Estudio bíblico de Marcos Introducción

Marcos

Introducción

FECHA

El Evangelio de Marcos es, cronológicamente hablando, el primer Evangelio escrito. De hecho, fue uno de los primeros libros escritos del Nuevo Testamento. No el primero, sino uno de los primeros, escrito, posiblemente desde Roma, antes del año 63 D.C.

EL ESCRITOR

Este hombre, Marcos, fue uno de los escritores del Nuevo Testamento que no era realmente un apóstol. Mateo, por supuesto, fue un apóstol y también Juan. Y Lucas fue íntimo amigo del apóstol Pablo.

Su nombre era Juan Marcos: Juan era su nombre judío, mientras que Marcos era su apellido latino. En relación con esto, vamos a leer una referencia en el libro de los hechos de los Apóstoles 12:12.

"Al darse cuenta de esto, fue a la casa de María, la madre de Juan, llamado también Marcos, donde muchos estaban reunidos y oraban."

Esta es una referencia al momento en que Simón Pedro había sido liberado de la cárcel. De hecho, ésta es la primera referencia histórica que tenemos de él en las Sagradas Escrituras. Evidentemente, su madre era una mujer destacada y de buena posición económica de la iglesia de Jerusalén, y parece claro que la iglesia de esa ciudad se reunía en su casa.

Marcos fue uno de los que acompañaron al apóstol Pablo en su primer viaje misionero. Era sobrino de Bernabé. Pablo nos lo cuenta en su carta a los Colosenses 4:10. Era un hijo espiritual de Simón Pedro, porque este apóstol, escribiendo los saludos de su primera carta en 5:13, dijo:

"La iglesia que está en Babilonia, elegida juntamente con vosotros, os saluda, y también mi hijo Marcos."

Le llamaba "hijo espiritual" porque se había convertido al cristianismo por medio del apóstol Pedro. El Evangelio según Marcos ha sido considerado, por mucho tiempo, como el Evangelio de Simón Pedro; creo que hay evidencia para creerlo así; dentro de unos momentos vamos a considerarlo más detenidamente.

Juan Marcos se unió a Pablo y a Bernabé en ocasión del primer viaje misionero del apóstol. Así, en el libro de los Hechos de los Apóstoles 13:5 se nos dice:

"Llegados a Salamina, proclamaban la palabra de Dios en las sinagogas de los judíos; y tenían también a Juan de ayudante."

Pero al llegar a Perga, en Panfilia, Juan Marcos emprendió el regreso y, aparentemente, este hecho demostró que era un hombre algo temeroso. No creo que necesitemos defender a Marcos por haber abandonado el viaje. Puede que haya tenido un motivo valido para adoptar esa actitud. Pero Pablo no quiso llevarle en su segundo viaje misionero, aunque el tío de Marcos, Bernabé, sí quería que les acompañase. Bernabé era una gran persona y estaba dispuesto a perdonarle, pero no así el apóstol Pablo. En los Hechos de los Apóstoles 15:37 y 38, leemos:

"Bernabé quería llevar también con ellos a Juan, llamado Marcos, pero Pablo consideraba que no debían llevar consigo a quien los había desertado en Panfilia y no los había acompañado en la obra."

Tal como yo lo veo, parece que Pablo le consideró como una persona que les había fallado. En el versículo 39 de este pasaje que acabamos de leer dice;

"Se produjo un desacuerdo tan grande que se separaron el uno del otro, y Bernabé tomó consigo a Marcos y se embarcó rumbo a Chipre."

En lo que nosotros concierne, a partir de entonces, desapareció de las páginas de las Escrituras. Sabemos muy poco sobre las actividades de Juan Marcos.

Lo que sí sabemos es que Juan Marcos acabó actuando bien. Cuando el apóstol Pablo escribió su segunda carta a Timoteo 4:11, dijo:

"Sólo Lucas está conmigo. Toma a Marcos y tráelo contigo, porque me es útil para el ministerio."

Siempre han surgido preguntas sobre si Marcos aparece mencionado de alguna manera en el relato del Evangelio. Aunque hago constar esta posibilidad, personalmente no creo que haya, en absoluto, base alguna para dar crédito a esa suposición.

Se nos ha dicho que Juan Marcos recibió del apóstol Pedro información sobre los hechos de este Evangelio. Otros afirman que recibió una explicación del apóstol Pablo, sobre este Evangelio. Estoy dispuesto a aceptar esa solución.

