Estudio bíblico de Proverbios 5:15-6:15

Proverbios 5:15-6:15

En nuestro estudio de hoy, amigo oyente, volvemos al capítulo 5 de este Libro de Proverbios que estamos estudiando. Y como dijimos antes, vamos a comenzar con el versículo 15. Usted recordará que en nuestro estudio anterior, en este capítulo 5, se mencionaba que este joven estaba recibiendo una lección en cuanto al sexo, y se le aconsejaba que viviera una vida pura por el bien de su hogar. Destacamos que esta es la clase de educación sexual que Dios da y por cierto la encontramos en este libro tan práctico.

Antes de iniciar nuestra lectura de hoy a partir del versículo 15 de este capítulo 5, recordemos lo que decían los versículos 12 al 14. que nos describen la reacción de alguien que se arrepintió por no haber escuchado un consejo:

"Y digas: "¡Cómo pude aborrecer el consejo? ¿Cómo pudo mi corazón menospreciar la reprensión? ¡No escuché la voz de los que me instruían, ni a los que me enseñaban incliné mi oído! Casi en el colmo del mal he estado, en medio de la sociedad y de la congregación."

Recordemos, estimado oyente, que Dios no puede ser burlado. Lo que usted siembra, eso es precisamente lo que cosechará. Y Dios describe en este pasaje cómo será el final de una vida malograda. Creemos que nuestra sociedad actual está cosechando lo que ha estado sembrando. La burda inmoralidad es el resultado de la falta de enseñanza de la Palabra de Dios.

Este pasaje presenta el lamento que no tiene respuesta, el remordimiento por no haber sabido dar importancia a los consejos, por haberlos despreciado, por haber sido rebelde. Estimado oyente, eso nos recuerda nuestro estudio de los libros históricos del Antiguo Testamento, donde vimos las reiteradas advertencias de los profetas, en cuanto a la dureza del corazón de los israelitas, y los anuncios del castigo que se avecinaba. Al fin, ellos también tuvieron que soportar las consecuencias trágicas de su rebelión. Por ello viene bien aquella solemne advertencia del salmista en el Salmo 95:7 y 8: Si oís hoy su voz, no endurezcáis vuestro corazón.

Vamos a iniciar nuestra lectura de hoy leyendo los versículos 15 al 17, que comienzan a desarrollar el tema

La santidad del matrimonio

"Bebe el agua de tu propia cisterna, los raudales de tu propio pozo. ¿Acaso han de derramarse tus fuentes por las calles y tus corrientes de aguas por las plazas? Sean ellas para ti solo, no para los extraños que estén contigo."

Es decir, que su descendencia debería venir de su propia mujer, y no de otra. Y continúan diciendo los versículos 18 y 19:

"¡Sea bendito tu manantial y alégrate con la mujer de tu juventud, cierva amada, graciosa gacela! Que sus caricias te satisfagan en todo tiempo y recréate siempre en su amor."

Estos versículos describen el amor en el matrimonio, y la Palabra de Dios deja en claro que el amor físico y sexual en el matrimonio ha de ser santificados y elevados a un nivel muy alto. En otros tiempos estos temas se consideraban prohibidos, como si fueran algo sucio o inmoral, incluso entre personas casadas. ¿Ha observado como describe Dios el amor físico en el matrimonio? Lo eleva al nivel más alto. Recordemos que el matrimonio fue proyectado por Dios mismo y dado a la familia humana para el bienestar y beneficio de la humanidad. Una parte de la inmoralidad de nuestro tiempo consiste en librarse del matrimonio.

Ahora, para el hijo de Dios, el hogar cristiano es una figura de la relación entre Cristo y la Iglesia. Y no puede haber una relación más elevada y santa que ésta. Es por tal motivo que resulta alarmante ver que, de forma creciente, hasta las parejas cristianas se están separando. Esto debería llevar a los dirigentes y responsables de las iglesias a orar intensamente a Dios, con un sincero deseo de averiguar qué está mal. Esta es una indicación más de que la Palabra de Dios no está afectando a la vida de los cristianos, no está influyendo sobre los miembros de la iglesia.

