Estudio bíblico de Tito 1:2-7

Tito 1:2-7

El día de hoy, amigo oyente, volvemos a la epístola del Apóstol San Pablo a Tito. Aparentemente, Pablo y Tito habían estado juntos en un ministerio realizado en la isla de Creta (como vemos en Tito 1:5). No sabemos cuánto tiempo permanecieron allí. A medida que recorramos la epístola aprenderemos algo sobre la gente que vivía en esa isla. Por cierto, Pablo no tenía un buen concepto de ellos. El apóstol evidentemente salió de allí para ir a otro lugar y entonces escribió esta carta para Tito, dándole instrucciones sobre lo que tenía que hacer como joven predicador que era, mientras se quedara en Creta. Estamos en el primer capítulo, versículo 1, cuya lectura vamos a repetir para situarnos en el contexto de nuestro pasaje correspondiente al día de hoy.

"Pablo, siervo de Dios y apóstol de Jesucristo, conforme a la fe de los escogidos de Dios y el conocimiento de la verdad que es según la piedad"

Aquí Pablo se presentó como siervo de Dios. La palabra siervo aquí realmente "esclavo". Pablo dijo que era un esclavo de Dios. Sabemos por el Antiguo Testamento que un esclavo era alguien que había elegido permanecer como esclavo de su amo por el resto de su vida.

Y continuó diciendo apóstol de Jesucristo. Pablo estaba defendiendo su apostolado. EL motivo para hacer valer su apostolado aquí fue que él iba a dar instrucciones a la iglesia organizada. Estas instrucciones provenían de un apóstol, el escritor nombrado por el Señor Jesús que se estaba comunicando con Su iglesia por medio de Sus apóstoles. La Epístola a Tito fue una comunicación del Señor Jesús también para nosotros.

El versículo continúa con la frase: conforme a la fe de los escogidos de Dios. Pablo no dijo "por la fe" sino "conforme a la fe", en otras palabras, de acuerdo con la norma o nivel de fe que se ha fijado para los elegidos de Dios. El hecho de que usted sea, o no salvo, está basado en lo que usted cree. Dígame qué piensa de Jesucristo; dígame lo que usted cree sobre Su muerte en la cruz y lo que significa para usted; dígame lo que usted cree sobre Su resurrección y lo que significa para usted; dígame si usted cree que la Biblia es la Palabra de Dios. Con esta información creemos poder deducir si usted es un hijo de Dios o no. Esta es, pues, la norma. Conforme a la fe de los escogidos de Dios.

La frase los escogidos de Dios era la forma en que Pablo se refería a las personas salvas. Él no estaba aquí exponiendo en absoluto la doctrina de la elección.

Y finaliza el versículo diciendo y el conocimiento de la verdad que es según la piedad. Estimado oyente, si la verdad que usted tiene no le impulsa a vivir una vida de piedad, una vida de santidad, hay algo que funciona radicalmente mal en su fe. La verdad inevitablemente conduce a la piedad en la vida práctica y si no es así, estimado oyente, entonces no es la verdad.

Pablo insistió en este tema; que cuando el evangelio es creído, conducirá a una vida de piedad, a una vida santa, porque la gente de la isla de Creta estaba abusando de la gracia de Dios. Ellos decían que si habían sido salvados por la gracia, eran libres para vivir en el pecado, si así lo deseaban. Y Pablo respondió aquí en este primer versículo diciendo que cuando la verdad de Dios es creída, impulsará al que la cree a vivir una vida de santidad. La gracia nos salva, pero también establece ciertas disciplinas para nuestras vidas y nos llama a vivir en un nivel elevado. Nadie puede usar la doctrina de la gracia de Dios como una excusa para el pecado. Si usted piensa que puede ser salvado por la gracia y vivir en pecado --y permítanos decirlo con respeto y bondad-- entonces quiere decir que usted no ha sido salvado por la gracia; es decir, que no es salvo en absoluto. Porque la salvación por la gracia conduce a una vida de santidad.

Bueno, sigamos ahora considerando lo que dice el versículo 2, de este capítulo 1 de la epístola a Tito:

"En la esperanza de la vida eterna. Dios, que no miente, prometió esta vida desde antes del principio de los siglos"

La idea aquí es descansar en la esperanza de la vida eterna. En esta carta a Tito veremos que Pablo habló de gracia en tres tiempos. En el capítulo 2 de esta epístola a Tito, comenzando con el versículo 11 hasta el trece vemos los tres tiempos: donde dice: porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación, nos habla del pasado. Luego, en el versículo 12 leemos: y nos enseña - lo cual nos habla del presente. Y después, en el versículo 13 tenemos el futuro, cuando dice: mientras aguardamos la esperanza bienaventurada. Esta es la esperanza de la cual Pablo estaba hablando, y él dijo que teníamos que descansar en esa esperanza.

