jarodita,
26Heles el paltita, Ira hijo de Iqués el tecoíta,
27Abiezer el anatotita, Mebunay el jusatita,
28Zalmón el ajojita, Maray el netofatita,
29Jéled hijo de Baná el netofatita, Itay hijo de Ribay, el de Guibeá de los benjaminitas,
30Benaías el piratonita, Hiday, el de los arroyos de Gaas,
31Abí Albón el arbatita, Azmávet el bajurinita,
32Elijaba el salbonita, los hijos de Jasén, Jonatán hijo de
33Sama el ararita, Ahían hijo de Sarar el ararita,
34Elifelet hijo de Ajasbay el macateo, Elián hijo de Ajitofel el guilonita,
35Jezró el de Carmel, Paray el arbita,
36Igal hijo de Natán, el de Sobá, el hijo de Hagrí,[7]
37Sélec el amonita, Najaray el berotita, que fue escudero de Joab hijo de Sarvia,
38Ira el itrita, Gareb el itrita,
39y Urías el hitita. En total fueron treinta y siete.

La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional® NVI® Copyright © 1999 by www.biblica.com, Inc.®. All rights reserved worldwide.

Ver en otras versiones:


N V IRV 1909RV 1960RV 1995B L AD H H
Biblia online
"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Ti 3:16)

Compartir

Estudios en video

Predicación: La importancia de la resurrección (1 parte)
Predicación: La importancia de la resurrección (1 parte)

Libros electrónicos

Comentario bíblico de 2 Timoteo
Comentario bíblico de 2 Timoteo
Descarga gratuita