Dice la carta a los Hebreos 13:4, Tened todos en alta estima el matrimonio y la fidelidad conyugal, porque Dios juzgará a los adúlteros y a todos los que cometen inmoralidades sexuales. Dios considera que el matrimonio es una hermosa relación. Tiene un carácter elevado y santo, y no debe ser tratado como algo impuro. Pero veamos el otro lado de la imagen: Dios juzgará a los adúlteros.

El apóstol Pedro, en su primera carta 3:7, aconsejó a los maridos que vivieran con sus esposas sabiamente, en un espíritu de comprensión y respeto, y les dio un motivo para ello, diciendo: para que vuestras oraciones no tengan estorbo. Esta era una verdadera prueba. Cuando el esposo y la esposa viven de tal manera el uno con el otro, que tienen alegría y confianza y pueden arrodillarse, orar juntos, y amarse, esa relación entonces representa la relación entre Cristo y Su iglesia. Podemos asegurarle, estimado oyente, que Dios puede bendecir, y lo hará, a ese hogar. Esto es muy importante. Bien, volvamos ahora al libro de Proverbios y en este capítulo 5, versículos 20 y 21, leemos:

"¿Por qué, hijo mío, has de andar ciego con la mujer ajena y abrazar el seno de la extraña? Los caminos del hombre están ante los ojos del Señor, y él considera todas sus sendas."

Este es un versículo interesante. Los caminos del hombre están ante los ojos del Señor, y él considera todas sus sendas. Tenemos que reconocer que Dios nos está observando todo el tiempo. Siempre estamos bajo su mirada.

Hay personas que tienen por costumbre blasfemar y maldecir todo el tiempo, pero se reprimen cuando están ante cristianos y si se les escapa alguna maldición, piden disculpas por el lenguaje utilizado. Pero a esta gente se le debe decir que no se debe preocupar por las otras personas que las están escuchando, ya que Dios es quien les está escuchando todo el tiempo. Otra versión traduce este versículo: "El Señor está pendiente de la conducta del hombre, no pierde de vista ninguno de sus pasos". Y pensamos que Él se pregunta por qué usted actúa en la forma en que lo hace, y por las cosas que decimos. Continuemos leyendo los últimos versículos de Proverbios 5, el 22 y 23:

"Apresarán al malvado sus propias iniquidades, retenido será con las ligaduras de su pecado. Él morirá por falta de disciplina y errará por lo inmenso de su locura."

Dios dice que habrá un día para rendir cuentas, de hacer frente a nuestra responsabilidad: el día del justo castigo. Se está acercando el día de pago. El hombre puede pensar que en al asunto de su pecado se está saliendo con la suya, pero no es así. Su propia maldad, sus malas obras le aprisionarán, y quedará sujeto por las cuerdas de sus pecados.

Y ahora, llegamos a

Proverbios 6

Este capítulo abarca muy diversos temas. Comienza con algunos consejos apropiados para cristianos y no cristianos en el mundo actual de los negocios. Estos son simplemente buenos principios comerciales. Así que vemos que Dios ha dado muchos buenos consejos para toda la humanidad, para aquellos que son salvos y para los que no lo son. Vamos a leer entonces los versículos 1 y 2 de Proverbios 6, que comienzan a exponer estos

Buenos principios comerciales

"Hijo mío, si has salido fiador por tu amigo o le has empeñado tu palabra a un extraño, te has enredado con las palabras de tu boca y has quedado atrapado en los dichos de tus labios."

El escritor comenzó con dos consejos que resultan útiles en todo tiempo. No firmar un documento a un amigo, y no ponerse en sociedad con una persona extraña. Y el hombre que no es salvo puede seguir este consejo, pues le resultará provechoso.