Dice aquí en el versículo 2, Dios, que no miente. Esta esperanza fue prometida por Dios que no puede mentir. En Romanos 3:4, Pablo escribió: ¡De ninguna manera! Antes bien, sea Dios veraz y todo hombre mentiroso.

Creemos que a veces nosotros los creyentes casi hacemos de Dios un mentiroso por la forma en que vivimos. Decimos que creemos algo cuando en realidad no lo creemos, y actuamos y nos comportamos como si no lo creyéramos. Pablo dijo que Dios no puede mentir.

Siempre nos ha gustado la idea de predicar algún sermón basándonos en las cosas que Dios no puede hacer. Y ésta es una de ellas: Dios no puede mentir. ¿Sabía que, por ejemplo, usted puede ver algo todos los días que Dios nunca ha visto? Sí, amigo oyente, así es. Usted ha visto a un semejante. Dios en cambio, nunca ha visto a un semejante. Ahora, ¿por qué Dios no puede mentir, mientras que nosotros sí podemos mentir? Bueno, usted puede hacer algo que Dios no puede hacer. Es que Dios debe ser verdadero para sí mismo. Él es santo, y Él es justo. Esta es Su naturaleza, y hay ciertas cosas que Él no puede hacer debido a esa naturaleza Suya. No es porque le resulte imposible hacerlo; pero como Dios es verdadero con Su propia naturaleza, no puede hacerlo. Él es justo y nunca engaña. Es Alguien en quien podemos confiar.

Luego, el Apóstol Pablo continuó diciendo en este versículo: Prometió esta vida desde antes del principio de los siglos. O sea, que esta promesa fue hecha allá en la eternidad. Continuemos leyendo el versículo 3:

"Y a su debido tiempo manifestó su palabra por medio de la predicación que me fue encomendada por mandato de Dios, nuestro Salvador."

Aquí a su debido tiempo, significa en el momento apropiado dentro de Sus planes. Dios actúa de una manera ordenada en todo lo que hace. Es por eso que Dios hace que el árbol dé su fruto en la primavera, y esos hermosos brotes no saldrán cuando caigan los primeros copos de nieve; el fruto espera hasta que llegue la primavera.

Y así la frase se completa diciendo: a su debido tiempo manifestó su palabra por medio de la predicación. La palabra que aquí se traduce como "predicación" proviene del Griego "kerux", que significa "heraldo" o "trompeta". Y una trompeta se utilizaba en aquellos días para hacer una proclamación, un anuncio. Si algún gobernante tenía que comunicar alguna proclamación, salía un trompetista, hacía sonar una trompeta, y entonces se efectuaba el anuncio. Y esta es la idea que se expresa aquí. Pablo estaba diciendo que Dios, en el momento correcto y oportuno manifestó su Palabra por medio de una proclamación. Y después añadió que se le había encomendado proclamar la Palabra por mandato de Dios nuestro Salvador. Y continuó diciendo en el versículo 4 de este primer capítulo:

"A Tito, verdadero hijo en la común fe: Gracia, misericordia y paz, de Dios Padre y del Señor Jesucristo, nuestro Salvador."

Aquí dice que Tito era verdadero hijo. Pablo había conducido a Tito a un conocimiento salvador del Señor Jesucristo. Tito era el hijo espiritual de Pablo.

Y continuó diciendo en la común fe. La fe común era la fe que era compartida por todos, la fe que todos los creyentes debían tener. Era una fe viva en el Señor Jesucristo.

Luego, él le dijo a Tito: Gracia, misericordia y paz, de Dios Padre y del Señor Jesucristo, nuestro Salvador. La gracia de Dios había aparecido y, por lo tanto, Dios extiende Su misericordia hacia nosotros hoy. Yo no sé en cuanto a usted, amigo oyente, pero nosotros necesitamos usar mucho de la misericordia de Dios, y nos sentimos agradecidos porque Él es bueno con nosotros y no nos trata según nuestra terquedad y desobediencia. Él simplemente ha sido bondadoso con nosotros. Después se mencionan aquí la gracia, misericordia y paz. La paz es la posesión presente del creyente, pero también hay una paz que vendrá cuando venga el Príncipe de Paz, Y todo ello proviene de Dios Padre y del Señor Jesucristo, nuestro Salvador.

