Estudio bíblico de Levítico 1:1-2

Levítico

Introducción

Cuando comencé a enseñar este libro en un programa de radio, tenía mis dudas en cuanto a su valor para ser utilizado en una exposición Bíblica a nivel popular, pero pronto llegué a la conclusión de que es un libro emocionante y, honestamente, puedo decir que lo considero como uno de los libros más importantes de la Biblia. Desearía que el mensaje de este libro llegase a los corazones de todas las personas que con una actitud de sinceridad están tratando de vivir una vida religiosa.

Escritor

El libro de Levítico fue escrito por Moisés.

Lugar

Este libro forma parte del Pentateuco, es decir, de los 5 primeros libros de la Biblia escritos por Moisés.

En este libro, leemos que los israelitas permanecieron en el Monte Sinaí un tiempo. El libro se inicia y finaliza en la misma situación geográfica, el citado Monte, donde Dios les entregó la Ley. Recordemos que el libro de Exodo concluyó con la construcción del Tabernáculo de acuerdo con las instrucciones de Dios y cuando la gloria del Señor llenó aquella tienda de reunión. El libro continúa presentando el orden y las reglas para la adoración en el Tabernáculo. Levítico es el gran libro de la adoración.

El libro se inicia con la palabra hebrea Va-yick-rah que significa "y El llamó". Dios se había trasladado al Tabernáculo y hablaba desde allí, y ya no desde el Monte Sinaí. Desde la tienda llamaba al pueblo para que se reuniese allí con El. Les explicó cómo debían venir y vivir delante de El. El significado exacto de la palabra "ekklessia" es asamblea de los que han sido llamados. Nosotros somos también aquellos que han sido llamados. En aquellos días Dios habló desde el Tabernáculo y les pidió que viniesen a El. En la actualidad, el Señor nos llama para estar con El. En el Evangelio de Juan 10:27, nos dijo: Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen. Así que este libro contiene un hermoso y relevante mensaje para nosotros.

Propósito

Levítico es un libro de adoración. El libro esta lleno de sacrificios, ceremonias, ritual, liturgia, instrucciones, lavamientos, convocatorias, días santos, condiciones y advertencias. Todos aquellos ejercicios y actividades físicas fueron incluidos para enseñar verdades espirituales. Hablando de las experiencias de los israelitas en el desierto, el apóstol Pablo, en su primera carta a los Corintios 10:11, escribió: Estas cosas les sucedieron como ejemplo, y fueron escritas como enseñanza para nosotros, para quienes ha llegado el fin de los siglos. Y en este mismo capítulo, versículo 6, también dijo: Estas cosas sucedieron como ejemplo para nosotros. . . y además, el mismo escritor en su carta a los Romanos 15:4, dijo: Porque todo lo que fue escrito en tiempos pasados, para nuestra enseñanza se escribió, a fin de que por medio de la paciencia y del consuelo de las Escrituras tengamos esperanza.

El apóstol Pedro nos dijo que el Antiguo Testamento contiene verdades espirituales para nosotros. Leamos en su primera carta 1:10-12, dijo lo siguiente: "Acerca de esta salvación, los profetas que profetizaron de la gracia que vendría a vosotros, diligentemente inquirieron e indagaron, procurando saber qué persona o tiempo indicaba el Espíritu de Cristo dentro de ellos, al predecir los sufrimientos de Cristo y las glorias que seguirían. A ellos les fue revelado que no se servían a sí mismos, sino a vosotros, en estas cosas que ahora os han sido anunciadas." Y la carta a los Hebreos, hablando de los héroes de la fe en el Antiguo Testamento, dijo en 11:13 "Todos éstos murieron en fe, sin haber recibido las promesas, pero habiéndolas visto y aceptado con gusto desde lejos, confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra".

Levítico contiene instrucciones muy útiles para nosotros hoy porque revela a Cristo de una manera muy notable.

