Estudio bíblico de Génesis Introducción 1

Normas para la interpretación de las Escrituras

¿Es la Biblia importante?

La Biblia es, probablemente, los libros más injustamente tratado de cuántos libros se hayan escrito jamás. Ha sido atacado como ningún otro libro ha sido combatido. Con todo, ha sido de ayuda y lo es actualmente para millones de personas alrededor del mundo. Y éste ha sido el caso durante miles de años. Un libro de esta naturaleza, con un impacto tremendo en la raza humana merece, ciertamente, una consideración inteligente por parte de todos.

En su lecho de muerte, Sir Walter Scott le pidió a Lockart que le leyese algo. A medida que éste examinaba la estantería de libros que Sir Walter había escrito, le preguntó, perplejo, "¿Qué libro le leo?" Y Sir Walter le respondió, "¿Por qué me hace Ud. esa pregunta? No hay más que un libro; tráigame la Biblia." Solamente hay un Libro para cualquiera que se esté muriendo pero, al mismo tiempo, es el Libro para cualquiera que esté viviendo. Muchísimas personas no se interesan por la Biblia hasta que llegan al final de sus vidas, o hasta el momento en que confrontan grandes dificultades. Si bien resulta maravilloso disponer de un Libro en el cual encontramos consuelo en esos momentos, ese mismo Libro existe para que puedas vivir con plenitud el vigor de la vida. Es el Libro para que hoy hagas frente a la vida, y es el Libro que te proporciona la única ruta segura para transitar por este mundo y hacia el mundo del futuro. Es el único Libro que puede capacitarnos para confrontar las situaciones inesperadas, amortiguando los impactos con que nos sorprende la vida. La Biblia es, pues, diferente de cualquier otro libro.

Es evidente que este Libro ha influenciado a hombres importantes quienes, a su vez, han influenciado al mundo. Permitidme compartir con vosotros algunos ejemplos.

Un príncipe africano vino a Inglaterra y fue presentado a Su Majestad la Reina Victoria. El príncipe le formuló una pregunta muy significativa. "¿Cuál es el secreto de la grandeza de Inglaterra?" La reina tomó en sus manos un ejemplar de la Biblia bellamente encuadernado y se lo presentó al príncipe con estas palabras: "éste es el secreto de la grandeza de Inglaterra ". Yo me pregunto, estimado amigo, si el declive de Inglaterra hacia una posición de segunda categoría y luego, a una nación de un tercer nivel, no estará relacionado con el hecho de que Inglaterra se ha apartado de la Palabra de Dios.

Gladstone, estadista y primer ministro y posiblemente una de las mentes jurídicas más brillantes que produjo Inglaterra, dijo: "¡hablemos de asuntos de actualidad! No hay más que una cuestión, y ésa es el Evangelio. Este puede y será capaz de corregir todas las cosas. Me complace decir que casi todos los hombres más encumbrados de Gran Bretaña son cristianos." Este era el caso allá por el año 1800. Y Gladstone continuó diciendo; "Yo he ocupado cargos públicos por 58 años; excepto en 11 de ellos, estuve en el Gabinete del Gobierno Británico y durante esos 47 años he estado relacionado con 60 de los genios de ese siglo. De esos 60, excepto 5 de ellos, todos los demás eran creyentes." Personalmente creo que una parte de los problemas que tenemos hoy en el mundo se debe a que tenemos muy pocos creyentes en posiciones de liderazgo, demasiado pocos que conocen la Palabra de Dios.

Michael Faraday, probablemente el más grande investigador científico dijo, allá por el año 1800. "Pero... ¿por qué se extraviará la gente, cuando tienen este libro bendecido de Dios para guiarles? " Sir Isaac Newton, científico de hace 2 siglos, dijo lo siguiente: "si la Biblia es cierta se acerca el momento en que los seres humanos viajarán a 80 Km por hora. " En su respuesta, Voltaire, el escéptico francés le replicó, "Pobre Isaac. Estaba chocheando cuando pronunció esa profecía. Esto sólo demuestra lo que el estudio Bíblico puede producirle a una mente, que en otras circunstancias actuaría científicamente."