El segundo versículo indicaría que una persona se ha estado jactando. Aparentemente, una de las razones por la cual un hombre firmará un documento conjuntamente con otra persona, es aparecer como una persona solvente y reconocida en el ambiente financiero. Pues bien, aquí se nos dice que debemos tener cuidado con estas personas. Leamos ahora el versículo 3 de Proverbios 6:

"Haz esto ahora, hijo mío, para librarte, ya que has caído en manos de tu prójimo: Ve, humíllate, importuna a tu amigo"

Otra versión traduce la última frase de este versículo 3, "ve corriendo y humíllate ante él, procura deshacer tu compromiso". Es ese caso, nadie debe tener temor de dirigirse a esa persona y resolver el problema aclarando las cosas. Asegúrese de conservar a sus amigos, y de tener cuidado con sus enemigos. Esto es exactamente lo que dice aquí y esto se volverá a repetir otras veces. Continuemos leyendo los versículos 4 y 5:

"No des sueño a tus ojos ni dejes que tus párpados se cierren; escápate como una gacela de manos del cazador, como un ave de manos del que tiende trampas."

No se demore en tomar la decisión, aclare la situación y resuelva el asunto. Usted es como un ave que ha sido cazada en una trampa, si ha firmado un documento. Aquí hay una clara advertencia.

Pero ahora se nos presenta el lado positivo de este asunto. No solamente debería uno ser prudente en sus acciones comerciales, así como prudente en lo que dice en el ambiente financiero. Y deberíamos aprender algo de la sabiduría de las hormigas. Veamos lo que nos dicen al respecto los versículos 6 al 8:

"Mira la hormiga, perezoso, observa sus caminos y sé sabio: Ella, sin tener capitán, gobernador ni señor, prepara en el verano su comida, recoge en el tiempo de la siega su sustento"

Nos damos cuenta que la hormiga es una buena maestra. Y ella nos puede revelar grandes verdades. Una de las verdades es que ella es tan diligente en los negocios como el que más. Esto es algo que el hijo de Dios debería aprender de la pequeña hormiga. La hormiga siempre se encuentra ocupada haciendo lo que más importante para ella en la vida, que es, acumular comida para el invierno, preocupándose por el futuro: y está sumamente atareada con ello.

Creemos que uno de los grandes pecados en el día de hoy por parte del creyente, es la pereza, incluso entre los cristianos implicados a veces en actividades cristianas, Tendremos que evaluar cuanto tiempo dedicamos a la lectura y el estudio de la Palabra de Dios, haciendo provisión para nuestras necesidades espirituales actuales y futuras. ¡Qué lección la que nos puede enseñar hoy, una hormiguita! Y el escritor no ha finalizado con este tema y continúa diciéndonos algo más en los versículos 9 al 11, de este capítulo 6:

"Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás del sueño? Un poco de sueño, dormitar otro poco, y otro poco descansar mano sobre mano: así te llegará la miseria como un vagabundo, la pobreza como un hombre armado."

Ahora vamos a leer los versículos 12 y 13, que comienzan a presentar otra descripción; la de

El hombre malvado

"El hombre malo, el hombre depravado, es el que anda en perversidad de boca; que guiña los ojos, que habla con los pies, que hace señas con los dedos."

¿Ha notado usted en algunas personas que todo lo que hacen, todos sus gestos, tienen siempre una sugerencia grosera u obscena? Hay cristianos que en este aspecto son casos dudosos.

Todo lo que dicen tiene un doble sentido. En sus conversaciones todo lo que dicen tiene un doble sentido, especialmente sus chistes, y sus observaciones. Les divierten esas frases sugerentes y tenemos que aclarar que Dios ha hablado en contra de esas actitudes.

Continuemos leyendo los versículos 14 y 15 de Proverbios 6:

"Perversidades hay en su corazón; anda pensando el mal en todo tiempo; siembra las discordias. Por tanto, su calamidad vendrá de repente; súbitamente será quebrantado, y no habrá remedio."

