Folletos cristianos

Paso de religión

Folletos cristianos
¿Eres de los que pasan de la religión? Quizá lleves razón. ¡Tantas veces la religión se ha aliado con el poder político y ha sido protagonista de tremendos escándalos! Y ha ido detrás del dinero. Y se ha movido por intrigas e intereses. Y hasta ha perseguido y matado a los que pensaban de otra manera... Así que miles de personas pasan de la religión y de Dios por esas cosas. A lo mejor tú eres uno de ellos. ¿Sí? Pues entonces te conviene seguir leyendo.

Aunque con diferentes nombres, ese tipo de Religión ha existido siempre. Ésa que pretende representar al único Dios verdadero, pero más bien le trae mala reputación y crea rechazo en el corazón de mucha gente. Existía en los tiempos de Jesucristo, y existe hoy dentro del mismo Cristianismo. Y quizá te sorprenda saber que Jesús, el fundador de la fe cristiana, se opuso fuertemente a "esa Religión" y llegó a llamar a sus dirigentes "Serpientes, generación de víboras" (1).

"Esa Religión" siempre ha usado la fe para su enriquecimiento material. Fue así en tiempos de Jesús, y sigue siendo así hoy en día. Pero el Señor Jesús expresó su opinión sobre el negocio de la Religión el día que, haciendo un azote de cuerdas, expulsó del templo de Jerusalén a los que hacían negocio con la venta de animales y con el cambio de moneda, diciéndoles: "Mi casa es casa de oración, mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones." (2)

"Esa Religión" siempre se ha conformado con celebrar ciertos rituales, repletos de pompa y ceremonia, y seguidos de grandes festejos. Pero los fieles nunca han sido transformados por un conocimiento real y personal del Dios que dicen que adoran. Era así en los tiempos de Cristo, y sigue siendo igual hoy en día. Pero él, observando sus liturgias, dijo: "Este pueblo de labios me honra, mas su corazón está lejos de mí". (3)

"Esa Religión" siempre ha enseñado tradiciones y dogmas inventados por los hombres como si fuesen de igual valor que la Palabra de Dios. Era así en los tiempos de Jesús, y sigue siendo así hoy en día. Pero el Maestro acusó a sacerdotes y fariseos, diciéndoles:

"Hipócritas (...) Bien invalidáis los mandamientos de Dios para guardar vuestra tradición" (4). Y a sus discípulos les mandó que a nadie llamaran Padre ni Maestro, porque Dios era su Padre y él, su Maestro. (5)

"Esa Religión" siempre ha enseñado que el camino de la salvación consiste en cumplir con un montón de normas y reglamentos religiosos para acumular méritos y así "ganarse" el cielo. Fue así en tiempos de Jesucristo, y sigue siendo así actualmente. Sin embargo Jesús dejó claro que ese camino no lleva a la salvación cuando dijo a los religiosos practicantes: "Los publicanos y las rameras van delante de vosotros al reino de Dios" (6).

Así que, querido amigo, puedes pasar de la Religión, pero no pases tan rápido de Dios. Su Hijo Jesucristo dejó claro que él tiene poco que ver con "esa Religión", que por cierto no le honró con grandes funerales, sino que lo sentenció a morir en una cruz como un delincuente.

Sin embargo Dios así cumplió lo que antes había anunciado por los profetas: Que su Hijo moriría en una cruz para pagar tu deuda con Dios, reconciliarte con él, cambiar tu vida radicalmente y darte la seguridad de la salvación. Y, si lees en el Nuevo Testamento la experiencia de los primeros cristianos, verás lo diferente que era aquel cristianismo del que quizá tú hayas conocido. Eran personas sin pretensiones de poder o riqueza en este mundo. Transformadas por la conversión y por una relación personal con Dios. Guiadas por las enseñanzas del Hijo de Dios. Y no confiadas en su bondad o su religiosidad para salvarse, sino en la misericordia de Dios, que perdona al pecador que se arrepiente. Existe otro cristianismo, amigo lector. Puedes pasar de la Religión, pero no pases de Aquél que murió y resucitó para salvarte.

1. Evangelio de Mateo 23.33
2. Evangelio de Lucas 19.46
3. Evangelio de Mateo 15.8
4. Evangelio de Marcos 7.6,9
5. Evangelio de Mateo 23.9-10
6. Evangelio de Mateo 21.31
Folletos cristianos
"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14:6)

Compartir

Estudios en video

Creed en el evangelio - El justo por la fe vivirá (I)
Creed en el evangelio - El justo por la fe vivirá (I)

Libros electrónicos

Comentario bíblico de 2 Timoteo
Comentario bíblico de 2 Timoteo
Descarga gratuita