A quiénes fue escrita

¿Por qué hay cuatro Evangelios? Porque fueron escritos para diferentes pueblos o personas. Mateo fue escrito para la nación de Israel; fue dirigida a las personas religiosas. Marcos fue escrito especialmente para los romanos, adaptado para la época romana, para el hombre que se siente fuerte. No olvidemos que los romanos gobernaron el mundo por un milenio. Y este Evangelio fue escrito para ese tipo de personas. Los romanos, realmente, subyugaron al mundo. Trajeron paz, justicia, buenos caminos, ley, orden y protección. Pero fue una paz obligada, impuesta. El talón de hierro de Roma estuvo sobre la humanidad y ésta tuvo que pagar un precio. Roma fue una dictadura férrea. El Dr. D. S. Gregory lo expresó de la siguiente manera: "El romano pretendía comprobar si el poder humano, adoptando la forma de una ley, regulado por principios políticos bajo los cuales el respeto a la ley y la justicia era muy notable, podría perfeccionar a la humanidad subordinando el individuo al estado y haciendo que ese estado fuese universal". El Dr. Culver, en su libro sobre el profeta Daniel, dijo que los romanos dieron al mundo esa clase de paz que la Liga de las Naciones, y ahora las Naciones Unidas tratan de proporcionar al mundo. Los romanos han intentado traer al mundo ese tipo de paz, pero ésta seria una paz impuesta a la humanidad, obligatoria y mantenida por un líder muy fuerte y poderoso. Por supuesto, el mundo en la actualidad está buscando a un hombre de estas características,

En el mundo antiguo, Roma representó el poder humano activo, lo cual condujo a una dictadura. En efecto, el poder fue concentrado en un solo hombre y en consecuencia, ello resultó peligroso. Una vez más, ése es el peligro en la actualidad, a medida que nos movemos en esta dirección. En relación con tal tendencia, me agradaría citar otra vez al Dr. Gregory, que añadió: "El romano más grande, el hombre ideal de la raza sería el trabajador más fuerte y eficaz, un conquistador, un organizador, un gobernante, --el hombre que fuese el Cesar podría sostener el cetro del imperio universal. El Cesar y el cesarismo constituyeron el resultado inevitable del desarrollo romano. . . . Cuando a los romanos se les había hecho creer muy profundamente que la justicia natural en manos de un déspota humano es una cosa terrible para un hombre pecaminoso, -- el Espíritu Santo propuso recomendar para su aceptación a Jesús de Nazareth como su soberano y Salvador, el esperado liberador del mundo". Hoy en día nos estamos moviendo en dirección a una posición en la que podría ser posible la aparición de un estado policial, gobernado por un hombre que sería satánico, ejerciendo su autoridad sobre hombres pecaminosos, que clamarían por liberación. El único capaz de traer liberación será el Señor Jesucristo en su venida.

Pablo escribió en su carta a los Romanos 1:16,

"Porque no me avergüenzo del evangelio, pues es el poder de Dios para la salvación de todo el que cree; del judío primeramente y también del griego."

Este poder es el que puede extender misericordia. En aquellos tiempos en que gobernaron los césares, el mundo ansiaba misericordia y todo lo que recibió fue poder. Eran días en los cuales nadie se atrevía a resistir a aquel poder, porque resultaba fatal. Huir de él era imposible: nadie podía alejarse de él. Y fue durante esos días que Dios envió un mensaje a un segmento de la población, y Juan Marcos fue el escritor de ese mensaje.

En esta obra Juan Marcos estaba presentando el relato del Evangelio de Simón Pedro. La primera iglesia cristiana creyó y aceptó como cierta esta opinión. Por ejemplo Papias, uno de los primeros padres de la iglesia dijo que Juan Marcos recibió este Evangelio de Simón Pedro y dijo: " Simón Pedro, el intérprete de Pedro, escribió cuidadosamente todo lo que recolectó, pero no siguiendo el orden de las palabras o acciones de Cristo". Eusebio dijo que "tal luz de piedad brilló en las mentes de aquellos que escucharon a Pedro, que no quedaron satisfechos de escucharlas solamente una vez, ni con que se les entregase una doctrina no escrita, sino que le rogaron a Marcos, (cuyo Evangelio se ha difundido) que dejase escrita para ellos la doctrina que habían recibido por medio de la predicación". Así fue , en consecuencia, como recibimos el Evangelio según Simón Pedro a través de Juan Marcos.

Características del evangelio de Marcos

Es un Evangelio caracterizado por la acción porque Simón Pedro era esa clase de persona. Es un libro que refleja acción, escrito para el romano, que era también un hombre de acción.

En el Evangelio de Marcos, Jesús se despojó de las vestiduras reales de su majestad para atarse a la cintura la toalla del servicio. Jesús es el Rey, en el Evangelio de Mateo, y el Siervo en el Evangelio de Marcos. Pero no es el Siervo del ser humano, sino el Siervo de Dios. Y Marcos lo expresa transcribiendo las siguientes palabras del Señor:

"Porque ni aun el Hijo del Hombre vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos."