Aquí observemos que esta persona "siembra" o provoca o alienta discordias. Tenemos aquí una persona que se supone ser hijo de Dios y sin embargo, cada movimiento con su cuerpo no es claro.

A veces solemos contemplar por televisión a personas que explotan hábilmente esa facilidad, aprovechándose de su sentido del humor y de su capacidad para entretener a las personas. Desafortunadamente, hay cristianos a quienes les entretiene y causa mucha gracia escuchar a tales personajes, hasta tal punto que les siguen semanalmente sin perder ninguno de sus espectáculos.

Por ello, vemos a veces a cristianos pendientes de seguir los dictados de la moda en su forma de vestir o de hablar, utilizando las expresiones que están en boga para aparentar que están "al día" y proyectar así una imagen supuestamente progresista. El problema es cuando no se tiene nada positivo que transmitir a los demás, entonces tales personas lo disfrazan, lo maquillan, para que pueda ser aceptable en un principio. Por otra parte, las que nosotros necesitamos en este día, estimado oyente, son personas que vivan vidas claras, cristalinas, nítidas; que todo lo que digan y hagan en su vida, sea tan claro y puro como el sol del mediodía. Esa es la clase de gente que se necesita en el día de hoy. Estas son personas transparentes, que se revelan cual son y su presencia infunde confianza. Al verlas, uno se da cuenta que puede confiar en ellas. Estas son las compañías ideales para el camino de la vida, para disfrutar de la amistad y del compañerismo cristiano. Esas son las personas que tienen a Cristo en sus vidas y lo reflejan a los demás.

Pero a los que tienen la forma opuesta de ser, la Biblia tiene advertencias solemnes para ellos. La carta de San Pablo a los Gálatas 6:7 ?8 dice: 7No os engañéis; Dios no puede ser burlado, pues todo lo que el hombre siembre, eso también segará, 8porque el que siembra para agradar a su naturaleza pecaminosa, de esa misma naturaleza cosechará destrucción; pero el que siembra para agradar al Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna. De Dios nadie se burla. EL requiere una vida santa. ¿Sabe usted por qué? Porque El es santo. Él es esa clase de Dios, y Él va a estar interesado en esa clase de persona y va a bendecirla. Ah, estimado oyente, usted y yo necesitamos reconocer que estamos tratando con un Dios santo.

En este capítulo 6 del libro de Proverbios que estamos considerando hoy, y que veremos también en nuestro próximo estudio, al entrar en un nuevo párrafo de dicho capítulo, examinaremos siete cosas que Dios detesta. Alguien quizá nos diga: "¿Cómo es eso? ¿Dijo usted que Dios aborrece siete cosas?" Así es, estimado oyente. Bueno, alguien quizá diga: "Yo pensaba que Dios era amor, que solo tenía capacidad para amar". Sí, claro, Él es amor. Pero El aborrece el mal y todo aquello que el mal ha causado y está produciendo en la raza humana.

Mientras tanto, le sugerimos que lea usted el resto de este capítulo, para que pueda comprobar por sí mismo la forma clara y directa en que Dios se expresa con respecto a todo aquello que se opone a su propia naturaleza como Dios santo que es. Es por ese motivo que Dios detesta todo elemento extraño que se introduce en las vidas de los cristianos, porque puede alejar a los cristianos de esa relación de comunión y compañerismo que El quiere tener con los suyos, y porque todo aquello que sea sucio o impuro, puede arruinar no solo sus vidas, sino también las de aquellos que se encuentran a su alrededor.

Copyright © 2001-2016 ( TTB - Thru the Bible, RTM - Radio Transmundial, EEA - Evangelismo en Acción). Todos los derechos reservados
CONDICIONES DE USO
Estudio bíblico
"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Ti 3:16)

Compartir

Libros electrónicos

Comentario bíblico de Marcos
Comentario bíblico de Marcos
Descarga gratuita

Estudios en video

Prédicas cristianas: El evangelio de Jesucristo Hijo de Dios
Prédicas cristianas: El evangelio de Jesucristo Hijo de Dios