Biblia online - Nueva Versión Internacional

Salmos 68

El Dios de Sinaí y del santuario

1Que se levante Dios, que sean dispersados sus enemigos, que huyan de su presencia los que le odian.
2Que desaparezcan del todo, como humo que se disipa con el viento; que perezcan ante Dios los impíos, como cera que se derrite en el fuego.
3Pero que los justos se alegren y se regocijen; que estén felices y alegres delante de Dios.
4Canten a Dios, canten salmos a su nombre; aclamen a quien cabalga por las estepas, y regocíjense en su presencia. ¡Su nombre es el Señor!
5Padre de los huérfanos y defensor de las viudas es Dios en su morada santa.
6Dios da un hogar a los desamparados y libertad a los cautivos; los rebeldes habitarán en el desierto.
7Cuando saliste, oh Dios, al frente de tu pueblo, cuando a través de los páramos marchaste, Selah.
8la tierra se estremeció, los cielos se vaciaron, delante de Dios, el Dios de Sinaí, delante de Dios, el Dios de Israel.
9Tú, oh Dios, diste abundantes lluvias; reanimaste a tu extenuada herencia.
10Tu familia se estableció en la tierra que en tu bondad, oh Dios, preparaste para el pobre.
11El Señor ha emitido la palabra, y millares de mensajeras la proclaman:
12"Van huyendo los reyes y sus tropas; en las casas, las mujeres se reparten el botín:
13alas de paloma cubiertas de plata, con plumas de oro resplandeciente. Tú te quedaste a dormir entre los rebaños."
14Cuando el Todopoderoso puso en fuga a los reyes de la tierra, parecían copos de nieve cayendo sobre la cumbre del Zalmón.
15Montañas de Basán, montañas imponentes; montañas de Basán, montañas escarpadas:
16¿Por qué, montañas escarpadas, miran con envidia al monte donde a Dios le place residir, donde el Señor habitará por siempre?
17Los carros de guerra de Dios se cuentan por millares; del Sinaí vino en ellos el Señor para entrar en su santuario.
18Cuando tú, Dios y Señor, ascendiste a las alturas, te llevaste contigo a los cautivos; tomaste tributo de los hombres, aun de los rebeldes, para establecer tu morada.
19Bendito sea el Señor, nuestro Dios y Salvador, que día tras día sobrelleva nuestras cargas. Selah.
20Nuestro Dios es un Dios que salva; el Señor Soberano nos libra de la muerte.
21Dios aplastará la cabeza de sus enemigos, la testa enmarañada de los que viven pecando.
22El Señor nos dice: "De Basán los regresaré; de las profundidades del mar los haré volver,
23para que se empapen los pies en la sangre de sus enemigos; para que, al lamerla, los perros tengan también su parte."
24En el santuario pueden verse las procesiones de mi Dios, las procesiones de mi Dios y rey.
25Los cantores van al frente, seguidos de los músicos de cuerda, entre doncellas que tocan panderetas.
26Bendigan a Dios en la gran congregación; alaben al Señor, descendientes de Israel.
27Los guía la joven tribu de Benjamín, seguida de los múltiples príncipes de Judá y de los príncipes de Zabulón y Neftalí.
28Despliega tu poder, oh Dios; haz gala, oh Dios, de tu poder, que has manifestado en favor nuestro.
29Por causa de tu templo en Jerusalén los reyes te ofrecerán presentes.
30Reprende a esa bestia de los juncos, a esa manada de toros bravos entre naciones que parecen becerros. Haz que, humillada, te lleve barras de plata; dispersa a las naciones belicosas.
31Egipto enviará embajadores, y Cus se someterá a Dios.
32Cántenle a Dios, oh reinos de la tierra, cántenle salmos al Señor, Selah.
33al que cabalga por los cielos, los cielos antiguos, al que hace oír su voz, su voz de trueno.
34Reconozcan el poder de Dios; su majestad está sobre Israel, su poder está en las alturas.
35En tu santuario, oh Dios, eres imponente; ¡el Dios de Israel da poder y fuerza a su pueblo! ¡Bendito sea Dios!

La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional® NVI® Copyright © 1999 by www.biblica.com, Inc.®. All rights reserved worldwide.

Ver en otras versiones:


N V IRV 1909RV 1960RV 1995B L AD H H
Biblia online
"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Ti 3:16)

Compartir

Estudios en video

Predicación: Jesús es el Mesías anunciado por los profetas
Predicación: Jesús es el Mesías anunciado por los profetas

Libros electrónicos

Comentario bíblico de 2 Timoteo
Comentario bíblico de 2 Timoteo
Descarga gratuita