Para nosotros la adoración en la actualidad ya no tiene lugar por medio del ritual o en un lugar determinado. Recordemos que el pueblo de Israel había pasado por ceremonias y tuvo sus rituales. En el relato del Evangelista Juan 4:21-24, Jesús le dijo a una mujer junto al pozo de Samaria. " . . . Mujer, créeme; la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre. Vosotros adoráis lo que no conocéis; nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación viene de los judíos. Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque ciertamente a los tales el Padre busca que le adoren. Dios es espíritu, y los que le adoran deben adorarle en espíritu y en verdad.

La clave

El Tema clave del libro es la santidad ante el Señor

El mensaje

Este libro tiene un doble mensaje:

1. El Levítico enseña que el camino para llegar a Dios consiste en sacrificios. La palabra "expiación" se encuentra 45 veces en este libro. La expiación significa "cubrir completamente". La sangre de los toros y de los machos cabríos no podía realmente quitar los pecados. Los cubría hasta que viniese Cristo, quien sí los quitaría. Es lo que el apóstol Pablo dijo en su carta a los Romanos 3:25 (VP) Dios hizo que Cristo, al derramar Su sangre, fuera el instrumento del perdón. Este perdón se alcanza por la fe. Así quiso Dios demostrar Su justicia, y mostrar que si pasó por alto los pecados de otro tiempo, fue solo por su paciencia.

Los pecados pasados son aquellos del Antiguo Testamento. Es que Dios nunca aceptó la sangre de toros y machos cabríos como pago final por el pecado, pero requirió que esa sangre fuese derramada. Fue una expiación para cubrir los pecados hasta que Cristo viniese. En otras palabras, Dios salvó "a crédito" en el Antiguo Testamento. Cuando Cristo vino, pagó por todo. Esto es cierto en lo que se refiere al pasado, al presente y al futuro.

Uno de los versículos clave de Levítico, que trata de la expiación, se encuentra en el 17:11 (VP) Porque todo ser vive por la sangre que está en él y yo os la he dado en el altar para que por medio de ella podáis pagar el rescate por vuestra vida, pues la sangre es el pago del rescate por la vida. El camino hacia Dios pasaba por los sacrificios y sin derramamiento de sangre no había remisión de pecados.

2. Levítico enseña que el andar o vivir con Dios es por la santificación. La palabra "santidad" se encuentra 87 veces en el libro. Dice el 20:26, Me seréis, pues, santos, porque yo, el Señor, soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos.

Dios entregó leyes estrictas que controlaban la dieta, la vida social y detalles de la vida diaria que abarcaban todos los aspectos de la vida de Su pueblo. Estas leyes tienen una mayor aplicación espiritual para Su pueblo en la actualidad. Ese es el motivo por el cual debemos estudiar este libro. Es que el acceso a Dios hoy está asegurado para el pecador a través de la sangre derramada de Cristo. El escritor a los Hebreos, lo explicó de esta manera, hablando de Cristo que entró en el cielo: 25 y no para ofrecerse a sí mismo muchas veces, como el sumo sacerdote entra al Lugar Santísimo cada año con sangre ajena. 26 De otra manera le hubiera sido necesario sufrir muchas veces desde la fundación del mundo; pero ahora, una sola vez en la consumación de los siglos, se ha manifestado para destruir el pecado por el sacrificio de sí mismo.

Aquellos que han sido redimidos por la sangre de Cristo tienen que vivir una vida santa, si han de disfrutar de la adoración a Dios. Dice la carta a los Hebreos 13:20, 21, "Y el Dios de paz, que resucitó de entre los muertos a Jesús nuestro Señor, el gran Pastor de las ovejas mediante la sangre del pacto eterno, os haga aptos en toda obra buena para hacer su voluntad, obrando El en nosotros lo que es agradable delante de El mediante Jesucristo, a quien sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén."

Observaciones

Levítico es un libro notable, ya que consideramos su contenido a la luz del Nuevo Testamento. Algunos han considerado que su lectura resulta monótona para el cristiano término medio, por lo que no es frecuente encontrar clases o cursos en los que se estudie este libro. Sin embargo, es una obra extraordinaria.