Sería interesante tomar nota de lo que algunos líderes mundiales han dicho sobre la Biblia. John Adams, segundo Presidente de EE.UU. declaró: "He examinado todo (es decir, todas las Escrituras), así como también mi propio ámbito reducido, mis medios sencillos y lo que mi ajetreada vida me permite, y el resultado es la conclusión de que la Biblia es el mejor libro del mundo. Ella contiene más de mi pequeña filosofía que todas las bibliotecas que he visto, y esas partes de la Biblia que no puedo reconciliar con mi pequeña filosofía, las postergo para una investigación futura. Después, ese Presidente dijo: "Hablo como un hombre del mundo habla a otros hombres de este mundo; y os digo examinad las Escrituras. La Biblia es el libro que está por encima de todos los otros libros, para ser leído en todas las épocas y bajo todas las condiciones de la vida humana; no existe para ser leído completamente una o dos veces y luego ser dejado de lado, sino para ser leído cada día en pequeñas porciones." Y este mismo Presidente, en su tiempo, engrandeció a su nación, no llevándola a guerras con otros países y resolvió, además, los problemas de la calle. Alguien podría hoy replicar hoy diciendo, "Bueno... Los problemas no eran entonces tan complicados como lo son en la actualidad "Pero amigo, para aquellos días sí lo eran.

No solo Inglaterra sino también los EE.UU. se han apartado de la Palabra de Dios. Y cuanto más se avanza en esa dirección, más se complican nuestros problemas. Precisamente ahora, hay en dichas naciones hombres y mujeres en posiciones de autoridad que están reconociendo que no existe una solución para los problemas. Esta es la razón por la cual estoy enseñando la Palabra de Dios en su totalidad. Creo que es la única solución. Y amigo mío, sinceramente, sería mejor que volviésemos a esa Palabra.

Thomas Jefferson, otro Presidente de EE.UU. dijo sobre la Biblia: "Siempre he dicho, y siempre lo repetiré, que el estudio cuidadoso del Volumen Sagrado logrará mejores ciudadanos, mejores maridos y mejores padres. " Esto es algo para reflexionar hoy en día, cuando nuestros conciudadanos están destruyendo totalmente las ciudades en que viven, y en tiempos en que el divorcio se está haciendo cada vez más común.

Fue Daniel Webster quien hizo la siguiente declaración: "Si hubiera en mi estilo o pensamientos algo que mereciese elogio, el mérito se debería a mis buenos padres, por haber inculcado en mi mente un primer amor por las Escrituras." ¿Y qué diremos de ti, padre cristiano? ¿Estás formando a un Daniel Webster en tu hogar, o más bien a un pequeño rebelde? Webster también afirmó: "La he leído toda (la Biblia), muchas veces. Ahora he adoptado la costumbre de leerla completamente una vez al año. Es el Libro de los libros tanto para abogados como para teólogos. Tengo compasión de aquel que no pueda encontrar en sus páginas una provisión abundante de pensamiento y de reglas para la conducta.

Voy a citar ahora un párrafo de Henry van Dyke, titulado "El libro de los libros"

Nacida en el Este y vestida a la manera oriental y con sus metáforas, la Biblia recorre los caminos del mundo con pie seguro y familiaridad, entrando en país tras país para encontrar por todas partes su plena justificación. Ha aprendido a hablar en cientos de idiomas al corazón de los hombres. Entra al palacio para decirle al monarca que es un siervo del Altísimo, y a la casita de campo para asegurarle al campesino que es un hijo de Dios. Los niños escuchan sus historias maravillados y complacidos y los sabios meditan en ellas, considerándolas como parábolas de la vida. Tiene una palabra de paz para los momentos de peligro, una palabra de consuelo para el tiempo de las calamidades, y una palabra de luz para la hora de la oscuridad. Sus autorizadas palabras son repetidas en las reuniones y sus consejos susurrados en los oídos de los solitarios. Los malvados y orgullosos tiemblan ante sus advertencias, que para los heridos y penitentes resuenan como la voz de una madre. Los lugares desiertos y solitarios se convierten por esas palabras, en lugares alegres y el fuego en la chimenea ha iluminado la lectura de sus páginas bien gastadas. Se ha entretejido a sí misma en nuestros sueños más queridos; así que el amor, la amistad, la simpatía y la devoción, la memoria y la esperanza se visten con las maravillosas vestiduras de su entrañable lenguaje, exhalando un hálito de incienso y mirra.

¿De que manera es la Biblia un libro único?