En el Evangelio de Marcos, Jesucristo es presentado como el Siervo del Señor, lo cual cumple las palabras del libro del profeta Isaías 42:1 y 2:

"He aquí mi Siervo, a quien yo sostengo, mi escogido, en quien mi alma se complace. He puesto mi Espíritu sobre El; El traerá justicia a las naciones. No clamará ni alzará su voz, ni hará oír su voz en la calle."

Allá por el año 1864, Bernard dijo del Evangelio de Marcos: "Lo que San Pedro le dijo a Cornelio ha quedado bien en evidencia como un lema adecuado para el Evangelio" Se refería al siguiente pasaje Bíblico relatado en los Hechos de los Apóstoles 10:45,

"Vosotros sabéis cómo Dios ungió a Jesús de Nazaret con el Espíritu Santo y con poder, el cual anduvo haciendo bien y sanando a todos los oprimidos por el diablo; porque Dios estaba con El."

Hoy en día escuchamos con cierta frecuencia a muchos, en posiciones de liderazgo, prometiendo hacer todo el bien que puedan y, con frecuencia, tales promesas quedan sin cumplir. El Señor Jesucristo vino haciendo bien en la gracia de Su humanidad y en la plenitud de Su deidad. Y éste era solo el comienzo del Evangelio. Porque El murió y resucitó de los muertos. Después, simplemente les dijo a sus discípulos: "Id" En aquel momento el Evangelio ya estaba completo. Y éste es el Evangelio en la actualidad.

El estilo de Marcos es conciso y directo, pertinente y sustancioso (medular) breve y grato. Está desprovisto de todo exceso de palabrería y trata directamente los asuntos esenciales. Este es el Evangelio de la acción y sus logros. Aquí Jesús no aparece adornado con palabras ni narraciones sino que aparece siempre dispuesto a actuar.

Este Evangelio fue escrito en un estilo sencillo, concebido para la gente de la calle. Resulta interesante observar que la conjunción "y" aparece más que cualquier otra palabra, dicen que hasta 1331 veces. Correctamente usada, es una palabra potente y de acción, que indica que otra acción sigue a continuación, ininterrumpidamente, formando una serie continua e incesante de actividades.

Yo creo que Marcos escribió su Evangelio en Roma, evidentemente para los romanos, que eran gente muy ocupada y que creían en el poder y en la acción. Ellos buscaban una respuesta a la pregunta: ¿es Jesús capaz de llevar a cabo esta tarea? Este Evangelio es lo suficientemente breve, como para que lo pueda leer una persona ocupada. Se mencionan pocas citas del Antiguo Testamento y se explican las costumbres judías, lo cual constituye una prueba adicional que este Evangelio fue escrito para lectores extranjeros, ajenos a la nación de Israel.

Mateo nos ofreció una genealogía porque un rey, debe tenerla. Marcos no la presentó, porque no se esperaba que un siervo tuviese una genealogía, sino simplemente algunas referencias. Lo que un siervo necesita es realizar una tarea. Y eso es lo que vamos a ver en este evangelio, porque esta es la manera en que Jesús es presentado en él.

A continuación, vamos a examinar un bosquejo de este Evangelio, que te permitirá ver las principales divisiones del libro, y como se van desarrollando los Temas. Si tienes tu Biblia abierta, quizás puedas seguirme en la exposición:

Las credenciales de Cristo

I. Juan PRESENTA al Siervo, 1:1-8 (Muerte de Juan el Bautista, 6:14 al 29)

II. Dios el Padre IDENTIFICA al Siervo, 1:9-11 (La Transfiguración, 9:1-8)

III. La tentación INICIA las actividades del Siervo, 1:12-13

IV. Las obras y las palabras ILUSTRAN la vida del Siervo, 1:14-13:37

1. Milagros

(1) Sanidad (Física)

(i) La suegra de Pedro (fiebre), y otros. 1:29-34.
(ii) Un leproso. 1:40-45
(iii) El paralítico bajado por un tejado. 2:1-12.
(iv) El hombre con una mano seca. 3:1-5
(v) Muchos sanados junto al Mar de Galilea. 3:6-10
(vi) La mujer con flujo de sangre. 5:21-34.
(vii) Los enfermos de Nazareth (6:5)
(viii) Los discípulos sanandos (6:13)
(ix) Los enfermos en la región de Genesareth (6:53-56
(x) Sordos y mudos en Decápolis (7:31-37)
(xi) El ciego de Betsaida (8:22-26)
(xii) El ciego Bartimeo (10:46-52)