1. Las 5 ofrendas con las que se inicia el libro, señalan a Cristo de una manera clara y evidente. Describen en profundidad la personalidad unificada de Cristo en Sus 2 naturalezas humana y divina, y Su muerte, de forma detallada (capítulos 1 al 7)

2. La consagración de los sacerdotes revela cuán superficial e inadecuada es nuestra idea de la consagración cristiana (capítulos 8 al 10).

3. La dieta que Dios proveyó a Su pueblo era higiénica y terapéutica, y contiene igualmente mucho alimento espiritual para nuestras almas (capítulo 11).

4. Se presta atención a la maternidad, y es un ejemplo adicional de la idea que Dios tiene sobre el sexo femenino. (capítulo 12).

5. La prominencia que se da a la lepra y a su tratamiento en la parte central de un libro dedicado a la adoración, requiere nuestra atención. ¿Porqué hay una sección tan amplia sobre la lepra? Aquellos que han sido favorecidos con una intuición o visión especial para las Escrituras, han encontrado en la lepra una figura del pecado y su efecto contaminante sobre el hombre en cuanto a su relación con Dios. La limpieza del leproso encontró su cumplimiento en la muerte y resurrección de Cristo, tal como fue ilustrado en el insólito sacrificio de 2 pajarillos (capítulos 13 al 15). Verdaderamente, si queremos evitar la contaminación del pecado de este mundo, necesitamos saber mucho sobre la muerte y resurrección de Cristo, para poder aplicarla a nuestras vidas.

6. El gran día de la expiación es un retrato completo del sacrificio de Cristo (capítulo 16).

7. La importancia del altar del holocausto en el Tabernáculo destaca la característica esencial de la cruz de Cristo (capítulo 17).

8. El énfasis de este libro en instrucciones relacionadas con detalles aparentemente minuciosos en la vida diaria del pueblo de Dios revela que Dios tiene la intención de que la familia humana se implique en una relación con El (capítulos 18 al 22). Dios quiere implicarse en tus negocios, en tu vida familiar, y en tu vida social. Tengamos cuidado. No sea que dejemos a Dios fuera de nuestras vidas.

9. La lista de fiestas proporciona un programa profético del calendario de Dios para todos los tiempos.

10. las leyes referentes a la tierra de Palestina proveen una interpretación sobre su variada historia y una visión sobre su prominencia futura. Hay en este libro muchas profecías. La nación de Israel y la Tierra Prometida se entrelazan y entremezclan desde aquí y hasta la eternidad (capítulos 24 al 27).

Hay una relación entre los 3 primeros libros de la Biblia.

En el Génesis encontramos al ser humano arruinado.

En el Exodo redimido.

En Levítico adorando a Dios.

También podemos hacer una comparación y un contraste entre Exodo y Levítico.

En el libro de Exodo vemos el ofrecimiento del perdón; Levítico ofrece la pureza.

En Exodo tenemos la aproximación de Dios al hombre; en Levítico, es la aproximación del hombre a Dios.

En Exodo Cristo es el Salvador; en Levítico El es el Santificador.

En Exodo es prominente la culpa del ser humano; en Levítico, es prominente la contaminación del ser humano.

En Exodo Dios habla desde el Monte; en Levítico El habla desde el Tabernáculo.

En Exodo el ser humano es llevado cerca de Dios; en Levítico, el ser humano es guardado y mantenido cerca de Dios.

Levítico 1:1-2

Tema: El holocausto

Esta es la ofrenda más antigua conocida por el ser humano. Fue la ofrenda de Abel, Noé y Abraham. Todas las ofrendas se realizaron en el altar de bronce, pero como el holocausto tenía lugar allí, dicho altar de bronce fue llamado también altar del holocausto, recibiendo su nombre del sacrificio. Esta ofrenda fue registrada como la primera de las 5 ofrendas debido a su prominencia y prioridad. Esta ofrenda es una figura de Cristo en profundidad, así como en Su muerte. El ser humano no puede examinar el significado pleno de esta ofrenda porque ésta pone delante de nosotros lo que Dios ve en Cristo. Y nosotros no podemos ver tanto como El ve. Aquí hay un misterio profundo que solo el Espíritu Santo puede revelar.