La Biblia es, de muchas maneras, un libro muy inusual. Por ejemplo, tiene una autoría doble. En otras palabras, Dios es el Autor de la Biblia y, en otro sentido, podemos decir que el hombre es el autor de la Biblia. Efectivamente, la Biblia fue escrita por unos 40 autores durante un período aproximado de 1500 años. Algunos de esos hombres nunca oyeron hablar de los otros y nunca hubo un acuerdo secreto entre los cuarenta autores. Dos o tres de ellos podrían haberse reunido, pero los demás nunca pudieron haberse conocido. Y, sin embargo, han presentado un Libro que se caracteriza por la más maravillosa continuidad de cualquier libro que jamás haya sido escrito. Además, está libre de errores. Cada autor expresó sus propios sentimientos, para su propia generación. Cada uno de ellos tenía sus limitaciones y cometió sus equivocaciones --el pobre anciano Moisés las cometió, pero cuando él estaba escribiendo el Pentateuco, de alguna u otra forma, no se introdujeron allí errores. Como puedes pues ver, es un Libro humano y, sin embargo, es un Libro de Dios.

Es un Libro muy humano, escrito por hombres de todas las ocupaciones profesionales; príncipes y mendigos, los muy intelectuales y los más sencillos. Por ejemplo, el Dr. Lucas escribe casi en griego clásico, en un período en que el griego popular (llamado koiné) era utilizado por el pueblo. ¡Su Griego es magnífico! Pero Simón Pedro, un pescador, escribió también en griego. El suyo no es tan elaborado, pero Dios el Espíritu Santo utilizó a ambos hombres. Les permitió expresar exactamente sus pensamientos, sus sentimientos, y sin embargo, por medio de ese método, el Espíritu de Dios fue capaz de ejercer su influencia de tal manera que Dios dijo exactamente lo que quería decir. En esto consiste la verdadera maravilla de este Libro, la Biblia.

Es un Libro de Dios. En la Biblia Dios pronuncia 2.500 veces la frase "Dios dijo......así dice el Señor ", etc. Dios ha dejado bien claro que El está hablando por medio de este Libro. Es un libro que puede comunicarte y transmitirte vida. Puedes, incluso, convertirte en un hijo de Dios, engendrado "no por simiente corruptible sino por la incorruptible, por la Palabra de Dios que vive y permanece para siempre." Es la vía de comunicación de Dios para el hombre. Y si Dios hablase desde el cielo precisamente ahora, se repetiría a sí mismo porque ya ha dicho todo lo que quería decir a esta generación. Cuando el hombre fue a la luna, no descubrió nada que Dios no supiese ya cuando nos entregó la Biblia. Porque Él es el mismo Dios que creó este universo en el que hoy nos encontramos.

La Biblia es, pues, divina y humana. En cierta forma, es como el Señor Jesucristo, que caminó por esta tierra y se fatigó, sentándose junto a un pozo. Aunque El era Dios, era también hombre. Habló con las personas aquí en el mundo, comunicándose con ellos. Este es un Libro que comunica. Habla hoy a la humanidad. La Biblia llega a los seres humanos, tal como ellos son y en la situación en que se encuentran... Creo oportuno citar al Obispo Pollock, cuando dijo:

La Biblia es como un corredor entre dos eternidades, por el cual camina El Cristo de Dios: el eco de sus pasos invisibles resuena a través del Antiguo Testamento, aunque nos encontramos con El cara a cara en la sala del trono del Nuevo: y es por medio de Cristo solamente, crucificado por mí, que yo he encontrado el perdón de los pecados y la vida eterna. El Antiguo Testamento se resume en la palabra "Cristo": el Nuevo Testamento se resume en la palabra "Jesús": y el resumen de toda la Biblia se halla en la frase "Jesús es el Cristo."

Copyright © 2001-2016 ( TTB - Thru the Bible, RTM - Radio Transmundial, EEA - Evangelismo en Acción). Todos los derechos reservados
CONDICIONES DE USO
Estudio bíblico
"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Ti 3:16)

Compartir

Estudios relacionados

Libros electrónicos

Comentario bíblico de Marcos
Comentario bíblico de Marcos
Descarga gratuita

Estudios en video

Predicación cristiana: La tentación de Jesús (Marcos 1:12-13)
Predicación cristiana: La tentación de Jesús (Marcos 1:12-13)