Llegamos ahora a la primera subdivisión de este capítulo 1, que hemos titulado:

Una igleisa ordenada debe tener ancianos reconocidos que cumplan los requisitos prescritos

Este es un título largo, pero pertenece a una sección muy importante de la Biblia, que se extiende desde el versículo 5 al 9. Leamos entonces el versículo 5 de este primer capítulo:

"Por esta causa te dejé en Creta, para que corrigieras lo deficiente y establecieras ancianos en cada ciudad, así como yo te mandé."

El Apóstol Pablo había dejado a Tito en Creta para que organizara a las iglesias locales con ancianos como sus líderes espirituales. Ahora, en primer lugar queremos considerar esta isla de Creta. Es una de las islas más grandes del Mar Mediterráneo. Había mucho de mitología y de tradición relacionadas con esta isla, como es también el caso con todas las islas griegas. Según la tradición, fue Minos el que primero les dio las leyes a los cretenses. Él había conquistado los piratas del Egeo que allí se encontraban, y estableció una flota. Después de la guerra de Troya, las ciudades principales de la isla, se constituyeron a sí mismas en varias repúblicas, la mayoría de ellas independientes. Creta fue anexionada al Imperio Romano en el año 67 AC. Estas ciudades principales eran Cnosos, Sidonia, y Gortyna. Y aparentemente había iglesias en todos estos lugares. Pablo pareció haber realizado una obra misionera muy efectiva en esa isla, aunque no tenemos ninguna información al respecto en la Biblia. En realidad no tenemos ninguna prueba absoluta de que, antes de su viaje a Roma, él hubiera ido alguna vez a la isla de Creta. Pero por la información que se nos dio en esta breve epístola, nos inclinamos a creer que él estuvo allí y dejó a Tito para organizar las iglesias que fueron fundadas por él y por Tito.

Ahora, Creta era evidentemente un lugar bastante malo y las personas no parecían ser muy buenas que digamos. Pablo no dijo cosas muy buenas acerca de ellas. Dijo que eran mentirosas, y esa era sin duda alguna la característica por la que se destacaban en aquellos tiempos. Había una palabra en Griego, "kretizien" que significa "hablar como un cretense" y era sinónima de ser un mentiroso. Uno de sus propios poetas escribió lo siguiente: "Creta, que mantiene cien ciudades, no puede negar esto aunque se haya entregado a la mentira".

Aunque los cretenses eran conocidos como mentirosos, y Pablo tendría otras cosas elogiosas que decir sobre ellos, muchos de aquel pueblo se entregaron al Señor, y Pablo le escribió a Tito para que organizara sus iglesias.

Por ello le encargó lo siguiente: que corrigieras lo deficiente y establecieras ancianos en cada ciudad. El don de un anciano es un don de hombres a la iglesia. El mero hecho de colocar las manos sobre la cabeza de algunos hombres, y por cumplir algún rito, no los convertirá en ancianos. Pero creemos que es importante hacerlo con hombres que tienen el don de ancianos. Ahora, creemos que las iglesias en Creta tenían ancianos, pero ellos nunca habían sido reconocidos oficialmente o separados para ese ministerio. Eran hombres que tenían el don de supervisar las iglesias y estaban ejercitando ese don sin tener la autoridad para ello. Tito tenía que nombrar ancianos. Estableciéndolos en cada ciudad.

Y Pablo añadió así como yo te mandé. Es decir que tenía del apóstol un mandato expreso de nombrar ancianos en aquellas ciudades.

Un hombre que ejerce el oficio o ministerio de un anciano debería tener el don para ser anciano. Hay ciertas personas que son nombrados para cargos en la iglesia y que no tienen en absoluto el don para desempeñar esas responsabilidades. Ese podría ser un problema en muchas congregaciones en la actualidad. Y esa sería la mitad del problema; y la otra mitad sería que hay hombres buenos que tienen el don y no son nombrados para ejercer esa responsabilidad en la iglesia. Y como resultado, algunas iglesias no están siendo dirigidas por las personas adecuadas, por lo cual pueden surgir toda clase de problemas.

Ahora el apóstol procedió a presentar los requisitos para los hombres que tenían que ejercer ese cargo. Leamos el versículo 6 de este primer capítulo de la carta a Tito:

"El anciano debe ser irreprochable, marido de una sola mujer, y que tenga hijos creyentes que no estén acusados de disolución ni de rebeldía."