El holocausto ilustra la persona de Cristo. El es el sustituto. Es nuestro sustituto. El apóstol Pablo nos lo revela en su carta a los Efesios 5:2

"y andad en amor, así como también Cristo os amó y se dio a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios, como fragante aroma."

Bosquejo

Las ofrendas de aroma agradable (la Persona de Cristo), capítulos 1-3.

El holocausto (Cristo nuestro sustituto). Capítulo 1

a. Reglas para el Holocausto, vv. 1-4.

b. Ritual para el Holocausto, vv. 5-16.

c. Razones para el Holocausto, vv. 17.

d. Ley del Holocausto, capítulo 6:8-13.

Reglas para el holocausto

Leamos el versículo 1:

"El Señor llamó a Moisés y le habló desde la tienda de reunión, diciendo:"

Los contextos histórico y teológico del libro de Levítico están implicados no solo en esta introducción sino también en el resumen final que cierra este manual de reglas para el Holocausto (7:37-38). Estos detalles del sacrificio ritual fueron prescritos cuando el Señor llamó a Moisés desde el Tabernáculo, enfatizando de esta manera la importancia y la solemnidad de la revelación. Ya no hablaba desde la cima del Monte Sinaí con truenos y relámpagos, como cuando había entregado los Diez mandamientos. Aquí le llamaba desde la tienda de reunión o tabernáculo, en actitud de reconciliación. Así, este manual para el sacrificio seguía a la narración histórica de la construcción del Tabernáculo (Exodo 25-49). Y precedía a la siguiente narración histórica de la ordenación del sacerdocio (Levítico 8-10). La narración histórica no continuará, (excepto en el incidente de Levítico 24:10-13), hasta la numeración de las tribus israelitas para levantar el campamento de Sinaí (relatado en Números 1-4).

Con respecto a la frase "El Señor llamó", diré que Su llamado es para aquellos que oigan Su voz. Esto es importante destacarlo. Dios está hoy llamando a los seres humanos para que se reconcilien con El. La iglesia es como un cuerpo llamado, y sus miembros son los elegidos porque han sido llamados. Dice el apóstol Pablo en su primera carta a los Corintios 1:22-24 "Porque en verdad los judíos piden señales y los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, piedra de tropiezo para los judíos, y necedad para los gentiles; mas para los llamados, tanto judíos como griegos, Cristo es poder de Dios y sabiduría de Dios".

"Llamados" no se refiere a aquellos que solo oyen; sino a los que han oído y han respondido. Me agradaría hacerte una pregunta: ¿Le has escuchado, y le has respondido?

Nuestra lectura de hoy termina en el versículo 2, que dice así:

"Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando alguno de vosotros traiga una ofrenda al Señor, traeréis vuestra ofrenda de animales del ganado o del rebaño."

Este versículo entra en un Tema que desarrollaremos en nuestro próximo programa. Nuestro pasaje de hoy finaliza con Dios en actitud de llamar, de ofrecer Su revelación y de establecer los términos bajo los cuales se establecería el sisTema de sacrificios que señalaba a la persona de Cristo.

Y en la actualidad Dios continúa llamando y al escuchar Su voz desde Su Palabra, que nos ha demostrado Su amor y Su poder enviando a Jesucristo, que murió y resucitó, solo nos queda responder a Su invitación.

Copyright © 2001-2016 ( TTB - Thru the Bible, RTM - Radio Transmundial, EEA - Evangelismo en Acción). Todos los derechos reservados
CONDICIONES DE USO
Estudio bíblico
"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Ti 3:16)

Compartir

Libros electrónicos

Comentario bíblico de Marcos
Comentario bíblico de Marcos
Descarga gratuita

Estudios en video

Predicas cristianas: Jesus: Resurrección y Vida (Jn 11:7-27)
Predicas cristianas: Jesus: Resurrección y Vida (Jn 11:7-27)