(2) La naturaleza

(i) Calmó la tempestad. (4:35-41)
(ii) La alimentación de los 5.000, (6:32-44)
(iii) Caminó sobre el mar, (6:45-52)
(iv) La alimentación de los 4.000, (8:1-9)
(v) La maldición de la higuera, (11:12-14)

(3) Los demonios (el reino espiritual)

(i) El hombre en la sinagoga, (1:21-27)
(ii) Muchos demonios en Capernaum, (1:32-34)
(iii) Los demonios en Galilea, (1:39)
(iv) Los espíritus inmundos en el Mar de Galilea, (3:11-12)
(v) Los escribas le acusan de expulsar demonios por Belzebub, (3:22-30)
(vi) El endemoniado de Gadara, (5:1-20)
(vii) La hija de una mujer sirofenicia poseída por el demonio, (7:24-30)
(viii) Un joven poseído por el demonio, (9:14-27)

(4) Resurrección de muertos (sobrenatural)

(i) La hija de Jairo (5:35-43)

2. Parábolas y Enseñanza

(1) Parábolas

(i) Ayunando con el novio presente, 2:19, 20.
(ii) Tela nueva en ropa vieja, 2:21.
(iii) Vino nuevo en viejos envases, 2:22.
(iv) El sembrador, 4:1-20.
(v) La lámpara y la medida, 4:21-25.
(vi) La semilla que crece, 4:26-29.
(vii) La semilla de mostaza, 4:30-34.
(viii) El hombre que reclamaba el fruto de su viña, 12:1-12.
(ix) La higuera, 13:28-33.
(x) El hombre que salió de viaje, 13:34-37.

(2) Diversas enseñanzas

(i) Predicando el evangelio del reino, 1:14-15.
(ii) Predicando en Galilea, 1:28, 35-39.
(iii) El día del reposo, 2:23-28.
(iv) Una nueva relación, 3:31-35.
(v) La sinagoga de Nazareth, 6:1-6)
(vi) El envío de los 12 discípulos, 6:7-13.
(vii) El regreso de los 12, 6:30-31.
(viii) Los Fariseos fueron denunciados, 7:1-23.
(ix) La levadura explicada, 8:10-21.
(x) La muerte de Cristo, 8:27-38, 9:30-32, 10:32-34)
(xi) La señal de la grandeza, 9:33-37.
(xii) Un reproche al sectarismo, 9:38-41.
(xiii) El infierno, 9:42-50.
(xiv) El matrimonio, 10:1-16.
(xv) Las riquezas, 10:23-31.
(xvi) La oración, 11:22-26.
(xvii) La autoridad de Jesús, 11:27-33.
(xviii) Los impuestos, 12:13-17.
(xix) La resurrección, 12:18-27.
(xx) El gran mandamiento, 12:28-34.
(xxi) El Mesías, 12:35-40.
(xxii) El Discurso del Monte de los Olivos, 13:1-27.

3. Incidentes

(i) El llamado de los discípulos, 1:16-20, 2:13-18, 3:13-21.
(ii) La muerte de Juan el Bautista, 6:14-29.
(iii) La transfiguración, 9:1-13.
(iv) El joven rico, 10:17-22.
(v) La ambición de Jacobo y Juan, 10:35-45.
(vi) La entrada triunfal, 11:1-11.
(vii) Jesús limpió el templo, 11:15-18.
(viii) La higuera se secó, 11:19-21.
(ix) Las monedas de la viuda, 12:41-44.

V. La Muerte, Entierro y Resurrección GARANTIZAN la Obra del Siervo, 14:1-16:20.

1. La conjura para matar a Jesús, 14:1,2.
2. Jesús en la cena de Betania, 14:3-9.
3. Judas negocia para traicionar a Jesús, 14:10-11.
4. La Pascua, 14:12-26.
5. El jardín de Getsemaní, 14:27-42.
6. El arresto de Jesús, 14:43-52.
7. El juicio de Jesús, 14:53-15:15.
8. La crucifixión de Jesús, 15:16-41.
9. El entierro, 15:42-47.
10. La resurrección, 16:1-20.

En nuestro próximo programa, comenzaremos la lectura del texto de este Evangelio de Marcos. Y, al terminar hoy, quisiera leer del 10:45, aquellas palabras de Jesús que resumen Su misión en este mundo y la característica de Su persona que este escritor retrata en sus páginas. Dijo Jesús:

"Porque ni aun el Hijo del Hombre vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos."

Al escuchar estas palabras, cada uno de nosotros puede sentirse objeto de su amor, motivo para el sacrificio de su vida, y partícipe del triunfo de su resurrección.

Copyright © 2001-2016 ( TTB - Thru the Bible, RTM - Radio Transmundial, EEA - Evangelismo en Acción). Todos los derechos reservados
CONDICIONES DE USO