Comenzó diciendo que debe ser irreprochable. No quiere decir que esa persona tenga que ser perfecta, sin pecado. Significa que cualquier acusación que se puede hacer contra ella no sea cierta. Su vida debe ser intachable.

Cuando alguien puede señalar a un cargo de la iglesia y acusarlo acertadamente de deshonestidad, entonces la causa de Cristo es perjudicada y tal persona no debería continuar en ese ministerio de la iglesia.

Además dijo que debía ser marido de una sola mujer, y que tenga hijos creyentes. Si un hombre no puede guiar a sus propios hijos al Señor, no debería ocupar un cargo en la iglesia. En este punto no queremos ser mal entendidos. Reconocemos que hoy en muchos hermosos hogares cristianos hay un hijo o una hija que está lejos del Señor y que no muestra evidencias de una educación piadosa. Un hombre puede ser una buena persona, un hombre piadoso que tiene un buen hogar cristiano, y que no es culpable de nada que cause que ese hijo o hija permanezca alejado del Señor. Pero él no debería ocupar un cargo de responsabilidad en la iglesia. Como responsable de la iglesia, podría ser llamado para emitir un juicio sobre alguna otra persona. Esa persona, a su vez, podría preguntarle: "¿Y qué me dice de usted? ¿Qué puede decirme de su hijo, o de su hija? ¿Qué derecho tiene usted para llamarme la atención?" Así que, por la causa de Cristo y por el bien del cargo mismo, un responsable de la iglesia debe tener hijos creyentes y obedientes.

Y finalizó diciendo el apóstol que no estén acusados de disolución o de rebeldía. O sea, que no puedan ser acusados de libertinaje, de llevar una vida de vicios o costumbres relajadas. En cambio, deberían preocuparse en vivir una vida que traiga honra y gloria al Señor Jesús, y en proclamar Su palabra. Y en el versículo 7 de este primer capítulo, Pablo añadió:

"Es necesario que el obispo sea irreprochable, como administrador de Dios; no obstinado, no iracundo, no dado al vino, no amigo de contiendas, no codicioso de ganancias deshonestas."

Esto es muy práctico. Un obispo (o anciano) no debe ser obstinado, porque es un administrador, un mayordomo de Dios, así como un representante de la gente. El está en la iglesia para encontrar y hacer la voluntad de Dios.

No iracundo significa no susceptible. Es decir, que no debe ser una persona que se enoja con toda facilidad.

También se incluye en la lista no codicioso de ganancias deshonestas.

Estas tienen que ser las características de un "obispo". Como hemos dicho anteriormente, anciano u obispo son términos sinónimos. La palabra "anciano" (presbuteros) se refiere al individuo, y tenía que ser una persona madura, tanto física como espiritualmente. Un "obispo" (episkopos) era un supervisor; el gobernaba la iglesia. Por lo tanto, esta palabra se refería al oficio, al cargo, a la posición pública. Pero una iglesia nunca debía tener a un solo hombre nombrado como obispo o anciano. Siempre había varias en una iglesia.

Ha habido algún desacuerdo sobre si ya había ancianos en las iglesias de Creta y Tito tuvo que ordenarlos, o si más bien no había ninguno y Tito tuvo que nombrar a algunos. Si se trataba de este último caso (que no creemos que fuera), entonces pensamos que las iglesias habrían tenido que estar de acuerdo con los hombres que Tito nombrara, Sin embargo, esta no era la cuestión principal, y no debería ser el asunto más importante en las iglesias actuales. El énfasis de Pablo recaía sobre los requisitos personales del hombre para desempeñar esa posición en la iglesia.

Estimado debemos terminar aquí por hoy, pero le invitamos a acompañarnos en nuestro próximo estudio y le sugerimos que lea el resto de este primer capítulo de esta carta de Pablo a Tito, para familiarizarse con su contenido.

Copyright © 2001-2016 ( TTB - Thru the Bible, RTM - Radio Transmundial, EEA - Evangelismo en Acción). Todos los derechos reservados
CONDICIONES DE USO
Estudio bíblico
"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Ti 3:16)

Compartir

Estudios relacionados

Libros electrónicos

Comentario bíblico de Marcos
Comentario bíblico de Marcos
Descarga gratuita

Estudios en video

Predicaciones cristianas: Jesus lloró (Jn 11:28-37)
Predicaciones cristianas: Jesus lloró (Jn 11:28-37)